Por Sus Llagas Fuimos Sanados

Por sus llagas fuimos sanados es una frase dicha por Isaías hablando de lo que haría Jesús en su obra redentora, una frase que habla en pasado e infunde la fe que debe tener el creyente, sobre la sanidad que da el poder de Dios.

El libro de Isaías fue escrito muchos años antes de la llegada de Jesús, y el profeta Isaías describe lo que padecería Jesús en la cruz, con el fin de traer la salvación a la humanidad.

Índice

    Por sus llagas fuimos sanados

    30 Frases de Pascua o Semana Santa

    "Por sus llagas fuimos nosotros sanados" es una frase que se encuentra en el libro de Isaías dicha por este profeta, quien con una indiscutible convicción habla sobre el futuro del Mesías de Israel.

    A través de esas líneas que se encuentra en las Sagradas Escrituras, se detalla el proceso de dolor y padecimiento que tendría Jesús, mucho antes que ocurriera, y todo ello para la salvación de la humanidad.

    “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

    Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

    Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros sanados” (Isaías 53:3-5)

    Isaías describe al detalle el momento que viviría Jesús en la tierra para poder traer sanidad espiritual y física, a todas aquellas personas que creen en Él, proveyendo la oportunidad de entrar al lugar santísimo donde se encuentra la presencia de Dios.

    En otros pasajes de las Sagradas Escrituras se puede conseguir la forma en que se interpretó este texto, donde se afirma el poder que tuvo ese sacrificio en la cruz, salvando a la humanidad del pecado y las tinieblas.

    “Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados” (1ra. Pedro 2:24)

    Este pasaje que escribió el apóstol Pedro hace énfasis en que todos han sido sanados de la muerte del pecado, pues todos caminaban como muertos por sus malas acciones, y es a través de esas heridas fueron sanados trayéndolos a la vida en abundancia en Dios.

    Hay que saber que por las llagas de Jesús fuimos sanados todos aquellos que vivían en pecado, que buscaron el camino equivocado donde no estaba Dios, sino estaban las tinieblas gobernando sus pasos para ir a la perdición eterna.

    “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas,cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6)

    Esto se refiere a que las personas muchas veces sin darse cuenta se desvían del propósito de Dios, es por ello que Jesús fue golpeado y torturado, para que por medio de sus llagas fuesen sanados de los pecados toda la humanidad.

    “Hay camino que al hombre le parece derecho, pero es camino que lleva a la muerte”. (Proverbios 16:25)

    De este modo, con el sacrificio en la cruz determina la oportunidad para que todos los que se arrepientan de sus malos pasos puedan tener el acceso al Padre a través de Jesús, y de esa manera poder reconocerlo en todos sus caminos cómo lo dice Proverbios 3:6

    “Reconócelo en todos tus caminos y Él hará derechas tus veredas”(Proverbios 3:6)

    En este sentido, el propósito divino de Jesús fue llegar a la tierra y dar a conocer al Padre por medio de su amor innegable, y al sufrir el escarnio en una cruz y traer libertad a las almas.

    “Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6)

    Las llagas de Jesús

     

    Las llagas de Jesús fueron producidas por un grupo de soldados, quienes con maldad golpearon sin compasión representaban los pecados que eran incrustados en su piel, para dar libertad a las almas.

    “Y ellos volvieron a dar voces: ¡Crucifícale! Pilato les decía: ¿Pues qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aun más: ¡Crucifícale! Y Pilato, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó a Barrabás, y entregó a Jesús, después de azotarle, para que fuese crucificado” (Mateo 15:13-15)

    Se conoce que las flagelaciones romanas eran terriblemente brutales, y consistían en treinta y nueve latigazos, que eran hechas con tiras de cuero trenzadas con bolas de metal entretejidas, que al ser usadas causaban un gran dolor.

    Eran golpes tan fuertes que provocaron moretones y contusiones, cada vez le desgarraban más la piel por los huesos afilados que tenían estás bolas de metal, que estaban entretejidas en el cuero de estos látigos.

    El dolor producido desgarraba por completo la espina dorsal, que quedaba expuesta debido a los cortes tan profundos que producía estos golpes, ya que los latigazos iban desde los hombros, que pasaban por la espalda hasta llegar a las piernas.

    Se conoce que la flagelación continuaba con laceraciones que rasgaban hasta los músculos, produciendo jirones temblorosos en la carne sangrante, por ello las venas de las víctimas quedaban al descubierto y aún los mismos músculos y las entrañas quedaban abiertas y expuestas.

    “A pesar de todo esto, él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores. Nosotros pensamos que Dios lo había herido y humillado.

    Pero él fue herido por nuestras rebeliones, fue golpeado por nuestras maldades; él sufrió en nuestro lugar, y gracias a sus heridas recibimos la paz y fuimos sanados”

    (Isaías 53:4-5)

    Esto quiere decir que no fue Dios quien lo hirió y humilló, sino que fueron todos los seres humanos que por sus rebeliones y maldades hicieron que Jesús sufriera este dolor físico, para poder ofrecer sanidad y paz.

    Las Llagas de Jesús traen Victoria

    El sacrificio de Jesús, es para dar victoria eterna y victoria en la tierra.a todos los que se acerque a Él, eso quiere decir que hay victoria espiritual, victoria emocional y también victoria física.

    El sacrificio en la cruz de Jesús fue para que la humanidad no sufra dolores ni enfermedades, Él lo hizo para que el dolor y sacrificio que sufrió por los latigazos de su espalda se cumpla en cada persona y sea, completamente, sano.

     

     

    “Mas todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas” (Mateo 26:54)

    A través de esas llagas Jesús vino para dar cumplimiento de toda la Escritura, y todo lo dicho por los profetas que profetizaron de Jesús, quien pagó por el dolor y enfermedad, así que los dolores emocionales o físicos y enfermedades, han sido sanados por Jesús, quien sufrió los dolores y las enfermedades para que viva sano.

    Del mismo modo, Jesús enseña que es a través de la fe que se podrá tener las promesas que están escritas en las Sagradas Escrituras, siendo escritas por el profeta Isaías y el apóstol Pedro, quienes aseveran que por medio del sacrificio en la cruz las personas pueden tener sanidad, tanto espiritual como física.

    “Jesús preguntó al padre: – ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Él dijo: – Desde niño.Y muchas veces lo arroja al fuego o al agua, para matarlo; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros y ayúdanos. Jesús le dijo: – Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

    Inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: – Creo; ayuda mi incredulidad. Cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu impuro, diciéndole: – Espíritu mudo y sordo, yo te mando que salgas de él y no entres más en él.

    Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndolo con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: “Está muerto” Pero Jesús, tomándolo de la mano, lo enderezó; y se levantó” (Marcos 9:21-27)

    Nótese algo aquí el padre del joven le pide a Jesús que le ayude en su incredulidad a lo que Jesús le contesta lleno de fe le enseña al que cree todo le es posible. Y Jesús mandó al demonio a salir del muchacho y este fue sanado. Esto quiere decir que la fe hace que nada sea imposible y todo sea posible.

    De este modo, se puede decir que producto de la fe hará que esa frase "Por sus llagas fuimos nosotros sanados" se cumpla, por ello Jesús les dijo: Si tienes fe como la mostaza, nada será imposible, por ello si puedes creer todo te es posible.

    También puedes leer: 7 Características De La Sangre De Jesús Derramada En La Cruz Y Su Significado.

    Para finalizar, se puede decir que la fe cuando es unida por la oración por la sanidad podrá mover la mano de Jesús para recibir su milagro de sanidad, y así dar a conocer de forma tangible que "Por sus llagas fuimos nosotros sanados" .

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir