En Paz Me Acostaré - Salmo 4:8

En Paz me Acostaré es una frase que se encuentra en el Salmo 4:8, que fue escrita por el salmista David en medio de situaciones difíciles que le tocó enfrentar, pero en medio de ellas adoraba a Dios, mostrando su absoluta confianza en Él.

En la Biblia hay una gran variedad de textos bíblicos que enseñan a las personas la importancia de confiar en Dios, es por ello que esta frase permite infundir esperanza y confianza a todos aquellos que deseen una palabra que lo levante en medio del problema.

Índice()

    En Paz me Acostaré Salmo 4:8

    En Paz me Acostaré Salmo 4:8

    Al leer la Biblia se pueden conseguir muchos textos inspiradores para la humanidad, y entre ellos se encuentran los salmos que es uno de los libros con los que más se conectan los lectores, ya que el salmista David escribió en medio del dolor, de la alegría o la angustia y siempre tuvo la esperanza de tener a Dios a su lado, quien lo levantaba.

    La frase "en paz me acostaré" la escribió en una oración de acción de gracias, en el que se reflejaba la situación crítica que vivía, sin embargo él experimentaba la presencia de Dios que le traía esa paz y confianza en medio del proceso, por lo que él escribió al iniciar el salmo lo siguiente:

    “Respondeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia, cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar: Ten misericordia de mí, y oye mi oración” (Salmo 4:1)

    En este sentido hay que recordar que David era el rey de Israel por lo que gobernar una nación era un trabajo que exigía mucho esfuerzo, además que con ello estaría rodeado de muchos enemigos, tanto fuera como dentro del país, que se le causaba angustia.

    Del mismo modo, David era padre y tenía familia, que le exigía estar pendiente de ellos, y que cumpliesen los mandatos de Dios, además de caminar en el orden impuesto que en una ocasión fue interrumpida por la rebelión de su hijo Absalón, que le trajo un gran dolor.

    Pero a pesar de cada una de estas circunstancias que él vivía, permaneció adorando al Padre Celestial por lo que en este salmo él inició afirmando que Dios le daría respuesta a su petición, y culmina mostrando su absoluta confianza en Dios.

    “En paz me acostaré y asimismo dormiré, porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado” (Salmo 4:8)

    Lo interesante de leer este versículo es que se demuestra la relación que tenía David con Dios, ya que él podía descansar tranquilo ante las circunstancias que estaba viviendo, ya que Dios le infundía paz, y es por eso que estaba tranquilo al acostarse a dormir.

    Análisis del Salmo 4:8 En Paz me Acostaré

     

    En este salmo escrito por David indica que él se acostaba con absoluta tranquilidad, no sufría de ningún tipo de problemas de sueño, pues era Dios quien lo acompañaba en todo momento inclusive al momento de dormir.

    Acostarse

    Cuando David dice que él podrá "acostarse", y sentir seguridad en medio de la ansiedad que pueda sentir por todo lo vivido durante el día, eso refleja mucho más que el hecho de estar en una cama y descansar.

    El término "acostarse" significa entrar en reposo con Dios, ya que no es solo descansar su cuerpo, sino contemplar la paz, protección y amor que infunde la presencia de Dios en su entorno, por lo que él estará confiado aun en la oscuridad de la noche.

    Es tener esa confianza de saber que Dios guardará su sueño, al tener todo en manos del Señor eso permitirá que cada unas de sus metas y objetivos podrán ser logrados por Él. Es encontrar la paz en su corazón, renunciar de forma voluntaria al temor y abrazar la presencia de Dios.

    Dormir en Paz

    Cuando se lee este salmo se enfatiza en la bendición que es poder descansar tranquilo, y eso demuestra lo importante que es para la vida humana, ya que muchas veces las personas pueden experimentar insomnio, que le causa daños en su sistema cerebral, y además le produce desgaste mental, físico, emocional y espiritual.

    Es por eso tan importante para el rey David demostrar esa confianza que permitiría tener esa paz en todo momento, y no era una paz efímera sino una que es experimentada de forma funcional, trayendo consigo el gozo de vivir en la presencia de Dios todo los días de su vida, y aún al estar durmiendo podía percibir su protección.

    Toda esa confianza que tenía David estaba sostenida en vivir una vida integra delante de los ojos de Dios, ya que según un versículo previo a este último David enfatiza en no pecar, convirtiéndose en una deshonra a Dios, por lo que se debe ser agradecido por el amor y la misericordia que el Padre Celestial infunde.

    “Tiemblen, y no pequen; Mediten en su corazón sobre su lecho, y callen” (Salmo 4:4)

    Es en esa dirección a la que se debe llegar para tener esa paz de la que habla el rey David en el Salmo 4:8, y poder decir "en paz me acostaré", ya que producto de esa conexión divina que tenía David con Dios podía aceptar su voluntad que siempre sería lo mejor para su vida.

    La Paz que da Dios

    En Paz me Acostaré Salmo 4:8

    Esta frase habla de estar "en paz", en este sentido David comprendía que a pesar de ser rey y tener todas las comodidades y facilidades materiales, esa no era la verdadera paz, ya que era efímera, y por eso cada día buscaba la paz celestial que le daba la presencia de Dios en su vida.

    Por eso es que todas las personas deben acercarse a Dios por medio de Jesús, quien vino a la tierra para traer esa salvación, que está preparada para toda la humanidad, y así poder recibir esa paz necesaria para las vidas.

    “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1)

    Eso quiere decir que es una paz que se pueda tener por la gracia divina, por medio de la fe que tiene una persona, donde no existe incredulidad, y que se obtiene el regalo de Dios por la fidelidad del creyente.

    “Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios” (Romanos 5:2)

    Al tener esa paz divina es entregada por el cielo permitirá que el creyente pueda tener alegría en su corazón, porque su fe será sostenida por el poder de Dios, y en medio de las tribulaciones no podrá ser estremecida sino que será fortalecida en la fe en el Señor.

    Vivir Confiado

    En Paz me Acostaré Salmo 4:8

    Al descansar confiado es permitir que la gracia celestial sea sostenida por esa fe con la que David declara descansar en paz. Es el mayor ejemplo que puede tomar una persona, y poder permitir que sea Dios guardándolo y fortaleciendo el carácter en medio de las dificultades.

    “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” (Romanos 5:3-4)

    Cuando un creyente permanece en el estudio de las Sagradas Escrituras, y está en oración buscando la presencia de Dios y conoce quien es Él en su vida, podrá ser cada día fortalecido de la misma forma que vivía David.

    Al poner por obra cada uno de los mandamientos de Dios, quitar al temor y proporcionará a la persona un sueño grato, producto de la obediencia a su Palabra, ya que podría vivir una vida armoniosa con todo su entorno, producto del reflejo de Dios en todo lo que emprenda.

    Al vivir las promesas de Dios en su vida permitirá un descanso a su alma, donde podrá tener un descanso tranquilo, y no permitirá ser agobiado por las situaciones que viva ya que estará incrustado en su corazón la verdad inmutable de la palabra de Dios

    También puedes leer: Top 5 Salmos Para Dormir Bien, Tranquilos Y Protegidos

    Para finalizar se puede decir "que en paz me acostaré" cuando el Señor habite en cada uno de sus corazones, permitiendo descansar en cada una de sus promesas y poder entregar en manos de Dios cada una de sus metas y objetivos, ya que su voluntad será la mejor para la vida de cualquier persona.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir