Salmos 91:1- El Que Habita Al Abrigo De Dios Morará Bajo Su protección

339

En este pasaje bíblico (Salmos 91:1)” El que habita al abrigo de Dios morará bajo la sombra del Omnipotente”. Dios nos muestra cuan grande es estar bajo su presencia y bajo su dirección, porque lo que él tiene para cada uno de nosotros es realmente bueno y de bendición para nuestras vidas.

Dios tiene un lugar secreto donde cada uno de nosotros podemos morar en paz y con seguridad. Este lugar secreto es el lugar de descanso en Dios, un lugar que nos llena de paz y consuelo. Este lugar es “espiritual” donde nuestras preocupaciones se desaparecen y reina en nuestro interior la paz que proviene de su Espíritu. Es en la presencia de Dios. Cuando usamos el tiempo para orar, y en búsqueda de Dios para morar en su presencia, ahí nos encontramos en ese lugar secreto donde el nos da revelaciones únicas.

Te invitamos a leer: Las Manos De Dios Están Sobre Los Que Le Buscan

¿Que significa habitar?

El significado de la palabra habitar es “hacer nuestra morada; morar; vivir”. Cuando habitamos usted y yo en Cristo o habitamos en un lugar secreto, no lo visitamos ocasionalmente, sino que permanecemos residenciados allí.

En el Nuevo Testamento, una de las palabras griegas traducidas en habitar es la misma palabra que morar, Jesús dice en (Juan 15:7 )“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho”.

Si habitamos en Dios, entonces moramos en él.  Juan 15:7 dice: “Si permaneces en mí ( siendo uno  con Jesús) y mis palabras moran en vosotros y continúan en tus corazones, pedid todo lo que queréis, y os será hecho”.

En decir, que tenemos que estar firmes plantados en Dios. Necesitamos conocer el origen de donde proviene la ayuda en nuestra situación y circunstancia difícil. Es necesario que todos tengamos un lugar secreto de paz y seguridad donde moremos con el Padre celestial. Necesitamos depender completamente de Dios y confiar en él.

En el lugar secreto

” El que habita al abrigo de Dios morará “…(Salmo 91:1)

El salmista expresa que el que habita en el lugar secreto estará seguro y sereno. El lugar secreto es un lugar privado, o un lugar de refugio, donde nuestro espíritu mora en la presencia de Dios.

En este versículo nos dice que Dios quiere ser nuestro escondite, quiere que nuestro lugar de reposo sea él. Algunas personas utilizan como escapismo el alcohol y lo hacen su escondite. Otros usan las drogas, la televisión, la pornografía entre otras cosas. Algunos caen en depresión, en hoyos profundos de angustia y desesperación.

En vez de escondernos del mundo, Dios quiere que tengamos una morada en él, ese lugar de refugio donde podamos estar tranquilos y confiados. Esta palabras que David nos enseña, el que habita al abrigo de Dios, es una de las tantas respuestas que el Señor tiene para nosotros, las cuales solo debemos de conocer y experimentar en cada situación de nuestras vidas.

Dios se nos presenta como un abrigo.

Una condición el que habita (habla de tiempo y lugar (1 Reyes 17:1)”Vive Jehová de los ejércitos en cuya presencia estoy.”

Es un alma que vive en comunión con Dios, que edifica en la roca que es Cristo, además de poner en practica la palabra  para desarrollar el carácter de Cristo en él, entonces es allí donde estará habitando en la presencia de Dios, a través de la obediencia, siendo uno con Jesucristo. Que se viste de la justicia de Dios y no de carnalidad.

Confiados en el Dios Altísimo

Este primer versículo del salmo inicia haciendo conciencia acerca de cuál es la clase de Dios que estamos invocamos: “ El que habita al abrigo de Dios ”. Hay personas cristianas que no pueden vivir una vida confiada porque no poseen claramente la conciencia y la visión acerca de la realidad del Dios al cual le sirven.

Cuando la escritura expresa que Dios es el Altísimo, lo está colocando por sobre todas las cosas, significa que está mucho más alto que los ángeles, que los demonios, arcángeles, gobernantes. No hay duda de lo que este versículo expresa acerca de la posición que Dios ocupa. ¡Él es el más alto de todos! Podríamos decir que “es el jefe” y que a él están sometidos todos los poderes.

También podrías leer: Sin Fe Es Imposible Agradar A Dios: Cómo Tener Fe Y Confiar En Dios

Nadie nos puede tocar si no tiene el permiso de Dios, si estas bajo sus alas. Si le tienes miedo a los hombres, haces mal porque por sobre todos los hombres está el Altísimo; tu cobertura y tu protección deben ser tu confianza en él.  Dios  le pone límites a las obras de satanás. Él nos ha dejado su palabra y si creemos en ella, las promesas se cumplen en nuestras vidas; por esto es que este salmo dice salmo: “ El que habita al abrigo de Dios morará bajo la sombra del omnipotente”.

Dios nos libre del lazo del cazador.

El salmo 91 también dice:  “El te librará del lazo del cazador”. Esto significa: Que él te librará de las cosas que ni te imaginas. Hay cosas en nuestra vida, en las cuales  nos sentimos capacitados, y en otras no nos sentimos tan capacitados; nos sentimos confiados y seguros en las cosas que solemos manejar, e inseguros y temerosos en las que no manejamos. Cómo por ejemplo, el hecho que sepas conducir bien un auto, esto no significa que sepas manejar un barco.

Este pasaje dice que Dios nos librará de las artimañas que el enemigo prepara en contra de nosotros en el territorio en el cual nos sentimos firmes.

¿Qué es lazo del cazador?

Es una trampa que un cazador coloca para atrapar una presa; por ejemplo una liebre tiene un camino habitual en el cual se mueve y ella está segura caminando por ese mismo lugar, porque es el camino que recorre todos los días y lo hace confiadamente. ¿Dónde pues crees que el cazador colocara la trampa? ¡En el camino que esta liebre pisa con confianza!

Por esto el apóstol Pablo dice que el que cree estar firme, cuídese de no caer, porque el diablo tiene la habilidad de hacernos caer en cosas en las cuales nos sentimos fuertes y si no, entonces recuerda las cosas que algún día creías que no ibas a hacer y las hiciste.

Satanás es un hábil cazador y nosotros tenemos la tendencia que cuando nos sentimos seguros perdemos la habilidad de estar velando atentos en oración y ayuno.

Bajo sus alas estamos seguros.

¿Cómo reaccionamos en tiempos de tormentas? Recuerda que no hay tormenta que Dios no pueda calmar, y solamente en una tormenta se puede conocer la calidad y el nivel de fe de un creyente; en el tiempo de bonanza todos somos buenos. Si tu tienes el conocimiento de que tienes un Dios todopoderoso, Altísimo y sublime, no tienes por qué temer en la tormenta.

¿Cómo te sientes en la tormenta que estas atravesando? ¿Te sientas a llorar o confías en Dios?

“Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al altísimo por tu habitación…” Dios es tu habitación, tu habitas dentro de Dios y estás escondido en él. No sé qué dificultad estás atravesando pero él es el Altísimo y el omnipotente y sublime, y la puedes atravesar con él. Los niños dan una lección de esperanza: ¡Cómo ellos son capaces de ser tan felices en medio de una tormenta!

Dios hoy quiere librarte de todo lo que no te deja estar confiado, y abrigado a él; este es un Dios omnipotente, sublime y Altísimo que quiere librarte de tus temores, de tus preocupaciones y angustias, quiere bendecirte. ¿Qué tormentas están destruyendo tu ánimo y tu fe en Dios? Es hora que le entregues toda tu vida a Cristo; si estás dispuesto a recibir su bendición.

Te recomendamos que leas: La Viuda De Sarepta Y Elías: Revelación De La Provisión De Dios

Seguidora de Jesús… Me encanta compartir todo lo que identifica a Dios como creador de los Cielos y la Tierra; y sobre todo lo que realmente edifique a las personas. Agradecida con él por permitirme hacer lo que me gusta escribir para Ustedes… “Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Romanos 1:20”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here