El Hombre De La Mano Seca Aplica Esta Lección A Tu Vida – Marcos 3:1-6

En Marcos 3:1-6. Jesús cura a el hombre de la mano seca. Las cosas pueden estar “secas”, no sólo físicamente, sino también espiritualmente. Cualquier cosa que se haya “secado” en tu vida, Dios vino para hacerla “completa” Todos hemos pasado por situaciones en las que hemos tenido algunas cosas que “se han secado”. Pero Dios es el único que puede reverdecer tu vida el agua de vida que ofrece en sus escrituras.

“El hombre de la mano seca” cómo se aplica esta lección a nuestra vida.

Físicamente.

El hombre de la mano seca estaba en mal estado. Significa que se había “arrugado”. Su mano estaba seca, más pequeña, inútil, lo que significaba que no podía trabajar. Estaba pegado a él, pero no era bueno para él, y era una carga, solo servía para agobiarlo, ralentizarlo, agotar su energía, arrastrando un pesado peso inútil.

 Espiritualmente.

No sólo nuestras manos, sino también nuestras vidas están “secas” sin Dios! A pesar de que Dios nos creó a su imagen, para ser como Él. Desde el pecado de Adán en el jardín, el pecado separó al hombre de Dios. Dios declaró que el “día que peques, morirás”.

En nuestra vida; hay situaciones que nos marcan y crean en el mundo espiritual ciertas ataduras que no nos permiten fluir en la obra de Dios;  lo que nos pone en un mal estado espiritualmente, donde fracasamos en la oración, en la comunión con Dios o bien, nos ralentiza en oír la voz de Dios para cumplir su voluntad en nuestra vida.Y por ello todo lo que sale de nuestra mano es sequía.

Puesto que el hombre nace en pecado, “aislado” de la fuente de vida, se encuentra en una condición “arrugada”. Está “arrugado” en su espíritu, alma y cuerpo. En última instancia, si el hombre no se “reconecta” con Dios a través de él, al nacer de nuevo por el espíritu de Dios, ¡morirá! Destinado a pasar “¡la eternidad en el infierno! Debemos recibir al “Espíritu Santo”. Y poner por obra la palabra de Dios. No es sólo verla, leerla o recibirla sino más bien hacerla un estilo de vida.

Lee También:  El Poder Del Cristiano A Través De La Autoridad De Jesucristo

El hombre de la mano seca

Verdad espiritual

El hombre en toda su sabiduría y las bendiciones de Dios todavía niega la realidad de Dios, la necesidad de “nacer de nuevo” y vivir una vida santa y santificada en este mundo presente por el poder del Espíritu Santo!

Antes de sanar al hombre, él usó esto como una oportunidad para enseñarles una lección más grande, “Jesús vino a dar vida, hacer el bien, aun en el día sábado. Dios no está limitado por el tiempo ni por el día de la semana”.

Los espectadores no sólo fueron crueles con el paciente, a quien deberían haber hecho todo lo posible para ayudarlo. Pero fueron crueles con el médico que vino a ayudarlo!

Jesús le dice al hombre de la mano seca “De pie”

Cuando sintió la dureza de sus “corazones“, les hizo una pregunta. “¿Es correcto hacer el mal o el bien, curar o matar en sábado?” Jesús se enojó por el pecado en sus corazones. Se resistieron a la “verdad” y se negaron a cambiar. Por lo tanto, no dijeron nada. Jesús les dijo que -si no estás lejos de mí, entonces estás en mi contra-. Aunque no estés diciendo nada con tus labios, pero el pecado está en tu corazón, vas a ser juzgado.

Jesús se enojó, por el “pecado” en sus corazón, pero aún así no pecó. Debemos ser como Jesús, y desarrollar un “santo enojo” por el pecado, y no por la persona, “¡Enójate y no peques!”

Apártate de todas las situaciones que no te permiten avanzar en tu vida cristiana;  y busca siempre hacer la voluntad de Dios y veras que todo lo que esta seco en tu vida comience a tener vida y renueva cada parte de ti; para que fluyas como corrientes de agua viva, de la fuente que es Dios.

Te recomendamos leer: Que Es La Vid Y Su Significado Espiritual En La Biblia

Compartir es sinónimo de bondad

“Cercanía a Dios trae parecido a Dios. Cuanto más veas a Dios, más de Dios será visto en ti” — Charles Spurgeon.

También te recomendamos leer

Deja un comentario