El Justo Por La Fe Vivirá: Hebreos 10:38 – Como Aplicarlo en La Vida

271

El justo por la fe vivirá correctamente en esta tierra, y el tener una vida recta, avanzando y caminando en el temor de Dios en todo momento, le garantiza el oído de Dios en sus peticiones. Dios oye y atiende a los que les temen.

Hebreos 10:38 Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

el justo por la fe vivirá

¿Qué significa la palabra justo?

El termino justo es “dikaios” en el idioma griego, esto personifica: cualquiera que camina y anda en comportamiento recto; es la persona que vive en una actitud indeleble de rectitud o de ser recto, ya sea que se juzgue en motivo a normas divinas o humanas. En el dialecto hebreo, justo es la palabra “yashar”, que simboliza: recto, correcto, derecho, ante los ojos de Dios; equitativo, honrado espiritualmente, uno que tiene sus cuentas al día con Dios.

Dios como justo

Cuando nos referimos a Dios como justo, nos conectamos al perfecto pacto entre su naturaleza y sus hechos; lo cual es la manifestación de la norma para todos los hombres. De manera que  distinguimos las dos definiciones acerca de lo que es un justo, y Dios como “el justo”.

El justo por la fe vivirá significado

El justo es aquella persona que es honrado, aquel que lo manifiesta en todo momento bien sea en público o en su intimidad, y evita corromperse con el pecado, que no tiene unión de pecado, y es bienaventurado; cualquiera que es puro y limpio, es una persona que, además, obra en justicia con las personas.

  Aspectos que señalan que el justo por la fe vivirá

  • El Justo por la fe vivirá es quien vive fielmente delante de Dios en todo tiempo, y la demostración de esto es la manera como vive manifestando obras rectas en justicia. La naturaleza de Dios es ser justo, Dios es puro, santo, recto, justo, íntegro. Dios es perfecto en su persona, pero igualmente manifiesta toda esta naturaleza materializando obras con la humanidad.
  • El justo por la fe vivirá consiste en ser temeroso de Dios, amar lo que Dios ama y odiar lo que Dios odia.
  • El justo por la fe vivirá consiste en llevar una vida imparcial, honrada, en santidad delante de Dios y ser el mismo en público que en privado.
  • El justo por la fe vivirá significa vivir de acuerdo a las normas y a los mandamientos bíblicos que Dios ha establecido en su Palabra, porque cree plenamente en Dios.
  • El ser justo por la fe vivirá se refleja en dos cosas: – En ser como Dios (amoroso, afectuoso, virtuoso, íntegro, santo, limpio, puro, paciente, compasivo, misericordioso, lleno de paz, gozo, perdonador). – En practicar obras de justicia como Dios las desempeña.

Algunas obras de justicia qué podemos hacer por fe

Aprended a hacer el bien, buscad el derecho, socorred al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda”. Isaías 1.17

  • Debe ayudar al huérfano, a la viuda y al extranjero.
  • Debe Perdonar a todos aquellos que nos ofenden.
  • Debe bendecir a todos los que nos maldicen.
  • Debe ayudar y levantar al que ha caído en pecado.
  • Debe levantar y consolar, animar al desanimado.
  • Debe usar la fe para sanar al enfermo.
  • Debe tener en su corazón la pasión y las ganas de libertar al oprimido.
  • Debe orar por todos, por su nación, por sus hermanos, por las almas perdidas.
  • Estar dispuesto a socorrer al que está en dolor y afligido.
  • Estar presto a visitar al enfermo en el hospital, en su urbanización y en todas partes.
  • Debe cubrir de ropas al desnudo.
  • Debe dar comida espiritual, y material al hambriento.
  • Debe hablar del mensaje de salvación.
  • Debe estar dispuesto a dar al pobre.

Dios hace un llamado a realizar las obras de justicia, esto está en las escrituras, es un mandato de Dios, para todos los creyentes,  debemos  practicarlas de manera que ante los ojos de Dios “El justo por la fe vivirá” es una demanda con promesa.

 “las acciones justas de los santos”.  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente (pues el lino fino significa las acciones justas de los santos)”. Apocalipsis 19.8

Las acciones o gestiones justas, al mismo tiempo de reflejar el corazón justo de un creyente, comienzan a ser el vestido espiritual de un cristiano ante los ojos de Dios. Cada vez que el Señor nos mira, puede ve cómo está nuestro vestido de justicia.

El justo por la fe vivirá

El justo por la fe vivirá tiene promesas de parte de Dios

  • El que es justo y practica obras de justicia.

“Jehová, ¿quién habitará en tu Tabernáculo?, ¿quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia; el que habla verdad en su corazón; el que no calumnia con su lengua ni hace mal a su prójimo ni admite reproche alguno contra su vecino;  aquel a cuyos ojos el indigno es menospreciado, pero honra a los que temen a Jehová; el que aun jurando en perjuicio propio, no por eso cambia; quien su dinero no dio a usura ni contra el inocente admitió soborno”. Salmo 15.1-5.

¿De dónde viene la justicia del creyente?

Si queremos efectuar nuestra propia justicia de acuerdo a nuestros propios patrones, de nada nos sirve. La palabra de Dios le llama a este acto obras de inmundicia a nuestras conjeturadas “buenas” obras. La justicia es recibida por el poder de Jesús.

¿Cómo vino la justicia al creyente?

  • La justicia es impartida al creyente una vez que comienza a creer en Jesús.

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo… “. Romanos 5.1

  • Cuando recibimos justificación por su gracia.

“…porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”. Efesios 2.8

Somos justos porque Dios, por medio de su favor inmerecido, nos justificó, nos limpió, nos lavó y nos hizo su propia justicia. Una persona que pretenda hacer las obras de justicia, sin antes haber sido justificada, esas obras son un trapo de inmundicia delante de los ojos de Dios. No es conveniente jactarse, somos justos por la fe en Jesús y por su gracia. No podemos confiar en nuestra propia justicia.

Nos encontramos con muchas personas que son justas en posición, pero aun no caminan en esas obras como  justo; son justos, pero aún no han puesto por obra esa justicia que es dada por la fe.

  • La justicia llega al creyente a través de la gracia. La gracia de Dios nos da la potestad y la destreza para vivir una vida imparcial, justa, honesta, decorosa y bienaventurada ante su presencia. Si vivimos a cuenta de su gracia, conseguimos permanecer en un estado indeleble de integridad y temor de Dios; logramos alcanzar odiar el mal en todo tiempo, y lograríamos poder amar lo que Dios ama en todo momento. Vivir a cuenta de la gracia de Dios, nos ayudará a ser su imagen aquí en la tierra.
  • La gracia del Señor es la clave para tener una vida llena de rectitud y temerosa de Dios aquí en la tierra. La gracia de Dios nos da la disposición y genera en nosotros hambre y sed por vivir cabalmente.

Te invito a leer también: Mateo 17:20 – La Fe Mueve Montañas – Significado Bíblico

”Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados”. Mateo 5.6

Cada creyente ha sido justificado por la fe en Jesús, y la gracia de Dios nos otorga el poderío que necesitamos  y la habilidad para alcanzar vivir correctamente.

Dios persigue  constantemente que el creyente sea justo, tenemos que recordar que el justo es aquel que es equitativo, vive  en el bien delante de los ojos de Dios, es puro, limpio, honrado, íntegro y hace obras de justicia

  • La comunión íntima es para con los justos: Los amigos íntimos de Dios verdaderos son los justos.

“Porque Jehová abomina al perverso; su comunión íntima es con los justos”. Proverbios 3.32

  •  Dios transita y camina con los justos.

“Éstos son los descendientes de Noé: Noé, hombre justo, era perfecto entre los hombres de su tiempo; caminó Noé con Dios”. Génesis 6.9

  •  La morada indestructible de Dios es con los justos.

Dios vive con el justo. “Jehová, ¿quién habitará en tu Tabernáculo?, ¿quién morará en tu monte santo? él que anda en integridad y hace justicia; el que habla verdad en su corazón.” “. Salmo 15.1. 

  • Dios oye y atiende al justo y lo libera de todos las ataduras.

“Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo librará Jehová”. Salmo 34.19

El justo por la fe vivirá correctamente en esta tierra, y el tener una vida recta, avanzando y caminando en el temor de Dios en todo momento, le garantiza el oído de Dios en sus peticiones. Dios oye y atiende a los que les temen.

 Una extraordinaria muestra de esto es Jesús.

“Y Cristo, en los días de su vida terrena, ofreció ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que lo podía librar de la muerte, y fue oído a causa de su temor reverente”. Hebreos 5.7

Dios no destruye ni juzga una ciudad completa, hasta una nación, tan solo por un  justo que se levante, Dios toma en cuenta uno solo que se encuentre, quiere decir que es tan importante y tiene tanto poder tener el corazón recto ante Dios.

“Volvió Abraham a decir: -No se enoje ahora mi Señor; sólo hablaré esta vez: quizá se encuentren allí diez. -No la destruiré respondió Jehová-, por amor a los diez”. Génesis 18.32

En  los puntos anteriores, vemos que Dios está buscando  los justos para que sean sus fieles amigos. Dios anda y camina fijamente con ellos, vive en su casa y los oye. Con esto, vamos discerniendo por qué nuestras oraciones tienen tanto poder.

► Video recomendado: El justo por la fe vivirá

Te invito a leer también: Cuáles Son Las Bienaventuranzas Según La Biblia De Las Américas

 

Jennifer Bolívar
¡Hija del Rey de Reyes! Con un Llamado de Dios a Profeta, en desarrollo de Preparación, en la Iglesia: Apostólica y Profética "Centro Cristiano Cedeño"¡Con un Amor Profundo por Dios!.. ¡En este lugar encontraras verdades, y Revelación fresca del Cielo!."Palabras vivas que Transforman vidas".. Espero sean de Bendición!.. Sígueme en Instagram como: jenii_angeles

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here