30 Versículos De La Biblia Sobre La Bendición

Los versículos sobre la Bendición que permiten enseñar al creyente como Dios quiere traer bendición a su vida, producto del conocimiento de sus mandatos y preceptos, que a su vez traen revelación a la vida de aquel que está envuelto en los malos pasos que lleva una vida alejada de Dios.

La Biblia permite enseñar, instruir y redargüir a las personas a través de diversidad de versículos y enseñanzas que buscan transformar las vidas de las personas, aportando lo bueno y lo correcto delante de los ojos de Dios, que ayudará tener una vida llena de la bendición que Dios ha prometido a los que se acercan a Él.

Índice

    Versículos sobre la Bendición 

    versículos sobre la Bendición

    La Biblia es el manual que enseña de qué manera debe actuar el ser humano en la tierra, y le permitirá comprender cada uno de los preceptos y mandatos que Dios entrega a la creación, que producirá a su vez la bendición de Dios a cada uno de sus hijos.

    A continuación se presentarán 30 Versículos de Bendición para la vida del creyente:

    Versículos de obediencia a Dios que trae la Bendición

    • «Puesto que me has obedecido, todas las naciones del mundo serán bendecidas por medio de tu descendencia» (Génesis 22:18)
    • «Tengan, pues, cuidado de hacer lo que el Señor su Dios les ha mandado; no se desvíen ni a la derecha ni a la izquierda. Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer» (Deuteronomio 5:32-33)
    • «Hoy les doy a elegir entre la bendición y la maldición: bendición, si obedecen los mandamientos que yo, el Señor su Dios, hoy les mando obedecer» (Deuteronomio 11:26-27)
    • «Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti ya tus hijos después de ti para siempre» (Deuteronomio 12:28)
    • «Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre…» (Deuteronomio 28:2)
    • «Cumple los mandatos del Señor tu Dios; sigue sus sendas y obedece sus decretos, mandamientos, leyes y preceptos, los cuales están escritos en la ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y por dondequiera que vayas» (1ra. Reyes 2:3)
    • «El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir; podrá tropezar, pero no caerá, porque el Señor lo sostiene de la mano» (Salmos 37:23-24)
    • «Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca» (Mateo 7:24)
    • «Dirigiéndose a todos, declaró: Si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga» (Lucas 9:23)
    • «Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen» (Lucas 11:28)
    • «Le contestó Jesús: El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra morada en él» (Juan 14:23)
    • «Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta» (Romanos 12:1-2)
    • «Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra» (Efesios 6:2-3)
    • «Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano» (1ra. Corintios 15:58)
    • «El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre» (1ra. Juan 2:17)
    • «No se contenten solo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica. El que escucha la palabra, pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es. Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído, sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla» (Santiago 1:22-25)
    • «Queridos hermanos, si el corazón no nos condena, tenemos confianza delante de Dios, y recibimos todo lo que le pedimos porque obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada» (1ra. Juan 3:21-22)

    Estos versículos de bendición hablan sobre la obediencia a Dios, que trae la satisfacción a cada uno de los creyentes, ya que se concentran todos los esfuerzos en andar fieles dentro de los principios bíblicos y su corazón será lleno de mucha felicidad que producirá la bendición de Dios en su vida.

    Estos versículos explican como una persona puede ser transformada por el poder del amor de Dios y su perdón. Es por ello, que la decisión de obedecer a Dios permitirá conocer con claridad el propósito divino de cada una de las personas que lo ayudarán a su vez a perseverar ya que Dios estará a su lado trayéndole la bendición prometida.

    Versículos de la Bendición de Dios para el hombre

     

    • «Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti» (Éxodo 23:25)
    • «Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir» (Deuteronomio 28:3-6)
    • «Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos» (Deuteronomio 28:8-9)
    • «Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles» (Deuteronomio 28:13-14)
    • “Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor sonría sobre ti y sea compasivo contigo» (Números 6:24-25)
    • «La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella» (Proverbios 10:22)
    • «Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados» (Proverbios 16:3)
    • «Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo» (Salmos 20:4)
    • «Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis» (Jeremías 29:11)
    • «El Señor fortalece a su pueblo; el Señor bendice a su pueblo con la paz» (Salmos 29:11)
    • «Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús» (Filipenses 4:19)
    • «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad» (Efesios 1:3-5)
    • «No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición» (1ra. Pedro 3:9)

    Cada uno de estos versículos reflejan la bendición que Dios puede entregarle a todos sus hijos, haciendo ver que su plan divino para la humanidad es llenarlos de felicidad, amor, paz, sanidad, prosperidad. Y todo lo que emprenda el creyente pueda traerle alegría y poder cumplir el propósito por el cual están en la tierra, que es a recibir su bendición en sobreabundancia.

    Luego de ver los versículo de bendición presentados en este artículo lo invitamos a que los ponga en obra, y que sean direccionados por el Espíritu Santo de Dios, para poder cumplir los mandatos y preceptos que Dios coloca en su palabra, y de esa manera recibir esa bendición que Dios promete a otorgar a cada uno de aquellos que siguen sus mandatos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más informacion