Proverbios 4:23 – Sobre Todas Las Cosas Guardada, Guarda Tu Corazón.

202

El pasaje de Proverbios 4:23 habla la palabra de Dios que sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón ; porque de él mana la vida. Es importante saber y conocer que Dios manda que guardemos nuestro corazón ahora ¿Por que Dios nos manda a guardar el corazón? en este artículo desglosaremos algunos aspectos que son importantes para nuestra vida como hijos de Dios y que debemos seguir para cumplir el propósito y diseño establecido del Señor.

¿ Que es el corazón?

El corazón es uno de los órganos del cuerpo humano mas importantes, con el nuestro sistema sanguíneo es impulsado por todo el cuerpo. ¿Sabia Usted que además de su corazón físico, posee un corazón espiritual? Cuando se habla en la palabra de Dios, sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón se refiere al corazón espiritual, ya que éste, esta conectado al corazón físico.

https://www.youtube.com/watch?v=kITcDrCCXNo

El corazón es una de las partes más importantes, ya que es el centro de nuestro ser y la principal puerta al espíritu. Es el órgano que determina todo lo que somos, así como la realización de nuestro destino en esta tierra y en la eternidad.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón  porque de él, mana la vida  

Proverbios 4:23

Sobre toda cosa guardada,guarda tu corazón

El corazón es el que determina quienes somos, como mencionamos anteriormente cómo nos comportamos y es desde donde tomamos toda decisión en nuestra vida.

“Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” .  Proverbios 23:7

Las decisiones que provienen del corazón son las que nos hacen dar los grandes pasos en la vida, es allí donde sale toda la fuerza de nuestro ser para obtener la victoria, lo que queremos lograr, y vencer la diversas situaciones o tribulaciones que se nos presentan. Y lo más importante, es que es el lugar donde se determina nuestra salvación o nuestra condenación.

“Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. Romanos 10.10

Sólo el corazón es capaz de llevar al alma al verdadero arrepentimiento y a someterlo para cambiar nuestro comportamiento, nuestras intensiones y motivaciones. El corazón es un puente espiritual que vincula nuestro espíritu y nuestra alma, y está directamente conectado al órgano cardíaco del cuerpo.

Conoce estos 5 aspectos que debes considerar para guardar tu corazón para que tengas una vida abundante

 Componentes del corazón

De la misma manera que nuestro corazón físico tiene dos partes, el corazón espiritual también está dividido en dos, una parte que se conecta al espíritu y otra al alma.

El corazón físico, el cual es imagen del espiritual, tiene un lado que recibe la sangre sucia y desechos celulares, y otro que recibe la sangre purificada y la envía a todo el cuerpo.

También podrías leer: 3 Aspectos En Lucas 6:45 Que Definen El Contenido De Tu Corazón

1. Los ventrículos

Este mismo diseño se encuentra en nuestro ser intangible. Tenemos un ventrículo carnal que trata con los asuntos del alma y un ventrículo espiritual que recibe todo lo que viene de Dios y de nuestro espíritu. En el área del ventrículo del espíritu es donde Dios escribe sus leyes. Esta parte, está rodeada de la conciencia que proviene de Dios y que fue puesta dentro de nosotros desde nuestro nacimiento. Por otro lado está conectada a la comunión a través de un conducto por donde fluye la vida a todo nuestro ser.

“Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor; pondré mis leyes en sus corazones. Y en sus mentes las escribiré”. Hebreos 10:16

El corazón bombea ya sea iniquidad, o poder de Dios y vida, a todo nuestro ser. Es del ventrículo carnal que salen los pensamientos del corazón que contaminan el alma y el cuerpo. En el mundo espiritual hay sustancias. Por eso está escrito que la fe es la sustancia de lo que se espera; y también dice que la iniquidad entra en los órganos y en los huesos para corromperlos.

“Pero lo que sale de la boca, del corazón sales; y esto contamina al hombre”. Mateo 15:18  “Se vistió de maldición como de su vestido y entró como agua en sus entrañas, y como aceite en sus huesos”.  Salmos 109:18 “Mi corazón fue como cera, derritiéndose en medio de mis entrañas”.  Salmos 22:14 

2. El prepucio del corazón

Éste es una parte de nuestra conciencia que se fue engrosando e insensibilizando, por el pecado, la maldad y la incredulidad propias de la naturaleza adámica. Mientras éste no sea removido y cambiado por una conciencia reformada, va a ser como un tapón que impide que el fluir de Dios ilumine e irrigue nuestra alma. Por eso, Dios, nos llama a circuncidar nuestros corazones para que la vida y la santidad de Dios se puedan manifestar en la renovación de nuestras almas.

“Circuncidad, pues, el prepucio de vuestros corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz”. Deuteronomio 10:16

La conciencia que rodea el corazón se va corrompiendo, produciendo incredulidad. La corrupción no sólo proviene del pecado, de la iniquidad y de la rebelión, un corazón quebrantado o herido también se corrompe. Las emociones destructivas como la envidia, los celos, la amargura, entre otros… Son factores importantes que corrompen el corazón. A mayor corrupción, mayor será la incredulidad y la falta de fe.

obre toda cosa guardada,guarda tu corazón prepucio

Este prepucio en la conciencia, es un verdadero lente de oscuridad que hace que la gente vea distorsionado. Hace que desconfiemos de todos. Un corazón en esta condición, está de muchas maneras bloqueado y no puede confiar ni aún en Dios; su boca puede decir que lo ama y que le cree, pero sus hechos y el fruto de su vida demuestran que sólo confía en él mismo y en sus propios razonamientos.

“Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas”. Tito 1:15

Toda esta corrupción, se convierte en densos velos que impiden que la gente vea a Dios. Nosotros fuimos creados para ver y disfrutar a nuestro hacedor, Jesús es la imagen del Dios invisible y cuando nos convertimos de corazón, Él se manifiesta y permite que le veamos.

“Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor”.   2 Corintios 3:15-18

Cuando el velo es quitado, el Espíritu de Dios viene a nosotros y nos da la libertad de mirarle a cara descubiertas, para que de esa manera podamos ser transformados a su misma imagen.

3. El centro de las emociones

Una de las partes más relevantes del corazón es el centro de las emociones. Todo lo que sentimos ya sea bueno o malo, es procesado y emana del corazón.

“Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios”.  Mateo 7:21

El corazón es un cofre inmenso lleno de tesoros, de recuerdos y de experiencias, buenas y malas. Es como un libro de todo lo que atesoramos en el alma. Es la hemeroteca, donde se guardan y registran todas nuestras vivencias. Es de ahí, que formamos nuestra personalidad, nuestra forma de pensar y creer.

“El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca”. Lucas 6:45

Las emociones están conectadas a los dos ventrículos, el espiritual y el natural. De esta manera el corazón es capaz de procesar los sentimientos y sensaciones que provienen del alma como también los que proviene de Dios, como son: el gozo, la paz, o la expectativa por un milagro.

Nuestro centro emocional también está conectado con el corazón físico, con la mente y con el cerebro. De ahí que nuestras emociones jueguen un papel muy importante en la química de nuestro cuerpo.

El gozo y la alegría por ejemplo, enviarán una señal al cerebro y le dirán que desate unas sustancias llamadas péptidos, los cuales son impartidos a todo el cuerpo. Estas sustancias son vitales para el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Por otro lado, emociones como la tristeza, la envidia o la ira, por mencionar algunas, enviaran señales negativas al cerebro, y este suministrará sustancias nocivas para nuestra salud. De ahí que la palabra mencione que este tipo de sentimientos secan los huesos.

“El corazón alegre constituye buen remedio. Mas el espíritu triste seca los huesos”. Proverbios 17:22

Nuestro centro de emociones es una de las principales puertas al espíritu.

4. El fluir de la vida y la válvula del corazón

Es de nuestro espíritu de donde fluye la vida, ya que éste proviene y es parte de Dios.

Ya sea que hayamos recibido la regeneración de nuestro espíritu por medio de Jesucristo o no, todos recibimos de Dios la vida natural.

Cuando alguien se encuentra todavía en su naturaleza adámica, sigue recibiendo de su espíritu, el fluir de la vida para poder existir en este planeta.

Cuando alguien está lleno del Espíritu de Dios, el fluir de la vida será un chorro abundante de la vida de resurrección que manará del centro de la comunión hacia todo su ser.

La impartición de todo don perfecto y de la naturaleza divina, fluyen esencialmente desde un conducto que liga el espíritu al ventrículo carnal.

Sobre toda cosa guardada,guarda tu corazón

Mientras no hayamos sido circuncidados en el corazón, la válvula estará prácticamente cerrada, dejando salir sólo el mínimo fluir de vida necesaria para que el cuerpo no muera.

Una de las funciones más importantes de esta válvula es que es la puerta a través de la cual nos conectamos para ver el Reino de Dios.

Cuando una persona ha nacido de nuevo, aprende que al “estar en el Espíritu”, se abre por medio de esta válvula para ver las dimensiones del cielo. Al ejercitar la fe y la expectativa para ver en el mundo espiritual, la válvula se ensancha, permitiendo que nuestro espíritu se asome a este ámbito invisible.

“Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro”. Apocalipsis 1:10-12

Otra forma en que se abre, es al amar. Cuando mi corazón se proyecta hacia Dios para derramar mi amor por Él, es cuando puedo contemplar su hermosura y llegar a verlo a cara descubierta.

“Una cosa he demandado a Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo”. Salmo 27:4

El corazón en sus tres manifestaciones, espíritu, alma y cuerpo, es el centro que determina la vida.

5. La voluntad

Esta parte de nuestro corazón está también conectada a los dos ventrículos y es la que determina si vivimos por el Espíritu o por la carne. Al igual que el resto del corazón, está rodeada por la conciencia quien nos ayudará a tomar buenas o malas decisiones.

La importancia de esta parte, es que de ella  dependerá nuestra vida eterna ya sea en salvación o en condenación.

“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu”. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios!.

La voluntad funciona como una palanca que indica el corazón hacia la carne o hacia Dios.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón

Ésta es la que también llamamos libre albedrío. Es libre, porque nadie le puede manejar y controlar, sino sólo nosotros, Dios no puede tomar decisiones por nosotros y por supuesto tampoco el diablo.

Lo único que puede hacer el diablo es seducir la voluntad para que la persona se entregue a sus tentaciones y mentiras.

Mientras la vida de una persona no está establecida en Cristo, el pecado domina el ser. Las tinieblas ocupan el lugar designado al cántaro de oro, se establecen ahí y la conciencia se cauteriza. En este estado el alma caída escucha muy tenuemente la voz de la conciencia y a gran volumen las mentiras seductoras del diablo.

Aun siendo la paga del pecado la muerte, el “Seol”, o la “morada de los muertos” estas tienen gran poder el alma no regenerada.

“Como a rebaños que son conducidos al Seol, la muerte los pastoreará, y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana; se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada. Pero Dios redimirá mi vida del poder del Seol, porque él me tomará consigo. Selah”. Salmo 49:14-15

Este Salmo es sumamente revelador y nos habla de la influencia y el poder de la muerte; esto es a través de la pecado y del engaño.

Pese a que la voluntad es nuestra y sólo nuestra, recibe las voces de la vida y de la muerte, las cuales, la influencia para escoger la una o la otra.

Cuando entendemos el poder que Dios nos concedió, aun estando en pecado, para tener autoridad sobre la voluntad, empezamos a controlarla de manera absoluta.

Como puedo tener un corazón conforme al de Dios.

Este es el corazón de los que aman y temen a Dios, no basando sus vidas en la carne sino en el Espíritu.Como se menciono en Romanos 8: 11-14. El Espíritu  de Dios ha tomado el control y nuestra conciencia ha sido limpiada y restaurada haciéndonos sensibles a los caminos de Dios y al ámbito del Espíritu.

“Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” Mateo 5:8 

El corazón esta en total servicio del Espíritu y puede recibir los pensamientos de Dios, la revelación y todos los misterios escondidos. De la boca del creyente saldrán ríos de agua viva y de conocimiento divino.

Al recibir directamente de nuestro espíritu la dirección de todas las cosas, la enviará a la mente del alma, para darnos a conocer la voluntad de Dios.

“No cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual”. Colosenses 1:9

¿Por que Dios nos dice? Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida.

Muchas veces Dios tiene que usar una circunstancia difícil en que el corazón se quebranta, para que la persona clame a Él. Esto empezará a  ablandar el corazón y a prepararlo para encontrarse con Jesús. Una vez sensibilizado, la conciencia empezará a hablarle y a traer a la persona, al arrepentimiento. Este es el momento que el Señor había estado esperando para tocar las puertas de su corazón y traerla a sus pies. Cuando la persona se ha abierto para creer, la válvula se expande lo suficiente para que la vida de Jesús penetre hasta lo profundo del espíritu.

Te sugiero que leas: 3 Claves En Gálatas 6:9 Para Alcanzar La Bendición De Dios

El Señor nos dice en este pasaje de  Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él, mana la vida. Porque del corazón es de donde proviene todo lo que es bueno o es malo, de lo que este lleno tu corazón eso es lo que tu vas a dar. Si tienes amargura, amargura vas a exteriorizar, colóquele otras cosas más… Entonces todo lo que este dentro de nuestro corazón nos lleva a una vida saludable o una vida miserable. Es importante que usted saque todas las cosas que esta en su corazón que no le trae un bienestar ni físico, ni espiritual, de lo que tiene dentro de eso depende su salud.

¿Cómo guardar nuestro corazón según la biblia?

1. Atesorando la palabra de Dios
2. Orando
3. Estudiando la palabra de Dios
4. Poniendo por obra la palabra de Dios.
5. Poniéndole freno a las distracciones y mensajes nocivos
6. Escogiendo bien mis relaciones y amistades.
7. Pidiendo ayuda a las personas indicadas

Del Corazón mana la vida

La intensa atención nuestra hacia nuestro corazón, se traduce en una vida interior recta.  Debemos guardar nuestra persona total. Eso inicia en el corazón, todos los asuntos de nuestra vida se ven afectados positiva o negativamente por lo que hay en nuestro corazón.

Dios en su completa misericordia y amor, siempre esta dándonos ese empujoncito que necesitamos, bien sea a través de un consejo, una exhortación o quizá una predica, porque Él quiere que nuestro entendimiento hacia lo espiritual sea completo, así como nuestro cuerpo físico posee una anatomía, pues nuestro espíritu y nuestra alma, tambien la poseen; y es allí donde se acumulan todas las cosas que necesitamos transformar para que el poder de Dios pueda entrar y salir, ya que si no, nos limpiamos de toda contaminación de espíritu, como pues, puede entrar en nuestro Ser, la luz de Dios, si esta tapado de tinieblas.

Por ello, la importancia de la liberación en una iglesia es esencial, Jesús hizo liberaciones asombrosas, y todas tienen un significado espiritual, que en este tiempo, quizá no es igual a la del tiempo de Jesús, pero si nos dejo los recursos necesarios para entrar en esa dimensión celestial, que nos llevaría a tener una libertad en todas las áreas del espíritu. Le invito a seguir escudriñando en el libro El espíritu del Hombre de la Profeta Ana Méndez Ferrell, este tema que es de suma importancia para su vida espiritual, para que Usted pueda alcanzar esa libertad que él padre desea darle, para entregarle su Gloria.

Te invito a leer este artículo: Que Es La Liberación Espiritual Y Como Inicio Según La Biblia

Alexandra Bolivar
Seguidora de Jesús… Me encanta compartir todo lo que identifica a Dios como creador de los Cielos y la Tierra; y sobre todo lo que realmente edifique a las personas. Agradecida con él por permitirme hacer lo que me gusta escribir para Ustedes… “Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Romanos 1:20”

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here