4 Diseños De Dios Y Su Significado Espiritual.

435

Dios es un Dios de diseños, de orden, de planes y proyectos gloriosamente estructurados. Todo lo que El hizo funciona en una forma matemáticamente perfecta y extraordinaria. Por ello, nosotros como creación de Él debemos conocer los diseños de Dios en nuestras vidas y en su Reino.

¿Que es un diseño?

Es el plan de acción detallado que Dios da al hombre y mujer para ponerlo por obra. Con las configuraciones, o métodos. Dios tiene un diseño para usted y para mi pero ese diseño no lo va a encontrar en su piscina, durmiendo o paseando. Lo va a encontrar buscando de él. Dios nos dio un diseño original para tener éxito

Dios nos está llamando a entender las profundidades de su Reino; a entrar a niveles espirituales como jamás lo habíamos soñado, ni siquiera concebido en nuestra imaginación. A cambiar nuestra forma de pensar terrenal y humana, que tiene limitados nuestros niveles de fe, a fin de convertirnos verídicamente en gente de reino; hijos de Dios a quienes el diablo no pueda detener, ni cerrarles puertas. Un pueblo que ha adquirido el dominio de la autoridad de Dios para gobernar con Cristo sobre la tierra.

Todo el ecosistema de nuestro planeta esta perfectamente cuidado y dirigido por Dios. Como Él mismo nos enseña, las aves ni siembran ni siegan, y Dios las alimenta y las protege. Él viste de fiesta cada primavera, y de pureza el invierno; todo es hermoso y perfecto en su tiempo.

Dios no hace nada al azar ni por emoción, todo lo hace conforme a sus modelos, y Dios mismo se ciñe a los trazos de sus diseños. Muchas veces hemos fallado como Iglesia, porque queremos que Dios se someta y responda a planes de hombres, y la verdad es que Dios sólo actúa conforme a los que El ha diseñado.

¿Cual fue el diseño original de Dios para el hombre?

(Gen 1:26)”Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.”  Este pasaje muestra que el hombre lleva la imagen de su creador

Para que nosotros podamos comprender en plenitud, el plan original de Dios al crear al hombre, es importante entender el Génesis, pues la Biblia dice: (Efe 2:10)” Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús, para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

Este pasaje revela que fuimos creados originalmente para cosas buenas, y que esas cosas ya estaban preparadas desde antes de nosotros nacer. Al mirar el plan original de Dios para con el hombre entendemos cómo es que Dios mira al ser humano y el valor que este tiene delante de Él. También el mirar el plan original de Dios en su creación, nos lleva a nuestra postura en la creación, es decir, que lugar ocupamos y el efecto expuesto del pecado sobre la vida del hombre.

Los diseños de Dios

Primer diseño: ¿Quienes Somos?

Entender quienes somos, realmente, es lo que abre la puerta a los grandes tesoros que Dios tiene para nosotros. Esta es la entrada del conocimiento más extraordinario del amor y del poder de Dios. Es en esta pequeña gran llave, donde radica la diferencia entre la vida victoriosa, llena del resplandor de Dios, y una vida fracasada y de limitado poder. Para entender esto en plenitud, tenemos que considerar una verdad fundamental, y esta es que el hombre es esencialmente espíritu. El hombre “No tiene” un espíritu dentro de sí mismo; el hombre “Es espíritu”.

El hombre es un espíritu, que habita en un cuerpo que se comunica y percibe el mundo exterior a través de un alma. De la misma manera que el hombre natural puede ver, oír y percibir el mundo material; el espíritu del hombre puede ver, oír y percibir el mundo espiritual. Cuando entiendo que soy un espíritu, no tengo que hacer un gran esfuerzo para ser espiritual, porque eso es lo que soy.

Antes de venir a Cristo, nuestro espíritu estaba despierto al mundo espiritual de las tinieblas, pero muerto a Dios por causa del pecado. Cuando venimos a El, a través de una genuina conversión, por medio de un sincero arrepentimiento, aceptando su sacrificio en la cruz; nuestro espíritu vuelve a vivir para Dios

Segundo diseño: la unción de los cielos y la tierra

Jesús tiene un plan glorioso para nosotros y lo muestra a través del Apóstol Pablo en el libro a los (Efesios 1:9-10)”Dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”.

Esto significa que  no solamente ha planeado revelar los diseños de Dios y estructuras de su Reino Celestial, sino que también venga sobre nosotros una precipitación del cielo sobre la tierra, tal y como fue en un principio en el jardín del Edén. La Biblia dice que hubo un Edén antes de la creación del hombre, cuando Luzbel aún moraba en los Cielos. (Ezequiel 28:12 y 13)“Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura”.

Cuando Dios creó al hombre, lo puso en el huerto del Edén en la tierra, pero en aquél entonces nada separaba a Dios del Hombre, y nada dividía tampoco los cielos y la tierra. Adán podía ver con sus ojos naturales sus vestiduras espirituales, y pasearse con Dios en el fresco de la tarde. Así será también, el nivel de revelación que experimentará la Iglesia gloriosa de los últimos tiempos.

Dios está desplegando los cielos en una forma nueva y extraordinaria para todo aquel que quiera extenderse hacia un llamado más alto y más sublime. Para todo aquel que quiera dejar los viejos moldes de una Iglesia tradicional y entrar a un nuevo mover de su Espíritu. Este es el nacimiento de una Reforma Apostólica y Profética, que llevará a la Iglesia a su máximo poder, triunfo y conocimiento revelado de Dios. Una Iglesia, que literalmente se sentará en los lugares celestiales con Cristo.

La Reforma Apostólica y Profética es un cambio substancial que Dios está haciendo en su Iglesia. Es la revelación de Cristo como Profeta y como Apóstol, que trae el cumplimiento de toda Palabra que Él ha hablado, y ha manifestado de los cielos sobre la tierra. Esta reforma es la fuerza de su gobierno glorioso sobre todo lo creado a través de su cuerpo: la Iglesia.

En esta Nueva Reforma, Dios está escogiendo a los que gobernarán con Él ahora y para siempre, posicionándolos en una dimensión diferente de entendimiento espiritual y de comunión con Él.

Tercer diseño: el entendimiento del mundo espiritual.

Dios le revela al profeta Daniel la era que estamos viviendo:

(Daniel 12:1-3)”En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. Los entendido resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad”. 

Estos entendidos no se refieren a los que tienen el mensaje de salvación, sino a los que entienden los diseños de Dios, los tiempos y la obra, que está haciendo en nuestros días. Son gente que hace una diferencia en el reino de las tinieblas, puesto que resplandecen. Son hijos de Dios que entienden el gobierno espiritual.

Miguel, jefe de los ejércitos de Dios, se ha levantado para pelear en los aires la batalla que desatará la mayor cosecha de todos los tiempos. “Todos los que están escritos en el libro”. Estos son los llamados a ser salvos, conforme a los diseños de Dios en sus vidas, pero aún no son lo que son, puesto que han de ser libertados. Al ver esta acción conducida por Miguel, vemos un indiscutible mover de guerra espiritual y una serie de “entendidos” que tienen la luz y la capacidad en el espíritu, para entender lo que esta sucediendo en el ámbito de lo espiritual.

Lo que Dios nos lleva a entender, es que nos movemos simultáneamente en dos dimensiones vinculadas la una con la otra: el mundo natural y el mundo espiritual. De entre los dos, el que tiene más fuerza, por ser una realidad eterna, es el mundo espiritual. Es este mundo el que afecta, transforma y modifica, rige y estructura, el mundo natural. Lo que sucede en el mundo espiritual, determina la historia del mundo natural. Por tanto, si queremos cambiar el mundo que nos rodea, transformar nuestras comunidades, afectar el pensamiento y la idiosincrasia de una nación, es indispensable producir estos cambios primeramente en la dimensión espiritual.

El mundo espiritual consta básica y esencialmente de dos reinos:

1. El Reino de la Luz
2. El reino de las tinieblas.

El reino de las tinieblas opera como un gobierno espiritual sobre casi toda la tierra. (Eclesiastés 5:8) dice:”Si opresión de pobres y perversión de derecho y de justicia vieres en la provincia, no te maravilles de ello; porque sobre uno alto vigila otro más alto, y uno más alto está sobre ellos”. Aquí se ve claramente, como una estructura de jerarquías de opresión afecta el mundo natural. Dios le permitió al Apóstol Pablo entender el mundo espiritual, mirar en él y revelárnoslo a través de sus epístolas.

Yo creo, y éste es solo mi parecer, que cuando él fue arrebatado al tercer Cielo, él vio los diseños de Dios, y se le permitió ver desde arriba todo el organigrama estructural del reino de las tinieblas. Creo esto, por la forma en la que él trata de comunicar a los Efesios los diferentes niveles de poderes demoníacos en las regiones celestes.

El habla de principados, de potestades, de gobernadores de las tinieblas, de huestes de maldad, y estos, no son sinónimos de la palabra demonios, sino una estructura claramente entendida del reino de las tinieblas. En la Epístola de los Colosenses añade otras dos jerarquías que están sobre estas que mencionamos y que son: tronos y dominios. Pablo nos habla de estas cosas porque son obviamente importantes para entender el mundo espiritual.

Algo que es innegablemente cierto, es que entre más conozcamos acerca del mundo espiritual, más fácil nos será aplicar los principios del Reino de la Luz que desplazan al mundo de las tinieblas. Por tanto, el propósito de estas líneas es ayudarte a entender, tanto los diseños de Dios como los diseños del diablo para poder llevar a la Iglesia a la victoria que Cristo conquistó para ella en la Cruz del Calvario.

Cuarto diseño: el Reino de Dios está en medio de nosotros para gobernar la tierra

Cuando hablamos de reinos, tanto el de la luz como el de las tinieblas, estamos refiriéndonos a sistemas de gobierno. Un reino existe con el propósito de regir a través de una estructura de poder, de pensamiento, de comportamiento, de leyes, de economía,  y somete bajo su régimen a todos sus súbditos.

En la tierra cada gobierno está reconocido por los habitantes de los respectivos países, y los pueblos se someten cada uno a sus reyes o presidentes. El Reino de los Cielos está por manifestarse en una forma sorprendente. En los diseño de Dios esta gobernar, y Jesús está escogiendo a aquellos que gobernarán con Él en este tiempo y para siempre.

La misión de los diversos ministerios de Cristo Jesús, es establecer el Reino de Dios sobre la faz del planeta, y para que esto suceda, necesitamos entender cómo funciona el Reino. La gran lucha, es como desarraigar el gobierno del diablo y establecer el gobierno de Dios. Es por tanto una guerra, no entre seres aislados luchando cada uno por su pedacito de tierra, como si fuéramos nómadas del desierto; sino una fiera batalla en el mundo espiritual, que desalojará un gobierno para establecer otro.

Hasta ahora nos hemos conformado como personas individuales en que algunos de los principios del Reino de Dios se establezcan en nuestras propias vidas, y en algunos de los miembros de nuestras comunidades. Sin embargo, la voluntad de Dios para nuestros tiempos, va mucho más allá. El corazón de Dios quiere gobernar sobre naciones enteras, y sobre todo el mundo. Dios no está conforme con un pequeño remanente, de gente aparentemente fiel, que en el fondo están peleados y criticándose los unos a los otros. Dios quiere reinar sobre cada nación. Su diseño final, es que los cielos y la tierra sean uno solo en Cristo Jesús. Él es Rey en los cielos y quiere ser efectiva y verídicamente Rey sobre la tierra a través de su pueblo.

Para entender los diseños de Dios es necesario conocer cada uno de ellos, buscando de Él que es quien nos da la sabiduría para entender las profundidades de su Reino.

6 Comentarios

    • La gloria sea para Dios, amen muchas gracias, que sean multiplicados tus deseos, te invito a seguir escudriñando nuestras enseñanzas, las cuales vuestro Padre es el Protagonista.

  1. Muchas gracias que tremendo, me gusto mucho ademas que muy inspiradoras. el Señor los siga usando y sean instrumentos de bendición al pueblo.

  2. Te animo a seguir compartiendo esta revelacion de Dios tan facilmente entendible y que añade edificacion a mi vida y a la de todos los que tenemos la oportunidad de leerla. Dios te bendiga.

  3. Dios te continué bendiciendo claras palabras a despertado algo en mi espíritu de búsqueda quede sediento en buscar mas Dios te bendiga en abundancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here