8 Razones Por Las Cuales Dios Ama Al Dador Alegre

El dar es un principio de Reino, por que es una manifestación de su esencia en esa persona. Te daré 10 Razones por las cuales Dios ama al dador alegre.

El apóstol Pablo nos dio otro principio de la vida en el versículo seis. “Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.” “Escasamente ” indica lo que debe ser dado.

Por otro lado, “generosamente” en este versículo indica un don libre y espontáneamente dado y por lo tanto una bendición para el receptor.

Hay una ley en la vida que dice que si usted siembra escasamente usted cosechará lo suficiente. Si usted siembra generosamente, generosamente, segará. Tanto si son la agricultura o la negociación con las relaciones Este principio es cierto. Tanto en la vida material como espiritual.

2 Corintios 9:6 “Pero esto digo: el que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno de cómo propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre”.

Dios ama al dador alegre
Dios ama al Dador alegre

Razones Por Las Cuales Dios Ama Al Dador Alegre

Dios no está interesado en lo que no tenemos. Él sólo está interesado en nuestro dar desde el corazón como Él provee. “Porque si primero está la voluntad dispuesta, será aceptado según lo que uno tiene, no según lo que no tiene”

1.  El dador alegre es una extensión del amor y la gracia misma de Dios

 El dador alegre se parece a Dios. La Biblia dice que uno se parece a quien adora; cuando alguien es un dador alegre, se parece a Dios. Lo que hace Dios es dar; Juan 3:16 dice “porque de tal forma amo Dios al mundo que dio a su hijo unigénito, para todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna”. Este versículo va más allá de la salvación; dice: vida eterna.

En Juan 4:22-24, dice la Palabra que Dios es Espíritu, y los que le adoran, tienen que adorarle en espíritu y en verdad; “porque tales adoradores, busca el Padre”.

.

El Padre está buscando gente de adoración, alegre y gozosa; porque Dios ama al dador alegre; lo que indica, que el dador alegre, es un adorador. La felicidad es una aptitud del corazón.

2. El dador alegre es libre del espíritu de Mammón.

El hijo del hombre es glorificado en la cruz del calvario
El dador alegre es libre del espíritu de Mammón.

Ecl. 5:10 “El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad”

En Mat 6.24 cuando Jesús dice que no podemos servir a dos señores porque amaremos a uno y menospreciaremos al otro, y que por ende, no podemos servir a Dios y a las riquezas, la palabra que se traduce “riquezas” es “mamonas”, un derivado de la palabra “Mammón”, que era el dios caldeo que personificaba la avaricia, la confianza en las riquezas y la riqueza.

Ese dios caldeo era a quien los paganos invocaban para que supliera sus necesidades operando bajo el principio del temor de perder lo que se tenía, o de no tener.

En ese sentido, es claramente un anti-Dios, un anti-Cristo, el espíritu que operará en los últimos tiempos para que las personas nieguen su fe en Cristo para recibir la marca de la bestia para poder comprar y vender por el temor a perder lo que tienen o a no tener.

De tal manera que si este espíritu no es la personificación misma del diablo, si podemos estar seguros que es un subordinado de muy altísimo rango en el reino de las tinieblas.

Dios ama al dador alegre
El dador alegre reconoce que todo lo que ha recibido es por gracia y lo da, por gracia

3. El dador alegre reconoce que todo lo que ha recibido es por gracia y lo da, por gracia

Dios ha tendido la mano y nos salvó por su gracia increíble. La gracia es una cosa hermosa. Siempre se hace hincapié en la belleza del objeto a la vista. Trae la belleza a los demás, amor y encanto. Dios, en su amor incomparable llegó hasta nosotros en nuestro estado pecaminoso y demostró su amor al enviar a su Hijo a morir en nuestro lugar en la cruz. “Nosotros le amamos porque Él nos amó primero.” Es en respuesta a esta gracia que hacemos todo como creyentes en Jesucristo. Él nos ha bendecido en Su gracia y de Su gracia extendemos la mano y bendecimos a otros

Lee También:  Cómo Aplicar El Significado De Efesios 2:10 En Nuestra Vida.
felicidad
Dios ama al dador alegre

4. Dios ama al dador alegre, es porque es alguien en el cual el Padre puede confiar

 El corazón es el punto que Dios quiere tocar, y si tu corazón esta alegre cuando te despojas y das es porque no esta lleno de egoísmo, lo que permite abrir la puerta de confianza del eterno en nuestra vida. Dios te ha colocado dones, talentos y habilidades, para que tú seas prosperado en todo lo que emprendes, pero debes darlo todo , para ganarlo a él..

Estar con Dios.
Dios ama al dador alegre, es porque es alguien en el cual el Padre puede confiar

5. Dios quiere que su iglesia este fertilizando su semilla para una excelente cosecha de amor

Dios no le da semilla al que no siembra con amor y alegría. El sembrador nunca sale a pedir, el sembrador busca la oportunidad para sembrar de corazón. El que pide tiene un corazón solo para pedir, pero no para dar. Quien siembra hoy, será un cosechador mañana.

Dios conoce el corazón de cada persona y Él solo da semilla al que siembra. Cada uno recibe de acuerdo a lo que siembra. Jamás podrás cosechar lo que no has sembrado, es necesaria la siembra para poder cosechar.

Este es un principio que no puede ser violado, es una ley como la de la Gravedad, que funciona, aunque no la conozcas. La Ley de la Siembra y la Cosecha funciona, la apliques o no a tu vida. Si siembras amor, odio, consejos, tiempo, perdón, eso es lo que recibirás.cada uno de conforme haya prosperado.

confianza en Dios
Porque todo lo que tenemos es de Dios

6. Porque todo lo que tenemos es de Dios

“Dios tiene el poder de darles más bendiciones de las que necesitan para que siempre tengan lo suficiente para ustedes y también para que puedan ayudar generosamente a toda buena causa”. El apóstol Pablo le recuerda a la iglesia de Corintio de dónde provenían los recursos que ellos tenían y que darían en ofrenda. Saber esto nos ayuda en dos formas: a quitar el orgullo y la idolatría por el dinero de nuestro corazón y a confiar en la plena provisión de Dios.

El Señor Jesús enseñaba: “Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas” Mat 6:24. Cuidado con que el dinero produzca orgullo en nosotros y lo hagamos nuestro ídolo. Cuando Dios quiere quitar la idolatría de su pueblo tiene que ir al origen.

Primero tenemos que pensar bien de Dios, Él es el Creador. Si Dios es el Creador, entonces Dios es el dueño y digno de adoración. Si Dios es el Creador entonces Él es el Rey. El Salmo 24 empieza “De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan” y termina diciendo “¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, Él es el Rey de la gloria”. Cuando uno reconoce a Dios como el Creador y dueño de todas las cosas (incluyendo las nuestras) entonces dejaremos que Jesús sea el Señor de nuestras posesiones (1 Cron 29:11-17).

Por otro lado reconocer que Dios es dueño de todo nos ayuda a confiar en Su plena provisión. Una de las razones por la que no damos con alegría es el temor a no tener lo suficiente para el día de mañana. Dios ha prometido proveer para nuestras necesidades.

En Hebreos 13:5 leemos: “Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: “Nunca te dejaré; jamás te abandonaré”. Entonces, Dios bendice a muchos de sus hijos con abundancia para que puedan tener lo suficiente para vivir y utilizar el resto para ayudar a otros a cubrir sus necesidades.

Dios ama al dador alegre
Porque Dios es glorificado

7. Porque Dios es glorificado

“pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo” v13. Pablo recalca el resultado que tendrá el hecho de que la iglesia de Corinto diera generosamente y con alegría: los cristianos en Jerusalén glorificarían a Dios por la obediencia que demostraba la fe de los corintios.

El Señor Jesús enseñaba: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” Mat 5:16. Dios es glorificado cuando ayudamos a alguien con nuestro dinero.

Margaret Tatcher dijo una vez: “Nadie se acordaría hoy del buen samaritano si además de buenas intenciones no hubiera tenido dinero”. Podemos tener muy buenas intenciones de ayudar al necesitado, de que el evangelio llegue a lugares remotos, de que los siervos de Dios ganen decorosamente para sostener a sus familias, pero si no damos con alegría de nada sirve, solo se quedará en buenas intenciones.

Lee También:  Dios Abre Los Ojos Del Corazón Para Que Veamos Su Gloria

No glorificamos a Dios cuando nos quedamos con lo que deberíamos utilizar para ayudar a aquel que lo necesita. Seamos generosos. “De gracia recibisteis, dad de gracia” Mat 10:8.

También te puede interesar: Como Se Manifiesta La Gracia de Dios y Como Alcanzarla

El significado de la cruz para confesar pecados
Porque Cristo obra en nosotros

8. Porque Cristo obra en nosotros

“Asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros. Gracias a Dios por su don inefable!” v15. Pablo termina su exhortación a los corintios con esta exclamación de agradecimiento.

Al final, la mirada se dirige al don de Dios. Todos los dones, también los que vienen por medio de los hombres, proceden, en última instancia, de Dios. Pero la gracia de Dios es incomprensible e indescriptible. Tiene una plenitud inagotable y una inconmensurable profundidad. Ninguna palabra humana puede expresarla.

Cristo es ese don inefable. No podríamos dar con alegría y generosamente sin el trabajo de Cristo en nuestra vida. La buena disposición en el corazón del hombre viene de Dios a través de su abundante gracia. El apóstol Pedro escribe lo siguiente: “Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas”.

En Filipenses 2:13 leemos: “pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad”. Dios es el actor decisivo aquí. Él quiere y él obra por su buena voluntad en el poder de su gracia, en el poder de Cristo.

Dios ama al dador
Dios ama al dador alegre que entrega todo sin dolor

¿Que significa ser un dador alegre?

Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más: Esta es una frase muy famosa y de primera instancia impactante. Da la idea de sacrificio, de entrega. Sin embargo, la idea de dar de Dios es algo diferente. En este pasaje de Corintios Dios nos invita a dar con alegría, no tristes ni dolidos sino con alegría. La pregunta para nosotros esta mañana es: ¿Por qué dar con alegría?
.
Porque Dios ama al dador alegre. El apóstol Pablo escribe a la iglesia de Corinto animándoles a ofrendar para las necesidades de la iglesia en Jerusalén. Al parecer, la iglesia estaba dispuesta a ofrendar (8:10) por lo que Pablo les informa que enviará a unos hermanos, entre ellos Tito, para preparar el dinero que entregarían.

Aprovechando esto, les recuerda acerca de la bendición de dar generosamente y sobre todo la actitud al hacerlo. La primera recomendación es: “No den de mala gana ni obligados, den con alegría porque Dios ama al dador alegre”.

¿Qué mayor motivación que está? Dios se complace cuando doy con alegría. ¿Qué padre en su cumpleaños quiere que su hijo venga y le dé un regalo con tristeza o con dolor? O al revés ¿Qué niño se acercaría a su padre con alegría si sabe que él siempre está de mal humor y no le agrada nada de lo que él haga? Dios desea el corazón en cada servicio.

Ningún servicio que no es alegre y voluntario; ninguno que no surja de un verdadero amor puede ser aceptable a su vista. Dios lo ama porque muestra un corazón como el suyo propio – un corazón dispuesto a dar con alegría.

Leemos en Jeremías 32:41 “Me alegrará hacerles el bien y con todo mi corazón y toda mi alma los plantaré en esta tierra”. En Sofonías 3:17 “El Señor tu Dios está en medio de ti. Él es un guerrero que da la victoria; con regocijo demostrará su alegría por ti. Tendrá un nuevo amor por ti. Festejará por ti con un grito de alegría”. Dios no se cansa en hacernos bien ni tampoco lo hace a regañadientes o por obligación. Todo lo que el Señor hace por nosotros es con alegría. Lo mismo espera de sus hijos.

Conclusión: Dios ama y se complace de aquel que encuentra satisfacción y alegría en dar. Dios ama y se complace en aquel que reconoce que todo lo que tiene no es suyo y lo pone a los pies de su Señor. Dios ama y se complace en aquel que no tiene su contentamiento en el dinero y las posesiones sino en el. Dios ama y se complace en aquel que busca glorificarle con sus buenas obras.

Dios ama y se complace en aquel que se deja guiar por Cristo para obrar conforme a Su voluntad. ¿Queremos complacer a Dios? Seamos dadores alegres.

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcome”…

Quizás  te interese leer: 8 Claves Para Entrar En La Puerta De La Obediencia A Dios

Compartir es sinónimo de bondad

También te recomendamos leer

2 comentarios en “8 Razones Por Las Cuales Dios Ama Al Dador Alegre”

  1. muy bueno el estudio´pero mi pregunta es si DIOS bendice ál dador alegre
    que respuesta puedo dar,si alguien te pregunta o sea DIOS no bendice al dador alegre
    que debo respomder

  2. Hola Jesús, gracias. Dios bendice a todos sus hijos, la diferencia esta en el nivel de bendición, de acuerdo a como des, desde tu corazón, la bendición de Dios sera mayor. Si das sin fe, estas limitando a Dios. Es decir; si llevas al altar de Dios el diezmo y ofrenda por compromiso, pero pensando en que ahora no te alcanzara el dinero para otros gastos, que es muy poco lo que ganas, etc. Entonces no estas entregando con gozo, al contrario lo haces con preocupaciones y tristezas. En ese nivel recibirás la bendición limitando a Dios. Pero Dios siempre quiere bendecir a todos sus hijos, esta de nuestra parte recibir la bendición según sea nuestra fe.

Deja un comentario