La Obediencia A Dios Como Principio De Reino,Trae La Mayor Recompensa

76

Jesucristo fue el ejemplo más extraordinario de la obediencia a nuestro Padre Celestial. Él dijo: “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38). Consagró toda Su vida a obedecer a Su Padre con devoción a pesar de que no siempre era fácil para Él; fue tentado en todo aspecto como otros seres mortales (véase Hebreos 4:15).En el Huerto de Getsemaní oró a Su Padre, diciendo: “…Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39). Fue él el ejemplo vivo, real, único de manifestación sobre la obediencia.

jesus odece al padre
La obediencia de Jesús al padre.

Cuando Jesús estuvo en la tierra, un intérprete de la ley le preguntó: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley? “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con toda tu mente. “Éste es el primero y grande mandamiento. “Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.“De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” (Mateo 22:36–40).De estos pasajes de las escrituras aprendemos cuán importante es amar al Señor y a nuestro prójimo; pero, ¿cómo demostramos amor por el Señor? Jesús respondió a esa pregunta cuando dijo: “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre…” juan 14:21)

Cada uno de nosotros debería preguntarse por qué la obediencia a los mandamientos de Dios. ¿Es porque tenemos miedo al castigo?¿Es porque deseamos las recompensas de vivir una vida recta? ¿Es porque amamos a Dios y a Jesucristo y deseamos servirlos? Es mejor obedecer los mandamientos por miedo al castigo que no obedecerlos; sin embargo, seríamos mucho más felices si obedeciéramos a Dios porque le amamos y deseamos obedecerle.

Cuando tomamos la decisión de preferir usar la obediencia de manera libre, Él también nos bendice de libremente. Él dijo: “…Yo, el Señor… me deleito en honrar a los que me sirven en rectitud y en verdad hasta el fin. La obediencia también nos sirve para progresar y para ser más semejantes a nuestro Padre Celestial; pero quienes no hacen nada hasta que se les manda y luego guardan los mandamientos de mala voluntad, pierden su recompensa.

obedecer a dios
La obediencia y el principio de la desobediencia.

De donde se origina la obediencia.

 La obediencia es una de las instrucciones más antiguas de la Biblia, inicia desde el principio de la creación. La obediencia o desobediencia determinó la entrada del pecado a la humanidad, el disfrute de las bendiciones de Dios ha Israel, la salivación y vida eterna. En el libro de: (Génesis 2:16-17)  Y mando Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás;  porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.  Este fue el primer mandato de obediencia de Dios para él hombre, veamos que sucede luego en Génesis (3: 1-7), Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová dios había creado;  la cual dijo a la mujer:

¿Con que Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del  huerto? – y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero (Este “pero “denota: debemos ser obedientes ante lo que Dios nos demando) del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Quiere decir que una vez que Eva y Adán desobedecen a Dios, y entra en ellos  el  conocimiento del bien y del mal, sus oídos son cerrados a la voz audible de Dios, esto nos conlleva a creer que el obedecer entra en el oír.

Que produce la obediencia.

Desde pequeños se nos exhorta a ser obedientes en todo lo que se nos enseñe. Lo escuchamos de nuestros padres, de nuestros maestros en la escuela, en la iglesia y de hecho el país se rige por una serie de leyes que como ciudadanos debemos obedecer. Esta exhortación también la encontramos en la Biblia. Dios nos anima a no olvidar su ley y guardarla en nuestro corazón: “Hijo mío, no te olvides de mí ley, y tu corazón guarde mis mandamientos”. (Proverbios 3:1) No obstante, el hombre tiende a desobedecerla, pero Apocalipsis llama a los que la guardan bienaventurados. El obedecer su palabra trae grandes beneficios a nuestra vida, veamos cuales son.

La obediencia a su palabra nos convierte en sabios:

 El primer beneficio que obtenemos de ser obedientes a su palabra es que nos convierte en personas sabias. Moisés enseño a Israel los estatutos y decretos de Dios con el fin de que los pusieran por obra ya que en ellos encontrarían la sabiduría y la inteligencia. “Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella.

Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta”. (Deuteronomio 4:5-6), De igual forma nosotros podemos encontrar la fuente de toda la sabiduría en la palabra de Dios y el hecho de obedecerla nos puede ayudar a tener una mejor vida. Todas nuestras decisiones deberían estar influenciadas por su palabra, de hecho, muchos de los males actuales de la sociedad se debe a que no obedecieron su palabra.

La obediencia acarrea bendiciones:

La Biblia nos deja claro uno de los beneficios de obedecer a Dios: la bendición. El deseo de todo ser humano es ser prosperó en todo lo que hace y aquí Dios promete bendecirnos en todas las áreas de nuestra vida si realmente le obedecemos, sin embargo, también la Biblia nos advierte que si no obedecemos, en lugar de bendiciones vendrán maldiciones: “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.( La bendición de Dios se establece sobre aquel que escucha su voz para obedecer su palabra).

Casi todos los mandamientos que recibimos del Padre Celestial van acompañados de una bendición con promesa. La obediencia a los mandamientos nos brinda libertad, progreso personal, protección contra los peligros y muchas otras bendiciones temporales y espirituales. Y por último, nuestra obediencia puede llevarnos a la vida eterna en la presencia de nuestro Padre Celestial. El determinar esas bendiciones puede inspirarnos a nosotros y a los demás a obedecer los mandamientos.

La obediencia nos guía a la justificación:

El apóstol Pablo nos habla de otro beneficio de la obediencia a Dios: nos guía a la justificación por medio de la fe en Jesucristo. En este mundo el ser humano puede estar sujeto al pecado para muerte, o bien a Cristo para justificación de su alma. Por eso la Biblia nos exhorta a obedecer a Cristo convirtiéndolo en el Señor de nuestras vidas¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? Romanos 6:16….El titulo Señor significa “ser nuestro dueño”, de tal manera que ya no vivimos como a nosotros nos parece mejor sino como a Cristo le agrada.

La obediencia a Cristo nos hace herederos de la vida eterna:

El beneficio más grande de la obediencia a Dios es que nos hace herederos del reino de Dios. Cuando rendimos nuestra vida a Jesús nuestros pecados son perdonados y Dios nos otorga el don de la vida eterna. Por eso el último capítulo de Apocalipsis declara bienaventurados a los que guardan y obedecen su palabra. Apocalipsis nos narra lo hermoso que será pasar a la vida eterna: “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

(Dios mostró a Juan parte de lo que se encuentra en el reino, para dejar pruebas de que sus promesas son reales y es la paga de aquel que obedece con el corazón), Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.( Este versículo habla que tener la certeza que todo sacrifico hecho por la obediencia será fielmente recompensado por el Dios de los cielos).

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.( Y entregara Dios todas las promesas, por el cumplimiento en toda obediencia de sus estatutos) Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”.( La vida eterna la mayor recompensa por obedecer seguir a Jesús) , Apocalipsis 21:1-4. Pablo dice que Dios ha preparado grandes cosas para sus santos: “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”.1 Corintios 2:9.

Dios te sustenta
La obediencia

¿Que Significa La obediencia?.

Significado de obediencia: La palabra hebrea es Shama, que significa oír  sabiamente; estar dispuesto; responder a un llamado; dar aprobación. La obediencia; Significa sumisión a la autoridad por elección. Someterse a la autoridad porque uno escoge voluntariamente. Obediencia es una persuasión interior. Usted no obedece porque está persuadido por dentro. Yo le puedo dar 40 sermones de la obediencia pero si no está revelado, no obedece. Uno escoge obedecer a Dios. Es una elección. La fortaleza de un hombre está en su voluntad.

La fortaleza de una mujer está en su voluntad. La voluntad es la fortaleza del carácter. La mente, las emociones te pueden decir algo, pero tú decides obedecer a Dios. Personas que tienen un fuerte carácter en Dios, son personas con fuerte voluntad. La voluntad escoge una acción y una decisión produce una acción. Su voluntad alineada con la voluntad de Dios. ¿Cuántos quieren que Dios cumpla lo que le ha prometido? Su voluntad sola no sirve de nada, su voluntad la rinde para tomar la de Él. Es un trabajo en conjunto.

Hay un punto en la vida Cristiana que estás tan convencido que Dios te llamó a ello, que él solo pensar en volver para atrás, no es una opción. Ha hecho Ud. la decisión de vivir en obediencia como estilo de vida? Se encuentra todavía luchando con decisiones si obedecer o no? Usted. se pregunta: me trae placer? me trae seguridad? qué va a pensar la gente? me conviene ahora? me trae ganancia? me es cómodo? si Usted. tiene que hacer estas preguntas una y otra vez, la obediencia a Dios debe ser su estilo de vida.

Quizá te interese leer: La Boda del Cordero..

Jennifer Bolívar
¡Hija del Rey de Reyes! Con un Llamado de Dios a Profeta, en desarrollo de Preparación, en la Iglesia: Apostólica y Profética "Centro Cristiano Cedeño"¡Con un Amor Profundo por Dios!.. ¡En este lugar encontraras verdades, y Revelación fresca del Cielo!."Palabras vivas que Transforman vidas".. Espero sean de Bendición!.. Sígueme en Instagram como: jenii_angeles

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here