6 Ejemplos De Una verdadera Actitud Para Los Que Esperan En Jehová

492

(Isaías 40:31)” Pero los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

Levantarán las alas. Es decir que: “Echarán nuevo plumaje como águilas”; así como dice: se renovarán a sí mismos; la palabra “tendrán nuevas fuerzas” confirma este sentido. Se creía que las águilas cambiaban su plumaje con la vejez, y con eso renovaba sus fuerzas. Sin embargo, aquel que es hijo de Dios  en todas las situaciones ora y espera “es fuerte en el Señor”

los que esperan en Jehová

Isaías hace una descripción del poder de Dios para crear, su provisión y su presencia para ayudar. Él es omnipotente y todopoderoso; pero sin embargo, tiene cuidado de cada uno de nosotros en forma personal. Ninguna persona o cosa puede compararse a Dios.

Solemos definir a Dios con nuestro conocimiento escaso, y solo limitamos nuestro entendimiento de él y su gran poder cuando le comparamos de lo que nosotros vivimos en la tierra. No limite la obra de Dios en su vida al subestimarlo. 

Aun así hasta la persona más fuerte se cansa por momentos, pero el poder y la fuerza de Dios nunca disminuyen. Él nunca está cansado ni tampoco ocupado para ayudarnos o escucharnos.

La fuerza de Dios es nuestra fuente de fortaleza. Cuando sentimos que todo en nuestra vida nos aplasta y no podemos dar un paso más, debemos tener presente que si clamamos a Dios el renueva nuestras fuerzas.

Te invitamos a leer: Mateo 6:33 Buscad Primeramente El Reino De Dios Y Su Justicia.

Pero los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas

Esperar en Jehová es tener el conocimiento que su fuerza prometida nos ayuda a levantarnos por encima de las confusiones y dificultades de la vida, también significa que tenemos que confiar en Dios. Y nos ayuda para estar preparados en el momento que él nos hable. Entonces tendremos que ser pacientes en cuanto al cumplimiento de las promesas establecidas en su palabra.

Actitudes de los que esperan en Jehová

1.- Para ser un águila necesitamos nacer águila.

Existe una identidad en sí mismo. Como por ejemplo: un huevo de águila terminó en un gallinero, él fue criado como una gallina, sin conocer y saber que podía volar como las águilas, ya que realmente era un águila. Una mañana correteando se dio cuenta que tenia una fuerza dentro de sí mismo y al extender sus alas comenzó a volar.

Cuando no conocemos al Señor vivimos la vida como un pollo mojado, lo único que vemos es lo que tenemos delante, no hay otro panorama que el piso. Pero cuando conocemos al Señor la Biblia nos dice: “Que el que está en Cristo nueva criatura es”. Las cosas viejas pasaron y he aquí todas son hechas nuevas”. Cuando conocemos a cristo debemos volver a nacer, antes que era pollo, y luego nacemos para ser águilas. El Señor nos ha llamado a ser águilas. Existe una nueva identidad dentro de cada uno de nosotros y la tenemos que desarrollar.

los que esperan en Jehová

2.- El águila en lo alto de la peña hace su nido.

(Job 39:27-30)”¿Se remonta el águila por tu mandato y pone en alto su nido? Ella habita y mora en la peña, en la cumbre del peñasco y de la roca. Desde allí acecha la presa que sus ojos observan desde muy lejos. Sus polluelos chupan la sangre, donde haya cadáveres, allí esta ella.”

Note que en este pasaje habla del águila que desde lo alto hace su nido y observa.

Los creyentes no fueron llamados para vivir en el llano como pollos; fueron llamados para vivir como águilas, y el águila hace su nido en las alturas del peñasco. No podemos vivir en el lodo de la llanura, es decir, el pecado. Jesús ha derramado su sangre por todos nosotros no para que sigamos conviviendo con el pecado, sino para que viviéramos en una libertad completa.

Vivir en lo alto es desarrollar una vida espiritual.

Tenemos una nueva identidad. Dios ha colocado un espíritu dentro nuestro el cual clama: ¡Abba Padre!, Dios nos ha dado una identidad dentro de nosotros, que aun con la lucha del alma y la carne por no rendir su voluntad, dentro de nosotros existe una identidad que quiere estar con Dios.

Por eso el que se convierte y decide que quiere estar con Jesús, quiere orar, estudiar la palabra, quiere predicar, ir a los servicios, ganar almas para Cristo, y está dispuesto a servirle al Señor, porque le está dando prioridad a la identidad que Dios le dio.

El águila sin tener el conocimiento, dentro de ella existe un instinto, así como las aves, los demás animales no tienen inteligencia, pero tienen un instinto natural que los guía a hacer algo, sin saber el porque hacerlo, esto hace que sean lo que son, animales. Cuando recibimos a Cristo dentro de nuestro corazón hay una identidad, no debemos matar esa identidad, y tampoco destruirla.

los que esperan en Jehová

Cuando el Espíritu de Dios mora dentro de nosotros y quiere guiarnos a las cosas de Dios, no tenemos que apagar esa voz, si lo hacemos empezaremos a vivir como un pollo, pudiendo ser águilas. tenemos que darle lugar al llamamiento interno, esto es la inquietud por el llamamiento y a dejar el pecado.

Muchas veces vemos los problemas grandes y esto sucede cuando vivimos una vida de pollo, pero cuando comenzamos a entender que somos águilas, los problemas se hacen pequeños. Y no es que los ignores o se encogieron, no, solo es que mi posición ha cambiado ya que he respondido a la identidad que mi Padre me ha dado y conozco, entonces entiendo mi papel como hijo.

También deberías leer: 4 Diseños De Dios Y Su Significado Espiritual.

¿Qué es vivir en las alturas?

Esto lo podemos ver desde muchos ámbitos de nuestra vida, pero en este momento lo veremos desde el punto que Dios quieres que usted lo vea, y es que vivir en las alturas, es vivir en las alturas de la santidad, los lugares altos son lugares donde esta la santidad que Dios quiere que su pueblo posea. Y no es que en la iglesia seas un santo y durante la semana vivas una vida de pecado. O seas un religioso. El águila es un ave que esta adaptado a  vivir apartado del resto.

El Señor nos ha llamado para vivir solo para él, y que disfrutemos de su reino, ya que somos coherederos conjuntamente con Cristo. El águila lo ve todo; a 183 metros de altura puede llegar a observar una moneda de 0,10 centavos; es por ello que se habla de la visión que posee el águila; a 8 Km. puede ver como salta un pez de 15 cm. El águila tiene la capacidad de observar lo más mínimo.

los que esperan en Jehová

Jesús expreso estas palabras a sus discípulos: Ustedes se quieren ir, váyanse ya. Pero aquel que me quiere seguir debe estar dispuesto al compromiso. El evangelio es para aquellos que se comprometen con las cosas de Dios. Tenemos que estar comprometidos con las cosas de Dios, con sus sueños, con ver una nación transformada, con ganar almas, para ver todo un mundo transformado por el poder del evangelio.

  1. Es vivir en la altura de mi comunión.
  2. Es tener tiempo para orar a Dios.

3.- El águila excita la nidada.

(Deuteronomio 32:11)”Como el águila que excita su nidada, revoloteando sobre sus pollos, así extendió sus alas, lo tomó, y lo llevó sobre sus plumas.”

El nido del águila puede tener casi 2 mts de extensión. En las cumbres, lo construyen con ramas, espinos, cardos, le coloca hojas, plumas, cueros de roedores, convirtiéndolo en un lugar cómodo y confortable para que nazcan los polluelos. Cuando crecen, el águila por su instinto empieza a retirar el cuero, las pajas, las plumas, y el lugar que era cómodo y confortable ahora no lo sera.

Pues esta ave provoca que los polluelos despierten y comiencen a volar y se hagan águilas, para que desarrollen su capacidad, la identidad que poseen dentro de sí; pero esté no los abandona, los lleva sobre sus alas. Después empiezan a volar. Todo lo que decías: Yo no puedo, ahora puedes decir: Yo si puedo.

Satanás suele manejarnos a través de nuestros temores, y nosotros somos desafiados por el Espíritu santo a dar pasos de fe. Satanás nos habla y nos dice: Tu no podrás, no vas a pagar las deudas, no vas a encontrar trabajo, no vas a salir adelante; que solemos hacer quedarnos en el nido y caer en depresión, angustiado y sin poder salir porque los temores nos retienen.

Ha llegado el momento, en que el Espíritu Santo va a excitar la nidada para que salgamos y que entendamos que dentro de nosotros existe una identidad de águila y que Dios hará cosas grandes en nuestras vidas. El águila que se atreve a volar y Usted puede declarar: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

Quizás te interese leer:  Todo Lo Puedo En Cristo Que Me Fortalece “Filipenses 4:13”

4.- Las águilas no aletean, Las águilas planean.

(Isaías 40:31)”Mas los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas…”

Las águilas están al borde del peñasco y esperan que las corrientes térmicas de aire pasen.

Existen vientos y aires que poseen otra temperatura, ese aire caliente que suele subir. Cuando el águila lo identifica, ella abre sus alas y se deja llevar. Y la corriente de aire caliente elabora el resto, el águila sin ningún esfuerzo empieza a volar y a planear.

Los hijos de Dios no hemos sido llamados a ser gansos. Pues satanás querrá que aunque tengas una identidad en Cristo, sigas viviendo con otra que no te pertenece.

5.- Las águilas conocen su posición en la tormenta.

Cualquier tipo de ave tiene un gran enemigo que es la lluvia. Ya que si sus alas se le mojan no podrá volar. Cuando llueve, se ocultan en las cornisas, o en los árboles, para no tener ningún contacto con el agua. Hemos sido llamados a ser águilas, no estamos atados a la tierra podemos volar.

los que esperan en Jehová

La Biblia nos dice en Efesios que “El Señor nos ha sentado en lugares celestiales junto a Cristo Jesús” con una visión de victoria. Podemos pasar y traspasar la tormenta porque no hay poder en nuestra contra. No hay ninguna tormenta que nos impida llegar al Señor.

Puedes leer también: Que Es El Trono De Dios Y Como Se Manifiesta En Nosotros.

¿Quién nos separara del amor de Cristo Jesús?

Ni peste, ni tribulación, ni espada, ni hambre, ni persecución, ni lo alto, ni lo bajo, ni lo profundo, ni las potestades, ni Satanás nos podrán separar del amor que es Cristo Jesús.

El águila suele buscar el lugar que le pertenece, las alturas. En medio de los procesos tenemos que buscar el lugar que nos pertenece, y dejar que el Espíritu de Dios nos hable y también nos guíe. Debemos buscar el lugar por el cual Dios nos ha rescatado, deja que el espíritu de Dios nos lleve a la oración, la intercesión. Traspasemos la tormenta y veremos que Dios esta con nosotros.

6.- El Águila se rejuvenece.

(Salmo 103:5)”El que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila.” 

El águila posee un punto crítico en su vida. El pico se le seca, las alas empiezan a secarse, los ojos comienzan a tener escamas, las plumas se les empiezan a caer, como que llegara el tiempo de su muerte, es el momento más crítico. No puede volar, y pierde su capacidad de visión, además pierde la capacidad de alimentarse y por ello está destinado a morir.

los que esperan en Jehová

Muchas mueren pero otras sorprendentemente entran en la cueva del peñasco y es allí donde terminan de arrancar sus ultimas plumas, la sangre que corre, golpean su pico en la roca; y de alguna manera inexplicable, comienza a derramarse un aceite de sus ojos, sobre el pico, y también sus alas, pues esto empieza a sanarlas.

Mientras los días pasan, las plumas comienzan a desarrollarse, caen las escamas de los ojos, y el pico se le reconstituye por completo, el águila se da cuenta que llego el momento de salir de esa cueva porque fue renovada.

Un ejemplo completamente edificador

Esto es un ejemplo completamente edificador para nosotros ya que el águila que no tome decisiones, lamentablemente termina muriendo, así mismo pasa con el creyente que no toma decisiones termina muriéndose espiritualmente.

Cuando nos damos cuenta de que no estamos volando como volábamos antes, es cuando perdemos el primer amor, que es Jesús, también se pierde el amor a la palabra, el amor por congregarnos, es allí cuando perdemos la visión.

Esto es cuando las escamas nos están cubriendo los ojos, nos quejamos de todo, murmuramos constantemente. Pero cuando nos metemos en la peña el aceite que es derramado sobre nuestras vidas, que es el aceite de la unción, el aceite del Espíritu Santo, allí es cuando recobramos la visión y nos damos cuenta que somos renovados para caminar hacia el llamado que Dios nos esta haciendo hacer águilas y no pollos.

Te recomendamos que leas: El Amor De Dios – 13 Características De Su Manifestación En El Hombre

2 Comentarios

  1. Dios ha hablado de una manera muy personal a mi vida atreves de este precioso mensaje, mi familia ahora mismo atraviesa una situacion dificil pero despues de leer y escudrinar el contenido mis fuerzas se han renovado .

    • Amén… Esa actitud es la que Dios desea que sus verdaderos hijos tengan, cuando sientas que no puedes más; métete en la cueva del peñasco ( en la presencia de Dios, en oración o ayuno); para que él siempre renueve tu visión de porque te ha llamado a servirle. Dios te bendiga!.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here