La Oración Para Después De Comer

La oración para después de comer es la herramienta más importante para cada uno de los creyentes, quienes pueden comunicarse con Dios y poder tener esa conexión divina que lo llevará a caminar conforme al propósito divino, y agradecer por los beneficios otorgados.

Todo esto se logra gracias a esa conexión que tiene una persona con Dios, sin importar el lugar donde se encuentre podrá elevar una plegaria al Todopoderoso, y dar gracias por los alimentos que son presentados en su mesa, y de la misma forma dar gracias por la provisión que ha sido entregada, a través de cualquier persona que le haya servido.

Índice

    La Oración

    La Oración para después de Comer

    La oración se convierte en el arma más poderosa que tiene un creyente en Dios, ya que a través de ella podrá obtener la bendición de conectarse con el cielo, y poder recibir la instrucción divina en cada una de las cosas que emprenda, es por ello que la Biblia instruye sobre la importancia de la oración.

    “Orad sin cesar” (1ra. Tesalonicenses 5: 17) “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda” (1ra. Timoteo 2: 8)

    De este modo, esta vinculación que se tiene entre el hombre y Dios se determina a través de la oración, y es por ello que antes de comer y después de hacerlo elevar una oración, pues siempre será oportuno esa muestra de agradecimiento por la provisión dada por el Padre Celestial.

    “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o que beberemos, o que vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas” (Mateo 6: 31-32)

    Es por eso importante como la provisión que Dios entrega se puede ver tangible a través de alimentos y es necesario que todos los creyentes y aun los no creyentes le den las gracias al Padre Celestial, por ese alimento que se llevan a la boca.

    La Oración de los alimentos según la Biblia

    Cuando se se escudriñan las Sagradas Escrituras se pueden ver una diversidad de versículos que hablan sobre la importancia de la oración, y lo esencial que es dar gracias a Dios por cada una de las cosas que son otorgadas para su vida, y la

    “Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efesios 5: 20)

    Del mismo modo, se pueden encontrar versículos que hablan de forma específica al agradecimiento del alimento que se recibe a cada una de las personas, como se encuentra en la siguiente cita bíblica:

    “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1ra. Corintios 10: 31)

    Todo esto viene a determinar de una forma explícita como Dios a través de sus Sagradas Escrituras enseña el mandato de dar gracias por los alimentos, y Jesús lo hizo en varias ocasiones delante de sus discípulos:

    “Y ordenando a la muchedumbre que se recostara sobre la hierba, tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo los alimentos, y partiendo los panes, se los dio a los discípulos y los discípulos a la multitud. Y comieron todos y se vaciaron…” (Mateo 14: 19-20)

    “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos…y tomando la copa, y habiendo dado gracias…” (Mateo 26: 26-27)

    Es por ese motivo que esta enseñanza fue repetida por los apóstoles que continuaron con este mandato en todo lugar, y ante cualquier circunstancia ellos oraban por los alimentos, y por cada una de las necesidades que ellos tenían como lo enseña la Biblia:

    “Y habiendo dicho esto, tomó el pan y dio gracias a Dios en presencia de todos, y partiéndolo, comenzó a comer. Entonces todos, teniendo ya mejor ánimo, comieron también” (Hechos 27: 35-36)

    Es por este motivo que tanto los discípulos que fueron instruidos, directamente, por Jesús mantuvieron esa tradición, y cada uno de los creyentes en Dios deben elevar esta plegaria antes de comer y luego de ello, para establecer esta acción de gracias delante del Todopoderoso como parte de su estilo de vida.

    Por qué es importante Orar los alimentos

     

    Como se ha explicado la oración es una forma de conectarse al Padre Celestial, y mostrar agradecimiento por cada una de las cosas o bondades que Él ha entregado a las personas, y existen varios motivos por lo que se le dan la importancia a la oración por los alimentos:

    • Se debe agradecer a Dios porque cada día proveen los alimentos para deleitar a todos sus hijos, permitiendo adquirir el sustento diario y tener sus alacenas llenas.
    • A través de la oración por los alimentos se permiten dar en acción de gracias la gloria y alabanza al Todopoderoso, que alimenta no solo, espiritualmente, si no físicamente a sus hijos.
    • Cuando se hace una oración también se debe dar gracias por aquella persona que tomó el tiempo para preparar los alimentos, y ser ese instrumento utilizado por Dios, para llevar un plato de comida a la mesa.
    • Otro motivo que es importante tomar en cuenta al momento de realizar una oración por los alimentos que han recibido el amor y la misericordia del Señor para toda su familia, y por todos sus vecinos, quienes pueden recibir es alimento diario entregado por Dios.

    La Oración antes de Comer

    Luego de conocer la importancia de la oración para los alimentos a continuación se presentan varios ejemplos, que puede realizar junto con su familia y consagrar ese momento delante de Dios:

    • PRIMER EJEMPLO

    “Querido Dios en este momento te damos gracias porque eres tú el proveedor de este hogar, y hoy podemos ver esta mesa que se encuentra provistas de estos alimentos, que por tu inmenso amor nos has entregado.

    Hoy no tenemos duda de que eres tú el proveedor de cada una de las cosas que necesitamos, y es por eso que en el nombre de mi familia te damos gracias porque tu amor nos alcanza al bendecirnos de esta manera.

    Por eso hoy bendecimos estos alimentos y los consagramos en tu nombre, creyendo que nunca va a faltar el alimento en nuestro hogar y que vas a hacer tú dándole el pan de cada día a cada uno de nuestros familiares, vecinos y amigos.

    Te damos gracias por la vida de la persona que preparó cada uno de estos alimentos, se tú entregándoles cada día nuevos diseños para cocinar suculentos manjares, como el que vamos a comer el día de hoy.

    Gracias Señor por todo lo bueno que eres con nosotros, y por esta oportunidad que nos permites de compartir cada uno de estos alimentos que nos ha presentado y regalado el día de hoy, creyendo que nunca nos vas a faltar en el nombre poderoso de tu hijo amado Jesús” Amén.

    • SEGUNDO EJEMPLO 

    “Querido Padre Celestial hoy bendecimos tu santo nombre, y consagramos estos alimentos delante de tu santo altar, gracias por bendecir este hogar con tu provisión que nunca nos has faltado porque tú estás pendiente de tus hijos.

    Hoy declaramos que la bendición arropa a todos nuestros familiares, amigos y vecinos creyendo que tú le provees de todo lo que ellos necesiten, y en especial de los alimentos físicos para que sean sustentados sus cuerpos de forma especial.

    Hoy te pido que seas tú entregándole la bendición a la persona que tomó estos alimentos, y lo convirtió en un plato exquisito para compartir en familia, creyendo que esas manos serán bendecidas por ti de forma especial.

    Gracias Padre por bendecir a mi familia y seguir bendiciendo todas las familias que se unen en una mesa y consagran los alimentos delante de ti, porque sabemos que eres tú nuestro proveedor, y nunca nos va a fallar. Hoy lo declaramos y lo establecemos en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    La Oración para después de Comer

    Una de las cosas que por lo general no se realizan luego de comer es dar las gracias, sin embargo es importante realizar esta oración, ya que es una forma de gratificación por el alimento consumido, y que puede realizar de la siguiente manera:

    • PRIMER EJEMPLO

    “Bendito Dios te doy gracias por el beneficio que nos has entregado a todos nosotros, gracias por permitirnos ingerir estos alimentos que estaban muy sabrosos, y que nos has provisto para ser fortalecidos en lo físico así como tú lo haces con tus Sagradas Escrituras y tu palabra lo espiritual lo creemos en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    • SEGUNDO EJEMPLO 

    “Bendito Dios en este día te doy gracias por brindarnos la oportunidad de haber comido y disfrutar de estos alimentos que tú trajiste a nuestro hogar, creyendo que cada día podremos recibir ese pan que tu Palabra nos promete a todos tus hijos, lo creemos en el nombre de Jesús. Amén.

    Para finalizar se puede decir que todo creyente debe establecer como estilo de vida la oración, y ponerla desarrollar cada vez que se sienta a comer y eleve una acción de gracias al Todopoderoso, quien es el ayudador por excelencia de todos aquellos que se acercan a Él.

    También puedes leer: Importancia De La Oración Para La Vida

    Es por eso importante ejercitar la herramienta de la oración, y de esa manera mantenerse en comunión con Dios y en familia desarrollar esta conexión al cielo, hasta que pueda surgir de manera natural.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir