El Creyente Genuino: Un Agente del Cielo en la Tierra

383

El cielo en la tierra es un anhelo antiguo para la mente human a menudo, porque desde siempre se ha relacionado el cielo con todo lo bueno y deseable, no solo en la religión cristiana, también en otras religiones el cielo resulta ser la meta más aspirada y deseable de toda existencia humana.

Ahora bien, ¿Sera posible ver el cielo en la tierra? ¿Encontrara cabida la perfecta voluntad de Dios entre nosotros los mortales con el mismo acomodo que entre las huestes celestiales? ¿A que se refería Jesús las veces que mencionaba que el reino de los cielos se había acercado? estas y otras interrogantes toman lugar en nuestras mentes a medida que pasa el tiempo, y aspiramos con mas vehemencia ir a aquel sitio celestial.

“…Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Mateo 6:10

Para traer a la tierra el poder del cielo es un buen inicio comenzar orando de la manera que lo indica Jesús de la forma en que lo hace en el padre nuestro…

Los cielos según la gente.

Muchas personas que se consideran cristianas estarían de acuerdo con la definición que da del cielo la Enciclopedia de la Religión Católica. Según esta obra, el cielo es “la recompensa dada a los justos, una estancia reservada a los bienaventurados”.

Para el pensamiento judío las cosas son un poco diferentes, según el famoso rabino Bentzion Kravitz, el judaísmo se centra más en el presente que en la vida después de la muerte. Pero explica que “en el cielo, el alma disfruta del mayor placer posible: estar más cerca de Dios que nunca antes”. Ahora bien, reconoce que “aunque los judíos creen en el cielo, la Torá habla muy poco sobre este tema”.

Los hindúes y los budistas por su parte creen que el cielo tiene muchos niveles espirituales. Consideran que es un lugar de transición en el que el alma espera hasta que vuelve a nacer en la Tierra o se va al nirvana, un lugar aparentemente superior al cielo.

El Creyente Genuino: Un Agente del Cielo en la Tierra

Algunas personas también piensan que darle un carácter espiritual o religioso al cielo es absurdo e infantil.

¿Que es el cielo según la Biblia?

La palabra cielo aparece 371 veces en la Biblia y puede referirse en resumen a diferentes cosas o lugares, en primer lugar, podemos considerar el cielo bíblico como la atmósfera terrestre, es decir el área gaseosa mas densa de la misma atmósfera, donde encontramos las nubes, se mueven las aves observamos los truenos y vuelan aeronaves.

Una referencia clara a este uso de la palabra la encontramos en Génesis 1:20 en el relato de la creación. 

El cielo como firmamento…

También la Biblia puede referirse al cielo como el espacio sideral, donde están el sol la luna, los astros y las constelaciones de estrellas como es el caso de Deuteronomio donde dice:

No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos”. Deuteronomio 4:19

Por ultimo, la Biblia también puede referirse con la palabra cielo, a un nivel de existencia mas elevado que el universo físico y que esta fuera del alcance del mismo, en este cielo habita Dios y sus ángeles que son espíritus ministradores a favor de aquellos que heredan la salvación (Génesis 28:17, Isaías 66:1, Mateo 5:16, 45) este concepto de cielo es bien diferente a los conceptos antes mencionados, y el apóstol Pablo se refiere a el como el tercer cielo (2 Corintios 12:2-4).

Una de las cosas que caracteriza este ultimo lugar al que nos referimos como cielo, es que en ese lugar de pureza y santidad no hay pecado, y se hace su voluntad de Dios, en tal sentido, es un lugar que puede ser trasladado a la tierra y manifestarse entre los hombres en alguna medida, sobre la base de esas características.

 El reino de los cielos entre los hombres.

Es verdad que el reino de los cielos es un lugar de santidad absoluta muy distante a lo que vemos en la humanidad hoy en día, y que por tanto en el no puede entrar el pecado, pero también es cierto que el reino de Dios o reino de los cielos, puede manifestarse a los hombres en un presente inmediato por medio de la acción del Espíritu Santo, por esto, el reino de los cielos forma parte fundamental de la predicación de Jesús en su paso por la tierra.

Para Jesús era muy importante que de alguna manera la gente entendiese que el cielo puede influir y manifestarse en la tierra, cuando por medio de la comunión intima con el Espíritu Santo la humanidad se lo permite.

El reino de Dios se ha acercado…

A Jesús le vemos en el sermón del monte, en el padre nuestro y en un sin numero de referencias mas hablando sobre el reino de Dios como algo tangible, vigente y tan palpable por el ser humano como la vida misma.

Es propio de su accionar en la tierra que mientras realizaba milagros y prodigios dijese que el reino de Dios se había acercado, ejemplo de esto esta en Lucas 11:16-20 donde se describen los acontecimientos ocurridos luego de que libertase a un endemoniado de la siguiente manera:

“(…) Otros, para tentarle, le pedían señal del cielo. Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae. Y si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo permanecerá su reino? ya que decís que por Beelzebú echo yo fuera los demonios.

Pues si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces. Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros”. Lucas 11:16-20

Un conflicto inevitable…

De esta manera Jesús pone de relieve el conflicto que existe en el universo entre las fuerzas de Dios y las fuerzas del diablo a la hora de establecer el cielo en la tierra, pero también nos muestra como la intervención directa de Dios cambia las cosas, haciendo notar que su presencia en la tierra trayendo consuelo y alivio a los atormentados por el diablo y sus demonios era una manifestación genuina de la voluntad de Dios para el hombre, y por ende también una demostración de la forma en como funciona las cosas en el cielo.

Sus enseñanzas y y acciones significaba una victoria clara sobre las fuerzas que para mal dominan el mundo.

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. 1 Juan 5:18-19

El apóstol Juan redacta estas reveladoras y esclarecedoras palabras, haciendo ver que quienes hemos aceptado a Jesucristo y le servimos, somos de Dios, mas sin embargo enfrentamos un conflicto inevitable a causa del pecado, Satanás y sus demonios que moran y hacen estragos en medio de la humanidad, el pecado (desobediencia a Dios) es la forma en como Satanás domina el mundo.

Una promesa de triunfo

La única forma pues de enfrentar esta realidad y vencer el dominio de estas fuerzas malignas es apegandonos a Dios y a su palabra, viviendo en santidad (obediencia a Dios) y dejando que Dios manifesté a través de nosotros los aspectos que pueden ser perceptibles del reino de los cielos en la tierra, respecto a esto hay una promesa de triunfo según lo escribe Pablo, dice la Biblia:

 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento. Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, y a aquéllos olor de vida para vida. Y para estas cosas, ¿quién es suficiente? 2 corintios 2:14-16

Somos pues todos los cristianos agentes de cambio a favor del gobierno del cielo sobre la tierra. Es una tarea difícil pero no imposible, lo mas importante es que recordemos siempre que solo Dios nos puede hacer capaces y suficientes para la tarea de representarle y manifestar su reino aqui en la tierra.

No dejes de leer también: 6 aspectos vitales que debes conocer del reino de Dios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here