Importancia De La Oración Para La Vida

La importancia de la oración radica en que para el creyente es la herramienta que fortalece la relación con Dios, pues por medio de ella podrá pasar tiempo de valor, de experiencias, de enseñanzas con el Padre Celestial.

Mientras más sea la importancia que le dan a la relación con Dios más será el tiempo de oración que tendrán con Él, donde podrán elevar alabanzas y adoraciones delante de su presencia, y permitirá conocer quien es Dios en su vida, y sabrá además el propósito divino por el cual está en la tierra.

Índice

    La Oración

    Importancia de la Oración

    La oración es una de las herramientas más importantes de la vida del creyente en Dios, puede decirse que es la piedra angular que sostiene la relación entre el hombre y el Padre Celestial, ya que es a través de ella que se puede conectar la tierra con el cielo.

    Cuando una persona está en permanente oración está reconociendo a Dios como su ayudador, y como esa presencia que está a su lado en todo momento, por lo que eleva estás plegarias para acercarse y que crezca esa relación que tiene con Él.

    De este modo la Biblia enseña que la oración se debe desarrollar en todo momento, pues desde el principio era realizada como medio de comunicación con Dios, y eso se puede ver como Adán y Eva conversaban con Él en el jardín del Edén.

    Es por ello que en la Biblia hay una diversidad de versículos en el que se pueden observar como los hombres y mujeres creyentes en Dios elevaban oraciones al Padre Celestial, ante cualquier circunstancia que estuvieran viviendo.

    Todos los creyentes en Dios deben tener como estilo de vida la oración, ya que la importancia que tiene esta herramienta de comunicación para el creyente, que le permite tener la instrucción y enseñanza que el Padre quiere entregarle a sus hijos

    “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1ra. Tesalonicenses 5: 16-18)

    Es por ello que el creyente en Dios debe cada día instruirse por medio de las Sagradas Escrituras, y permitirle al Espíritu Santo de Dios que les ayude en el conocimiento del reino de los cielos, y de esa forma ejercitarse en la oración.

    “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Efesios 6:18)

    Cuando una persona se acerca a Dios en oración Él se acercara a quien lo invoca, es una herramienta que Dios ha dado a todos sus hijos para que puedan tener comunión con Él. Es el método para poder caminar conforme a su propósito divino, pues en cada comunicación que tengan con Él recibirán su enseñanza e instrucción.

    Importancia de la Oración

    Cuando se habla sobre la importancia de la oración existe una diversidad de razones por las cuales elevar plegarias al Padre Celestial. A continuación se presentarán algunas de ellas:

    La Oración es el medio para hablar con Dios

    La oración no debe verse como, únicamente, el medio para pedir sino que es la oportunidad que tiene el ser humano en tener comunicación con Dios, establecer una sincera relación con el Padre Celestial, a quien busca de forma diaria a través de las oraciones que hace a puerta cerrada.

    “Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará” (Mateo 6:6)

    Es por medio de la oración que se pueden acercar a Dios, y derramar su corazón delante de Él convirtiéndose en el mayor confidente que una persona puede tener, ya que Él es confiable, amoroso y no va a traicionar a nadie con un mal consejo, sino que buscará siempre lo mejor para todo aquel que se acerque en oración a Él, por algún tipo de situación.

    La oración es la que permitirá construir la fe en Dios, llegando a mostrar quién es el Padre Celestial en su vida, y conocer todo lo que tiene preparado para sus hijo, es de esa forma que el creyente tendrá la oportunidad de saber su propósito divino en su vida.

    La Oración el medio de ayuda de Dios

    Cuando una persona se acerca a Dios en oración podrá pedir la ayuda, consejo y permitir manifestarle la situación que le esté aquejando o necesitando, es por eso imperante pedirle en oración por algún tipo de situación que esté necesitando resolverse.

    “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:7-8)

    De este modo, cuando una persona tiene alguna circunstancia difícil que no tiene esperanza o no tiene alguna salida ante lo que esté viviendo, la mejor forma de tener respuesta es a través de una oración que se haga con el corazón a Dios.

    Con la Oración se ayuda a otros

    Cuando Jesús dejó como mandato de amar al prójimo como a sí mismo, eso implica que en la oración, no es solamente, para pedir por alguna circunstancia personal, sino que es un medio de ayuda al otro que puede necesitar de la ayuda de Dios.

    “…orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho” (Santiago 5:16)

    Eso indica que la oración de un justo podrá permitir que aquella persona que quizás no tenga una conexión con Dios pueda recibir lo que tanto esté necesitando, de tal forma que la oración permite desarrollar el amor hacia el prójimo como la enseña la palabra de Dios.

    La Oración trae liberación al alma

    Cuando una persona hace una oración podrá entregar todas las ansiedades y cargas a Dios, permitiendo que su alma sea liberada del pecado y de las cadenas de opresión, que hayan sido desarrolladas en su vida producto de hacer lo malo delante de Dios

    “En medio de la angustia clamé al Señor, y él me respondió y me dio libertad” (Salmos 118:5)

    La oración es la oportunidad que tiene el ser humano de disipar todas sus angustias, pues al conectarse con el cielo permitirá que la paz que sólo Dios puede entregar pueda envolverlo, y fortalecer la fe y confianza en que todo va obrar para bien.

    “Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil” (Mateo 26:41)

    La Oración ayuda obtener la paz verdadera

    Otro punto sobre la importancia de la oración es que gracias a ella se puede tener la paz que necesita una persona, pues al entregar todas sus cosas en las manos de Dios sabrá que todo será de bendición para su vida, ya que Dios obrará de una forma muy especial.

    “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis” (Mateo 21:22)

    El tener como estilo de vida la oración la persona podrá desarrollar y activar cada uno de los dones y frutos del Espíritu, permitiendo caminar en fe mansedumbre, amor, benignidad, podrá tener dominio propio y desarrollar una relación genuina con el Padre Celestial.

    Para finalizar se puede decir que la oración es el medio más importante que tiene el creyente, para conectarse con el cielo y Dios desea que toda la humanidad lo busqué a través de esta herramienta que Él ha dejado para todos sus hijos.

    Es solo por medio de la oración que puede tener una conexión directa con la esencia divina, por eso lo invitamos a que permita que el Espíritu Santo lo enseñe a orar, y de esa manera tener esas conversaciones con el Padre Celestial, quien lo recibirá con los brazos abiertos.

    Cómo hacer Oración a Dios

    Algo que sucede con las personas cuando inicia en el camino de Dios es que no saben hacer una oración, es por ello que lo primero que puede hacer es pedir ayuda al Espíritu Santo, para que Él le enseñe de qué manera poder orar.

    “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8:26)

    Cuando se hace alguna oración a Dios debe hacerse de forma sincera sin ocultar nada en su corazón, si existe algo que lo está agobiando y le ha creado ansiedad es necesario que le pida a Dios que se la quite, y de esa forma poder tener la paz que necesita para seguir adelante.

    “Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes” (1ra. Pedro 5:6-7)

    “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”(Filipenses 4:6-7)

    Por otra parte, cuando se hace una oración a Dios deben soltar las preocupaciones, y sobre todo confesar las transgresiones que han herido el corazón del Padre, pues es un momento de sinceridad donde se busca dejar a un lado aquellos pecados o situaciones que lo alejan de Dios.

    “Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad” (1ra. Juan 1:9)

    Cuando se hace una oración a Dios se debe mostrar el agradecimiento que tiene por todo lo que ha hecho en su vida, y en la Biblia se pueden conseguir una diversidad de salmos que se convierten como oración, ya que David a través de ellos podría mostrar esa comunión con el Padre Celestial.

    “Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia” (Salmos 118:1)

    Cuando se ora se reconoce quien es Dios en su vida, permite mejorar la comunión con Él, desarrollando esa intimidad que Dios desea con sus hijos, es ceder el control absoluto de sus vidas a Dios y poder recibir la instrucción, enseñanza y bendiciones que el Padre Celestial ha prometido a todos sus hijos, es por ello que debe ser un estilo de vida en los creyentes.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir