El Poder De La Palabra De Dios Para Transformar Vidas

El poder de la Palabra de Dios es lo primero que todos y cada uno de los cristianos debemos saber y también debemos comprender  que la Biblia, es verdaderamente inspirada e infalible Palabra de Dios.

Muchas personas suelen cuestionar la validez y autenticidad de la Biblia. No hay absolutamente ninguna duda para los cristianos que toda la Biblia es inspirada por Dios;  que toda ella ha venido directamente a nosotros de vuestro Padre celestial a través del Espíritu Santo.

En este post te daremos algunos versículos extremadamente poderosos de las Escrituras para mostrarte que no sólo toda la Biblia vino directamente a nosotros de Dios a través del Espíritu Santo y a todos los autores que escribieron los 66 libros de la Biblia.

Además puedes encontrar versículos mostrándote cuán poderosas son las palabras reales de la Biblia, y cómo te pueden ayudar a cambiar y a ser transformado en la persona en la que Dios realmente quiere que llegues a ser en él.

¿Por qué la palabra de Dios transforma y cambia vidas?

Las palabras reales de la Biblia son ungidas por el Espíritu Santo mismo y tienen la plena capacidad de cambiarte completamente y transformarte si estás dispuesto a trabajar con las verdades divinas que están contenidas en las palabras reales.

Jesús dice en la Biblia que conocerás la verdad y la verdad te hará libre. Sin embargo, primero tienes que saber cuál es la verdad antes de que la verdad pueda empezar a trabajar para liberarte.

Es por eso que el rey David dijo que debemos meditar en las palabras de la Biblia para que podamos descubrir cuál es su verdadero significado y cómo todas estas verdades divinas pueden aplicarse a nuestra vida diaria. Meditar en la Biblia significa pensar, masticar, tratar de entender el significado de todos los diferentes versículos de la Biblia.

Aunque el libro es largo, Dios lo ha hecho tan simple y fácil como ha podido. Piensa en esto. Sólo hay una Biblia. En un solo libro, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos saber acerca de sí mismo, su hijo Jesucristo, el Espíritu Santo, los fundamentos de nuestra salvación a través de su hijo Jesús, cómo él quiere que vivamos esta vida, las cosas que él quiere que hagamos, y las cosas que él no quiere que hagamos.

En este libro están todos los caminos y mandamientos de nuestro Señor, junto con toda la información que vamos a necesitar sobre lo que nos espera a todos después que morimos y cruzamos. Lo que escojas te esperará; el cielo para los salvos y el infierno para los que no escogieron ser salvos.

El hecho de que Dios enviara a su único hijo Jesús a nuestra tierra en la carne para pasar por la peor forma de muerte física en el momento en que él vino, todo sólo para traernos de regreso a él mismo, realmente nos muestra cuánto Dios realmente nos ama.

La Biblia muestra el amor de Dios hacia nosotros.

La Biblia nos dice que el amor que Dios tiene por todos nosotros es como un “fuego consumidor”. Estas dos palabras nos muestran un amor de máxima intensidad. Con este tipo de amor intenso y apasionado que Dios tiene por todos nosotros, él nos está tratando de decir una cosa y es que él está buscando entrar en una relación de amor personal e individual con cada uno de nosotros.

Si realmente das un paso atrás y miras el panorama general y todas las cosas que vemos en esta vida ¿qué es lo que la mayoría de nosotros anhelamos en la vida?

Es el anhelo de un amor puro, verdadero e incondicional. Y muchas veces creemos que ese amor lo podemos encontrar en el amor de pareja. No hay nada que pueda satisfacer los anhelos más profundos de nuestra alma de la manera en que lo hace el verdadero amor.

La Biblia nos dice que todos los hombres y mujeres han pecado y están muy lejos de la gloria de nuestro Dios. Lo que esto significa es que no importa cuán buena sea la relación amorosa que tengas con tu pareja, esa persona todavía no es capaz de darte un amor perfecto porque esa persona no es perfecta en su propia naturaleza y personalidad.

Por lo tanto, cada uno de nosotros tiene un vacío en nuestra alma que no puede parecer que está lleno de otra cosa en nuestras vidas.

No importa cuánto dinero tengamos, no importa cuántas posesiones materiales tengamos, y no importa cuántos hijos amorosos tengamos. Todavía falta algo y ninguna de estas cosas puede llenar completamente ese vacío que hay en nuestra alma.

Cuando Adán y Eva pecaron hubo una separación de la conexión y relación espiritual que existía entre Adán y Dios. Esto desconecto a Adán de Dios y creo este vacío que todo los hombres poseen en el alma. Y lo único que puede llenar este vacío es Dios a través de la obra consumada por Jesús en la cruz y a través del Espíritu santo.

La gente está literalmente persiguiendo el viento tratando de encontrar cualquier cosa y todo para llenar este vacío y nada de lo que persigan en esta vida llenará ese vacío en el alma.

Te invitamos a leer: El Amor De Dios – 13 Características De Su Manifestación En El Hombre

¿Cómo llenar el vacío que está en tu alma?

La única cosa que llenará ese agujero en tu alma es encontrar, y luego entrar en una verdadera y personal relación de amor con Dios Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo. No hay nada más que llene ese vacío!

Ya que Dios, Jesús y el Espíritu Santo son totalmente perfectos en Sus naturalezas actuales y no tienen ningún lado oscuro de Sus personalidades, entonces Ellos, y sólo Ellos, son los únicos que son capaces de darte un amor perfecto, puro e incondicional que nadie más puede darte en esta vida.

Es por eso que la Biblia nos dice que encontraremos una paz que pasará todo entendimiento humano una vez que hayamos aceptado a Jesús como nuestro Señor y salvador personal y hayamos verdaderamente nacido de nuevo. Esa paz que encontraremos es el resultado de encontrar a la única Persona verdadera que puede llenar ese vacío que está en el interior de cada uno de nosotros.

Después de encontrar llenar el vacío del alma debes empezar a crear una relación con Dios

Sin embargo, una vez que hayas encontrado a Dios al aceptar a Jesucristo como tu Señor y salvador personal, ahora hay algo que debes hacer. Crecer en el conocimiento de Dios y crear una relación personal que él quiere establecer contigo.

¿Y cómo empiezas a crear una  relación personal y crecer en el conocimiento de quién es él y lo que quiere establecer en tu vida? ¡Escudriñando la Biblia!

Cuando dos amantes se conocen y se enamoran por primera vez, lo primero que natural e instintivamente quieren hacer es aprender todo lo que puedan el uno del otro.

¿Cómo puedes enamorarte de verdad de otra persona a menos que primero busques saber todo lo que puedas sobre tu amante, su pasado, dónde ha estado, por lo que ha pasado, quiénes son todos sus amigos y familiares, etc.? Una vez que realmente te enamoras de alguien, tendrás una gran hambre y deseo de averiguar todo lo que puedas sobre ellos y su pasado.

Es exactamente igual en nuestra relación con Dios. Dios obviamente sabe todo acerca de cada uno de nosotros ya que él lo sabe todo, pero nosotros no sabemos todo acerca de él. Así que la única manera posible de aprender todo acerca de Dios es leer y estudiar la Biblia, ya que la Biblia es el único libro que tenemos aquí en esta tierra que nos dará información detallada de quién es realmente.

Lee También:  4 Significados y Conceptos De La Locura De la Cruz Y La Obra De Jesús Al Morir

Mientras más conocimiento obtengas acerca de Dios, al estudiar la Biblia más fuerte y profunda será tu relación personal con él, Jesús y el Espíritu santo. Como verás en los versículos de las Escrituras listados a continuación, hay varias otras cosas increíbles que comenzarán a ocurrir en tu vida si buscas estudiar la Biblia con la intención de querer aprender más acerca de Dios, Jesús y el Espíritu Santo para profundizar tu relación personal con ellos.

También te puede interesar leer: Como Acercarme A Dios: 5 Actitudes Que Debes Tener Para Hacerlo

Descompondré estos versículos de la Escritura bajo sus subtítulos apropiados para que puedas ver cuán poderosa es la Palabra de Dios realmente, y cómo puede ayudar a cambiar y transformar la calidad de tu vida si estás dispuesto a estudiar, aprender y tratar de aplicar las verdades divinas que están en este increíble libro. Estudié estos versículos muy cuidadosamente. Muestran el poder de la palabra de Dios.

5 Aspectos que determinan el poder de la palabra en las Escrituras.

1. Toda la Escritura nos es dada por inspiración de Dios

Estos dos primeros versículos nos dirán específicamente, sin ninguna otra interpretación posible, que toda la Biblia nos ha sido dada por “inspiración de Dios” a través de hombres  que fueron “movidos por el Espíritu Santo” para escribir lo que él, les revelaba.

El poder de la palabra de Dios

Todas las palabras en la Biblia han venido directamente a nosotros de Dios a través del Espíritu Santo. Los autores específicos de la Biblia entonces escribieron bajo la guía, inspiración e iluminación del Espíritu Santo.

Es por eso que puedes confiar completamente en que; lo que leerá de la Biblia será 100% puro, sólido. No hay otro libro en nuestra tierra que contenga palabras directas de Dios aparte de la Biblia. Dios mismo ha arreglado que toda la revelación que él quiere que tengamos en esta vida acerca de él mismo, de Jesús y del Espíritu Santo, esté contenida en este increíble libro.

Aquí están los dos versículos específicos que nos dan esta increíble revelación:

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

(2 Timoteo 3:16)

...sabiendo esto primero, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque la profecía nunca vino por la voluntad del hombre, sino que los santos hombres de Dios hablaron como fueron movidos por el Espíritu Santo.

(2 Pedro 1:20)

El primer versículo específicamente nos dice que toda la Escritura, no sólo parte de ella, viene directamente a nosotros por inspiración de Dios. El segundo versículo va un paso más allá y nos dice que los santos hombres de Dios que escribieron la Biblia, todos escribieron bajo la guía e inspiración del Espíritu Santo mismo. También dice que ninguna parte de la Escritura era de interpretación privada de estos autores.

El primer versículo también establece la base de lo que la Biblia va a ser usada para establecer una doctrina cristiana sólida en las verdades reales de Dios, y para la instrucción en el conocimiento y los caminos de Dios para que todos seamos completos y completamente equipados para ir a trabajar para Dios en el llamado que él ha establecido para cada una de nuestras vidas.

Estos dos versículos específicos son poderosos, fundamentales en los cuales nuestro estudio de las Escrituras tiene que estar basado. Si no crees que toda la Biblia es verdaderamente la inspirada e infalible Palabra de Dios; entonces eres incrédulo y esto dificulta que el Espíritu Santo comience a trabajar para cambiar, moldear, y transformarte en la clase de persona que Dios quiere que llegues a ser en él.

Si quieres que las verdades divinas que están contenidas en la Biblia sean realmente capaces de cambiarte y transformarte; entonces tendrás que creer que toda la Biblia viene directamente a nosotros de nuestro Padre celestial a través del Espíritu Santo. Si no lo haces, entonces la Biblia tendrá poco o ningún efecto transformador en ti y en tu vida.

2. La Palabra de Dios es viva y poderosa

Como verás en los siguientes versículos, las palabras que están contenidas en la Biblia son vivas, poderosas y más afiladas que cualquier espada de dos filos que podamos hacer en esta tierra.

Las palabras en la Biblia tienen el poder sobrenatural de Dios y la vida en ellas. Ellos son literalmente ungidos por el poder del Espíritu santo. Es por eso que las palabras y las verdades que contiene la Biblia poseen la habilidad sobrenatural de cambiarte y transformarte en el tipo de persona que Dios quiere que llegues a ser.

Es por eso que Jesús les dijo a los apóstoles que “apacentaran” Sus ovejas. Cuando lees y estudias la Biblia para un mayor aprendizaje, te está alimentando con palabras ungidas directas de Dios.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

(Hebreos 4:12)

Muchos cristianos que no se alimentan regularmente de la Biblia no tienen idea de lo que realmente se están perdiendo. Las palabras que están en la Biblia son alimento puro, sólido y espiritual que tiene la habilidad sobrenatural de alimentar el espíritu, llenar nuestra alma y renovar la mente. Nada más alimentará a tu hombre interior como leer la Biblia.

Así como nuestros cuerpos físicos humanos necesitan alimento físico para poder sobrevivir, así también nuestra mente, alma y espíritu. El alimento físico no nutrirá nuestra mente, alma y espíritu.

Lo único que puede alimentarnos y nutrirnos espiritualmente en nuestro interior son verdades, sólidas y espirituales. Y las únicas verdades espirituales, sólidas, que pueden alimentarnos para causar cualquier tipo de crecimiento espiritual que ocurra en nuestra vida son las verdades celestiales que vienen directamente de Dios.

Cualquier otra fuente es sólo carne muerta. No tiene vida sobrenatural o habilidad para cambiarnos porque no viene directamente de Dios y por lo tanto no tiene unción en ella.

Todas las otras religiones falsas y el tipo de pensamiento de la Nueva Era no tienen habilidad sobrenatural para cambiar y transformarte espiritualmente en esta vida. Sólo la Biblia tiene esta habilidad sobrenatural.

Algunos versículos muestran el mayor poder y cuánta vida sobrenatural hay realmente en la Palabra de Dios.

Note todas las analogías alimenticias que Dios está usando para comparar su Palabra. Lo que él está tratando de decirnos es que cuando estudiamos las palabras que están contenidas en la Biblia para aumentar el aprendizaje; nos alimentamos espiritualmente con nutrición sobrenatural.

Todos los versículos bíblicos anteriores nos dicen una cosa principal y es que la palabra de Dios es alimento espiritual vivo, poderoso y real para el alma y el espíritu de cada persona que está dispuesta a alimentarse de él.

Él, respondiendo, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. (Mateo 4:4)

(Mateo 4:4)

3. La Palabra de Dios es pura y una verdad sólida

Toda palabra de Dios es pura; Él es un escudo para los que confían en Él. No añadas a Sus palabras, no sea que te reprenda, y seas hallado mentiroso.

(Proverbios 30:5

Note que el primer versículo dice que las palabras que vienen de Dios son palabras “puras”. El último versículo dice que todas las palabras de Dios son “verdad”. Ponga estos dos versículos juntos y obtendrá que todas las palabras que vienen de Dios son “verdad pura”.

Santifícalos con tu verdad. Tu palabra es verdad.

(Juan 17:17)

Lo que significa que todas las palabras de Dios están basadas en verdades puras y sólidas sin errores ni equivocaciones. Es por eso que la Palabra de Dios también es llamada infalible e inerrante.

Lee También:  8 Razones Por Las Cuales Dios Ama Al Dador Alegre

4.      La Palabra de Dios puede santificarte

La Biblia tiene la habilidad sobrenatural de santificarte, especialmente porque toda la Biblia tiene la unción del Espíritu santo en todo el libro.

El objetivo último y más alto de Dios para todos nosotros después de ser salvos y nacidos de nuevo es santificarnos, transformarnos, moldearnos y formarnos a la imagen expresa de Jesús. Es el trabajo del Espíritu Santo comenzar esta obra de moldear, transformar y santificar en nosotros después de ser salvos.

Sin embargo, el Espíritu Santo necesita algo con lo que trabajar para que este proceso de transformación se ponga en marcha y ese algo es el conocimiento. Dios quiere que tengas pleno conocimiento de lo que él quiere cambiar acerca de ti antes de que realmente comience a moverlo a este proceso de santificación con él.

¿Y de dónde sacas el conocimiento que hará que Dios comience este proceso de santificación dentro de ti? De la Biblia. No hay ningún otro libro que podamos aprender y estudiar que nos dé el conocimiento directo que necesitaremos de Dios para que comience este proceso de santificación dentro de nosotros.

Es la Palabra y el Espíritu trabajando juntos en la vida de un creyente que hará que Dios comience a obrar con toda su fuerza en su vida para que él pueda transformarlos en el tipo de persona que este a su imagen y semejanza.

Aquí hay varios versículos poderosos de la Escritura que nos dicen específicamente todo. Estos dos versículos te dirán que Dios puede literalmente santificarlo por su Palabra.

Las palabras del Señor son palabras puras, como la plata probada en un horno de tierra, purificada siete veces.

...para santificarlo y limpiarlo con el lavamiento del agua por la palabra, para presentárselo a sí mismo como una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa e inmaculada.

(Efesios 5:26)

Note que el último versículo dice que la Palabra de Dios puede “eficazmente obrar en nosotros”. Esto significa que cuando empieces a leer y estudiar la Biblia para obtener más conocimiento acerca de Dios comenzará a trabajar efectivamente en ti para que puedas empezar a transformarte en la persona que Dios quiere.

Sólo piensa en el poder que tiene este libro para cambiar dramáticamente y transformar la calidad de su vida entera. La verdadera felicidad y realización interior sólo puede ser encontrada en el interior de tu ser, no en el exterior con cosas materiales y posesiones.

Hollywood es la prueba viviente de que el dinero, la fama y la notoriedad no te comprarán la verdadera felicidad interior. Hay muchos en Hollywood que verdaderamente tienen lo que ellos piensan que es “todo”. Sin embargo son miserables, infelices, deprimidos, y van de un psiquiatra a otro – todo en un esfuerzo por tratar de encontrar lo que todavía les falta en sus vidas y por qué no parecen encontrar la verdadera felicidad interior con toda la riqueza terrenal que han acumulado.

La única manera de encontrar la verdadera felicidad interior en esta vida es ser salvo y nacer de nuevo a través de la sangre derramada por Jesucristo; y luego entrar en una dinámica relación personal con Dios. A partir de ahí, debes comenzar a buscar el conocimiento acerca de Dios y de todos sus caminos estudiando y leyendo la Biblia por tu cuenta.

La relación personal que establezcas con Dios, y el conocimiento que obtengas leyendo y estudiando la Biblia es lo que transformará dramáticamente la calidad de tu vida aquí en esta tierra. ¡Nada más en esta tierra hará eso por ti!

5. La Palabra de Dios le dará conocimiento y sabiduría

La Biblia nos dice que debemos crecer en el conocimiento y los caminos de Dios. Y la manera número uno en que creceremos en el conocimiento de Dios es escudriñando y estudiando. No hay otra manera. Si no buscas aprender más acerca del Señor estudiando de la Biblia, entonces tu crecimiento espiritual en el Señor se estancará y dejarás de crecer en él.

No hay atajos para el verdadero crecimiento espiritual en el Señor. Tienes que pagar tus cuotas, y esas cuotas son ganar y aumentar el conocimiento acerca de Dios y de todos sus caminos. El único libro que te dará el conocimiento que causará verdadero crecimiento espiritual en esta vida es la Biblia.

Y no sólo Dios nos ha dado todo lo que necesitaremos en este único libro, sino que también nos ha dado su Espíritu Santo, cuyo trabajo principal es “enseñarnos todas las cosas” y “guiarnos a toda la verdad”.

Varios son los versículos que te dicen que el Espíritu Santo mismo será el que personalmente abrirá el significado de las Escrituras para que puedas ver el conocimiento que Dios está tratando de transmitirte a través de su palabra.

Esta es una obra sobrenatural directa que puede ser hecha para ti por el Espíritu Santo si estás dispuesto a entrar en un modo de búsqueda con él cuando estudias la palabra.

Aquí hay varios versículos buenos que nos dicen que la Palabra de Dios puede impartirnos verdadero conocimiento y sabiduría, y que Dios quiere que crezcamos en el conocimiento de él, su hijo, y su Espíritu santo.

... sino que crezcamos en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Y les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras.

(2 Pedro 3:18)(Lucas 24:45)

Todos los versículos anteriores nos muestran cuán poderosas son las palabras que vienen directamente de Dios y de Jesús. La Palabra de Dios puede realmente cambiar tu vida para mejor; pero sólo si estás dispuesto a pasar algún tiempo de buena calidad buscando entender lo que hay en este libro tan maravilloso.

La palabra de Cristo habite en vosotros ricamente en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos unos a otros...

(Colosenses 3:16)

6. La Palabra de Dios permanecerá para siempre

La última cosa que realmente necesitarás aferrarte al poder de la Palabra de Dios es que la Palabra de Dios durará y permanecerá para siempre – tanto en esta vida como en la vida venidera, que será el cielo.

Existen algunos versículos muy buenos de las Escrituras diciéndonos que la Palabra de Dios no está encadenada y que perdurará para todas las generaciones; tanto en esta vida como en la vida venidera, ¡lo que significa para siempre!

Por siempre, Señor, tu palabra está asentada en el cielo. Tu fidelidad perdura para todas las generaciones... La hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra de Dios permanece para siempre.

(Salmo 119:89) (Isaías 40:8)

Estudiar las Escrituras no sólo te beneficiará en esta vida, sino que también te beneficiará en la vida venidera, que será el cielo. Hay simplemente demasiado conocimiento, sabiduría, y revelación que está contenido en este único.

Creo que la Biblia es como un cofre del tesoro que no tiene fondo. Y pensar que todo este conocimiento está contenido en un solo libro. Sólo un Dios verdadero del universo entero podría haber puesto tanto conocimiento y revelación en él.

Te dejaré con un último pensamiento. Cada cristiano debe tomar su propia decisión personal al respecto. Una vez que hayas sido salvo y nacido de nuevo aceptando a Jesús como tu Señor y Salvador personal;  ahora tienes que tomar una de dos decisiones.

Puedes elegir entre presionar y empezar a buscar a Dios, a Jesús y al Espíritu Santo pasando regularmente tiempo de calidad en la Biblia para aprender todo lo que puedas acerca de ellos o puedes dejarte solo lo suficiente, imaginar que tienes tanto de Dios como lo que siempre necesitarás en esta vida, y seguir tu alegre camino viviendo para el mundo y las cosas de este mundo. Nunca incrementando tu base de conocimiento acerca del Señor, y nunca creciendo realmente en el conocimiento de Dios y de todos sus caminos.

Te recomendamos leer: Como Agradar A Dios Con Un Estilo De Vida Que Este Basado En Su Palabra

Compartir es sinónimo de bondad

“Cercanía a Dios trae parecido a Dios. Cuanto más veas a Dios, más de Dios será visto en ti” — Charles Spurgeon.

También te recomendamos leer

Deja un comentario