Misterios De Las Sagradas Escrituras

Los misterios de las Sagradas Escrituras son diversos ya que como hijo de Dios de ser analizados a la luz de las Sagradas Escrituras, con el único fin de poder conocer lo que dios tiene preparado para sus hijos.

Por ello, entre los más importantes misterios se consiguen 14 que como creyentes en Dios deben ser revisados, y pedirle el Espíritu Santo su revelación para poder comprender la voluntad de Dios.

Índice

    Misterios de las Sagradas Escrituras

    Misterios de las Sagradas Escrituras

    Un misterio significa según el Nuevo Testamento como la palabra "mysterion", que significa un secreto que está siendo, o incluso ha sido hecho, revelado, que tiene un alcance divino y es dado a conocer por Dios a los hombres por medio del Espíritu Santo.

    Por ello, el estudio sistemático de las Sagradas Escrituras es requerido para que el creyente pueda tener acceso a eso oculto de la voluntad de Dios, y así conocer esos hecho que hablan de la divinidad del Reino de los Cielos.

    De este modo, los creyentes deben estar en constante comunión con Dios, y pedir dirección al Espíritu Santo para poder conocer la verdad de estos hechos que solo Él en su potestad, los revela a los ministros.

    Esto quiere decir que estos misterios son comprendidos mediante la revelación que da Dios, y de esa forma convertirse en ese vaso de honra para el avance del reino de los cielos.

    “que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito en breve” (Efesios 3:3)

    Es la oportunidad que tienen los creyentes en Dios para poder conocer esos misterios divinos, y a su vez existen secretos que le pertenecen a Dios, como lo afirma la Biblia:

    “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley” (Deuteronomio 29:29)

    Asimismo, el conocimiento de los secretos del Señor permitirá que sus siervos puedan ser usados con el poder de Dios, y se convierten en unos misterios que son develados para el avance del evangelio.

    “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Amos 3:7)

    Los 14 Misterios de las Sagradas Escrituras

    Misterios de las Sagradas Escrituras

    En las Sagradas Escrituras existe una diversidad de misterios que son necesarios para conocer la divinidad de Cristo, entre otros misterios de gran relevancia para el creyente:

    1. Los misterios que están escondidos en las Parábolas dada por Jesús, que hablan del Reino de los Cielos y del camino real del Señor.

    “Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; para que viendo, vean y no perciban; oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados” (Marcos 4:10-12)

    2. El misterio de Cristo para la redención de los pecadores.

    “que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito en breve, leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu” (Efesios 3:3-5)

    3. El misterio de Israel, que habla sobre la futura restauración del pueblo escogido por Dios.

    “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel, endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;

    Y luego todo Israel será salvo; como está escrito: Vendrá de Sión el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad; Y este será mi pacto con ellos, cuando quite su pecados” (Romanos 11:25-27)

    4. El misterio que habla de la transformación de los vivientes, y poder vivir el cambio de cuerpo del corruptible al  incorruptible.

    He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos, pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

    Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria” (1ra. Corintios 15:51-54)

    5. El misterio de su voluntad de Dios en la vida del creyente para salvación.

    “Dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra” (Efesios 1:9-10)

    6. El misterio de Cristo y la iglesia para cumplimiento de su orden vivencial.

    “Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia; porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.

    Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia” (Efesios 5:29-32)

    7. El misterio de la fe, donde el creyente permanece creciendo espiritualmente, para edificación de la iglesia del Señor.

    “Que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia” (1ra. Timoteo 3:9)

     

    8. El misterio del evangelio, donde se extiende el denuedo para impartir la Palabra de Dios.

    “Y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio” (Efesios 6:19)

    9. El misterio de Cristo en los gentiles, para la esperanza de la gloria del Señor para salvación de los pecadores.

    “El misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso hacer notorias las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27)

    10. El misterio de la piedad, que muestra el amor de Dios a la humanidad al cumplir el plan de salvación.

    “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” (1ra. Timoteo 3:16)

    11. El misterio de las siete estrellas y los siete candeleros de oro, que hablan sobre los siete tipos de creyentes que serán juzgados en el tiempo postrero.

    “El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro. Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias” (Apocalipsis 1:20)

    12. Los misterios de las tinieblas, que Dios discipará para conocer su poder ante todo lo existente.

    “El descubre las profundidades de las tinieblas, Y saca a luz la sombra de muerte” (Job 12:22)

    13. El misterio de la iniquidad, que es la aparición del corrompido, el que desvía al justo a las sendas pecaminosas.

    “Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, al quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;

    A aquel inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden; por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos” (2da. Tesalonicenses 2:7-10)

    14. El misterio de la mujer y de la bestia que la lleva que contenderán con el Cordero

    ” Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos. La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.

    Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.

    La bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de entre los siete, y va a perdición. Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.

    Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores, y el Rey de reyes: y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles” (Apocalipsis 17:7-14)

    De este modo, estos misterios encontrados en las Sagradas Escrituras deben ser recibidos por la revelación, que Dios quien tiene el poder de quitar el velo a algo que está velado, oculto, que no se ve a simple vista, y que solo es reconocido cuando el Padre lo muestra, ni siquiera el Hijo.

    Es por ello, que lo invitamos a que pueda escudriñar la Biblia y pedir al Espíritu Santo que le pueda ayudar en su estudio y en búsqueda de respuesta, ya que eso solo puede darlo Dios, quien hablará al corazón de sus hijos y le mostrará la verdad de su Bendita Palabra.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir