Que Es La Oración Y Cómo Desarrollarla En Nuestra Vida

303

Dios en su palabra manifiesta que como hijos debemos buscarlo, para que él pueda traer a nuestras vidas bendición, prosperidad, una restauración y transformación a través de lo que es la oración  ya que es allí donde conoces en intimidad a nuestro creador.

¿ Que es la oración ?

La oración es solamente hablar con Dios, comunicarnos con nuestro creador. Como nuestro padre celestial nos dio ese regalo, porque a él, le agrada saber de sus hijos, se deleita que nosotros cedamos a su voluntad y que le pidamos con el corazón. Se preocupa por su mayor creación, que somos nosotros. Así como también puedas mostrarle tu agradecimiento y hacerle saber cuan grande y maravilloso es.

(Filipenses 4:6-7)”Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

La oración no se trata de palabras técnicas, sino de ser sinceros con Dios y expresar lo que esta en nuestro corazón, llevar a él todo lo que tenemos dentro.

¿Por qué debo orar?

En (mateo 7:7-8)”Pedid, y se os dará; buscad; y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca halla; y al que llama se le abrirá.” 

Te invito a leer: 5 Características Importantes Que Contiene La Oración De Jabes

Para que Dios pueda cumplir esta palabra en nuestras vidas debemos buscar, para hallar, todo lo que pidas se te dará, pero si no pedimos como pues puede Dios darnos lo que no le pedimos. Y como más que, a través de la oración para hacerle saber a Dios los anhelos que tenemos, aunque el es Dios y lo sabe todo, sin embargo es necesario que el escuche de nosotros esas peticiones.

La oración nos acerca a Dios

¿Cuándo debo orar?

Algunos de los momentos naturales en los que podemos orar, podrían ser cuando nos levantamos, antes de las comidas, cuando estamos en la iglesia, antes de salir, también antes de dormir, que tu oración este presente en todo tiempo. (1 Tesalonicenses 5:17)” Orad sin cesar”

Dios quiere que permanezcamos en conversación con él, muchas veces las oraciones pueden ser formales, pero en su  mayoría de las veces son solo una conversación, así como cuando conversamos con un amigo. A veces lo hacemos en voz alta o en ocasiones hablamos con Dios en nuestros pensamientos, pero, cual sea la manera, Dios escucha nuestras oraciones y se agrada que tomemos momentos de nuestro tiempo para dedicárselos a él.

Dios quiere que permanezcamos en conversación con él

¿Qué debo decir?

Dios nos hace la invitación de comunicarnos con él, así como lo hacemos con un amigo, o mejor con un miembro de la familia, con el cual nos comunicamos no solo para pedirle algo, sino también para agradecerle algo que hizo por nosotros, también para compartir tristezas y alegrías, pues, es esa la vida de oración que tenemos que llevar con nuestro Dios.

Nuestro padre celestial nos invita a que le confesemos los pecados y pidamos perdón. (Salmo 32:5)”Te confesé mi pecado; no oculté mi maldad. Me dije: «Confesaré al Señor mi rebeldía», y tú perdonaste la maldad de mi pecado.”

Él tambien nos invita a que le expresemos nuestro agradecimiento. (Colosenses 3:17) “Y todo lo que hagan, ya sea de palabra o de hecho, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.” 

En pocas palabras podemos  hablar con él sobre cualquier cosa, ningún problema es muy grandes o  muy pequeño para presentarlo ante Dios. No solo pedimos por nosotros, también podemos pedir por los demás, por sus deseos o necesidades, para que las bendiciones los alcancen.

También puedes leer: 8 Razones Por Qué Dar Gracias A Dios Y Cual Es El Poder De La Gratitud

(1 Timoteo 2:1-6)”Ante todo, exhorto a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres.”

Modelo de oración dejado por Jesús para los que quieren buscar del reino de Dios

¿Que es el padre nuestro?

Los discípulos le pidieron a Jesús que les enseñara a orar, él les respondió con lo que hoy conocemos como padre nuestro, esta forma de orar posee una revelación asombrosa en cuanto a la manera de aprender a pedirle a Dios, esta oración es un buen patrón para nosotros saber que es la oración.

(Mateo 6:9-13)”Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así tambien en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy . Perdónanos nuestras deudas, cómo también nosotros perdonamos a nuestros deudores. No nos dejes caer en la tentación, más líbranos del mal, porque tuyo es el Reino el poder y la gloria, por todos los siglos. Amén”.

Cada frase contiene una revelación de lo que es la oración y como debemos hacerla para ser escuchados por nuestro Dios.

Padre nuestro que estás en los cielos.

Nos acercamos a Dios, como un padre que es bueno con sus hijos y es fiel, que ama a los que le buscan, y desea que estemos en relación con él, para cumplir las promesas que tiene para sus hijos, Jesús nos dio el más grande ejemplo de como ser hijos y pedirle al padre de la eternidad.

Padre nuestro que estás en los cielos.

Dios no puede entregar a extraños su herencia, es sólo para los verdaderos hijos que le aman y siguen el ejemplo de Jesús.

Santificado sea tu nombre.

El nombre de Dios es santo, nosotros sus hijos debemos honrar su santidad, y no sólo eso, sino mostrarla en lo que hacemos, decimos y pensamos.

Venga a nosotros tu reino.

Además de desear que Jesús restaure todas las cosas, debemos orar para que su reino sea manifestado en la tierra, y que como hijos disfrutemos de ese reino, aquí y ahora. Y que nuestra manera de vivir sea testimonio para aquellos que no conocen a Cristo, y puedan venir a él, y obtener lo que Jesús conquisto por amor a la humanidad.

Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.

La voluntad de nuestro padre celestial es que todas las personas del mundo disfruten de la salvación por fe en Jesucristo. Y que se establezca en nuestras vidas el diseño original que el creo para que moráramos en su presencia. Que los diseños celestiales que el ha creado para sus hijos podamos establecerlos en la tierra y su voluntad se cumpla y reine en medio vuestro.

El pan nuestro de cada día dánoslo hoy.

Jesús nos dice con estas palabras que podemos pedirle a Dios para que supla nuestras necesidades diarias, esto nos comprueba que él se encarga de nuestro día a día, pues él cuida de nosotros dándonos la provisión que necesitamos todos los días, solo tenemos que pedirla para que el no las pueda dar.

Perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Dependemos de Dios para el perdón de nuestros pecados, y así como Dios nos perdona, nosotros debemos perdonar a todos aquellos que nos ofenden, pues si no somos capaces de perdonar, Dios no oye nuestras oraciones a causa de la falta de perdón que este dentro de nosotros, así que aprender a perdonar hace que seamos perdonados.

No nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

Dios no trae a nosotros tentaciones, sin embargo a veces permite que pasemos por tiempos difíciles para enseñarnos a confiar en él , y no confiemos en nosotros mismo. el enemigo usa esas mismas situaciones pero para hacernos dudar del amor de nuestro padre celestial, y para hacer que nos apartemos de él. Por eso, es que debemos orar para que Dios nos guarde y ayude a apartarnos de todo lo que nos aleja de su voluntad.

Puedes leer también: El Padre Nuestro: El Mejor Modelo de Oración Para Ser Escuchado Por Dios

Dios nos libera de toda raíz de iniquidad que produce las tentaciones y ellas dan el fruto que es el pecado, entonces el orar debe ser constante para que la manifestación de Dios sobre nuestra vida sea visibles y nos aleje de toda tentación, pero mejor aun nos liberte de la iniquidad que es la raíz de nuestros problemas espirituales y terrenales.

¿Cómo Dios contesta las oraciones?

Dios contesta nuestras oraciones, él en su multiforme manera se nos manifiesta, pues nos puede hablar a través de un anuncio, la televisión, la radio, lo que debemos estar es atentos a lo que el Señor quiera hablarnos, porque todo aquel que toca, se le abre y el que busca, encuentra. Dios tiene un plan para tu vida solo debes aprender a oír su voz.

Al pasar de los tiempos, Dios ha restaurado a las personas, también las ha rescatado de sus problemas y ha suplido todas sus necesidades. Su más grande “sí” lo dio al enviar a su hijo Jesús para salvarnos de la separación eterna con él y regalarnos la vida en la eternidad.

Dios envío a Jesús para salvarnos de la separación eterna con él y regalarnos la vida en la eternidad.

Sin embargo, hay situaciones en las que Dios responde con un “no” a nuestras oraciones. En esos momentos somos llamados a confiar en él. Jesús siendo el mesías experimento esa respuesta. Cuando le suplico al padre con lágrimas que lo librará del sufrimiento que le esperaba en la cruz, su Padre le respondió con un “no” Y no porque no le amaba, sino que el plan de Dios era salvar a la humanidad a través del sacrificio de su Hijo. Mateo 26:36-42

Si Dios no dijo “sí” a mi oración, ¿fue porque no oré lo suficiente?

La oración no se trata de un ritual o de un trabajo con el que puedas ganar el favor de Dios, o es algo que hace que tus deseos se conviertan en realidad. Pues no.

La oración es un regalo de Dios que expresa una relación íntima con él y nos permite sentir una confianza con nuestro creador. El Señor quiere que nos acerquemos a él con humildad y que podamos reconocerlo como nuestro único Dios, para que a través de la oración, él que es la fuente, pueda depositar en sus contenedores, la gracia, el amor y su gloria.

Si tu oración no fue contestada de la forma que esperas, debes tener en cuenta que el tiempo de Dios no se mueve igual al nuestro, entonces debes esperar confiadamente a que él por su buena voluntad responda, o quizá debas aprender a escuchar y estar atentos a las respuestas que él tiene para ti.

Jesús expreso palabras muy sabias en cuanto a nuestra vida de oración:

(Mateo 6:5-9)”Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque a ellos les encanta orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para que la gente los vea; de cierto les digo que con eso ya se han ganado su recompensa. Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y con la puerta cerrada ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Cuando ustedes oren, no sean repetitivos, como los paganos, que piensan que por hablar mucho serán escuchados. No sean como ellos, porque su Padre ya sabe de lo que ustedes tienen necesidad, antes de que ustedes le pidan.”

Si Dios conoce nuestras necesidades, porque nos aferramos a solo pedirle lo que “Yo” necesito, si tu pides por otros en primer lugar, Dios automáticamente te dará a ti, además que debemos aprender a pedirle a Dios y tener mucho cuidado con nuestras palabras en la oración.

Dios también conoce nuestro corazón, el orar y buscarlo no debe depender de los demás, cuando buscamos a Dios y oramos a él, sólo que sepa el y tu, más no debemos de hacer alarde de las cosas que hacemos por el Señor.

Muchas personas logran resaltar en las iglesias, pero en sus hogares maldicen a sus esposas o esposos, los hijos u otras personas, las personas que hacen esto les importa más lo que piense el hombre, que lo que piensa Dios, somos hipócritas cuando delante de los demás somos buenos y en lo intimo hacemos mal. El primer ministerio de las personas es el hogar, la familia.

¿Cómo puedo escuchar a Dios?

En nuestras oraciones hablamos con Dios, pero debemos aprender a escucharlo. Muchas personas suelen buscar respuestas en las circunstancias que pasan en sus vidas, pero lo que sucede en nuestra vida es una pieza de rompecabezas.

Por lo general, cuando pasamos por ciertas circunstancias y no entendemos lo que Dios quiere decirnos o hablarnos. Para oír la voz de Dios es necesario que confiemos en él, y que a través de su Espíritu santo nos ayude a estar en una conexión con el cielo.

Cómo puedo escuchar a Dios

Es importantes que leas: Cómo Aprender A Escuchar La Voz De Dios – 7 Métodos Para Lograrlo.

Las respuestas seguras las encontramos en la palabra que es viva.

(Hebreos 4:12)”La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que las espadas de dos filos, pues penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Como la palabra de Dios vive en nosotros, el Espíritu santo nos enseñará y traerá a la mente esa palabra de Dios a su vida. Él nos ayudará a fortalecer nuestra confianza y que estemos seguros de lo que el quiere hacer en nuestras vidas y en los que nos rodean.

” (Juan 14:26)”Pero el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, los consolará y les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que yo les he dicho”

La Biblia nos invita a permitir que la Palabra de Dios more en nosotros para que esté en conexión con la dirección y la voluntad de Dios para nuestras vidas, así como también busquemos de toda la sabiduría que sobre pasa todo entendimiento y esforzándonos siempre en obtener la mente y el carácter de Cristo.

La Biblia nos invita a permitir que la Palabra de Dios permanezca en nosotros

¿Qué pasa si no sé qué decir o estoy demasiado molesto para orar?

Cuando no puede hablar o ni siquiera sabe que decir, la Palabra de Dios promete que el Espíritu santo, intercede por nosotros y nos ayuda en nuestras debilidades, solamente debemos dejarle todo a él, y él se encargará de poner palabras en nuestra boca conforme a la voluntad del Señor.

(Romanos 8:26-27) “De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues no sabemos qué nos conviene pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Pero el que examina los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.”

La Biblia también nos da la seguridad de que Jesús intercede por todos nosotros; es decir, que ora en su nombre.

(Romanos 8:34)”¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la derecha de Dios e intercede por nosotros.”

Recuerda siempre que Dios nos ama. Por ello, él escucha nuestras oraciones, y atenderá y responderá nuestras necesidades.

¿Que actitud debo tener al orar?

Es importante que lleguemos a Dios con una actitud de humildad y arrepentimiento, reconociéndolo como nuestro único Dios, y que tenemos imperfecciones y fracasos, pero hacerle saber que confiamos en su misericordia.

La actitud que debo tener al orar ante la presencia de Dios

La oración no se trata de una herramienta que nos ayuda a obtener lo que queremos. La oración implica que debemos rendirnos completamente en las manos del Señor, sabiendo que nos ama y se preocupa por nosotros.

Dios demanda que oremos:

En fe

(Santiago 1:6-7)”Pero tiene que pedir con fe y sin dudar nada, porque el que duda es como las olas del mar, que el viento agita y lleva de un lado a otro. Quien sea así, no piense que recibirá del Señor cosa alguna.”

Buscando su voluntad

(1 Juan 5:14)”Y ésta es la confianza que tenemos en él: si pedimos algo según su voluntad, él nos oye.”

En el nombre de Jesús

Jesús dijo: en (Juan 16:23)”En aquel día ya no me preguntarán nada. De cierto, de cierto les digo, que todo lo que pidan al Padre, en mi nombre, él se lo concederá.”

Cuando oramos incluimos estas 3 cosas en nuestra oración y al terminar decimos “Amén”. La palabra, amén, es hebrea, pues expresa una firme confianza de que Dios responderá nuestras oraciones como lo ha prometido en su palabra.

► Vídeos recomendados: Que es la oración y cómo la desarrollamos en nuestra vida.

 

Seguidora de Jesús… Me encanta compartir todo lo que identifica a Dios como creador de los Cielos y la Tierra; y sobre todo lo que realmente edifique a las personas. Agradecida con él por permitirme hacer lo que me gusta escribir para Ustedes… “Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Romanos 1:20”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here