¿Y Tú Que Sabes Sobre la Vida y la Muerte? la Eternidad en Perspectiva

288

¿Y tú que sabes sobre la vida eterna? Me preguntaba a mí mismo mientras me decidía a tratar de encontrarle una respuesta esperanzadora a la que considero una de las preguntas más enigmáticas, desconcertante e intrigantes de todos los tiempos: ¿Qué nos sucede después de la muerte?

Hay una parte obvia en esta conocida interrogante… sabemos lo que pasa al cuerpo, vuelve al polvo junto con el cese de todas sus funciones vitales, al no poder mantener lo que se conoce como capacidad homeostática (mantener la vida) pero: ¿Sucede lo mismo con la personalidad?, ¿Habrá alguna parte de nosotros que no se vea afectada por esta condición de muerte física?

Ha habido muchas respuestas surgidas a través de la historia, en muchos casos producto de la tradición, la cultura popular, la imaginación y hasta la ciencia ficción. Hablan desde el cese absoluto de toda existencia, hasta la reencarnación del alma en otros seres vivos, sin embargo ninguna parece definir completamente lo que ocurre cuando experimentamos la muerte.

Qué Sabes De Vivir la Muerte.

Lo cierto es que todos estamos muriendo lentamente. Por lo general  la persona promedio piensa poco en la muerte, sin embargo la realidad es que pase lo que pase, nuestro destino seguro es tener que pasar por ese acontecimiento, en forma muy íntima y personal en algún momento.

A lo largo de la vida, y sobre todo después de cierta edad, nuestros cuerpos naturalmente se comienzan a deteriorar, haciéndose evidente el inevitable paso del tiempo, es entonces cuando comenzamos a ver con mayor detenimiento a esos seres queridos que se nos van a un desconocido más allá, invitándonos a reflexionar en ¿Cómo hemos vivido? o ¿Cómo estamos viviendo?

Ciertamente desde hace ya mucho tiempo que la muerte es una parte natural de la vida, pero ¿Fue siempre así? ¿Por qué si es un destino seguro, nadie quiere tener que pasar por allí? ¿Por qué el ser humano se aferra con tanta fuerza a algo que no puede conservar como lo es la vida? ¿Qué sentido tiene la vida si lo único seguro en ella es la muerte?

¿Tiene alguna respuesta la Biblia?

Si, la Biblia, considerada por muchos la palabra de Dios, es posiblemente el libro más leído, perseguido, cuestionado y admirado en la historia de la humanidad, siendo el compendio que aglutina información sobre una enorme variedad de temas, dedica no pocas páginas o referencias al tema de la muerte y la vida… pero también habla de algo esperanzador la posibilidad de vida eterna.

La razón por la cual el hombre no quiere morir es simple, según la biblia no fue creado para hacerlo, la muerte es una parte natural de la vida desde que el pecado fue introducido en la humanidad cuando el hombre fue creado en el Edén según el relato bíblico no era así, no tenia razones para morir.

¿Cual es la naturaleza de la muerte?

La advertencia principal que Dios hizo a Adán y Eva en el huerto del Edén, para que pudiesen conservar su condición comunión con Él y perpetuidad de vida, era que no comiesen del árbol del conocimiento del bien y del mal “porque el día que de él comiesen morirían”.

Dice la Biblia textualmente: (…) mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Génesis 2:17

Y aunque Adán y Eva no murieron instantáneamente luego de desobedecer a Dios, la capacidad de experimentar muerte sí se introdujo en sus cuerpos y se manifestó después de los años, razón por la cual todos sus hijos (la raza humana en pleno) la heredan y junto con ello, la enorme frustración de no poder permanecer más tiempo sobre esta tierra.

El pecado es pues desobediencia a Dios, y esta desobediencia se puede manifestar en muchas maneras produciendo siempre la misma consecuencia, la muerte física y espiritual.

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 6:23

¿Que sabes de la Salvación?

Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. Hebreos 9:27-28

Si bien la muerte física por causa del pecado parece algo inevitable, la Biblia habla de otra posibilidad, la vida eterna obtenida a través de Jesús. Según las sagradas escrituras, Jesús quien nunca pecó, murió en la cruz en nuestro lugar, pagando así ante la justicia divina lo que nuestra redención exigía para darnos vida eterna con él.

Nuestra seguridad es pues, que si él resucito y vive ahora eternamente, nosotros (quienes creemos en él) también tenemos esa posibilidad si perseveramos creyendo en él hasta el final, dice la Biblia sobre Jesús:

“… Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia (…) y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec”. Hebreos 5:8-10

¿Qué sabes de Jesús?

Jesús como hijo de Dios fue un hombre perfecto que aunque fue tentado en todo jamás pecó, por ese motivo, la muerte no tenía poder sobre él, debía vivir eternamente, sin embargo, al ser un hombre nacido de mujer (descendiente de Adán y Eva), tenía la condición precisa heredada por parte de María para poder experimentar muerte…

Y aunque no pecó ni murió de causa natural, fue asesinado deliberadamente por los romanos incitados por los líderes religiosos del pueblo judío. Pedro describe bien estos acontecimientos a Cornelio en el libro de los Hechos, hablando de Jesús de la siguiente manera:

(…) vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén; a quien mataron colgándole en un madero. A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos.

Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.

Hechos 10:37-43

¿Y tu que sabes de la Vida y la Muerte?

Jesús es pues nuestro único boleto a la vida eterna según la Biblia, siendo que es únicamente por su sacrificio que recibimos el perdón de nuestros pecados, y que son esos mismos pecados, ligados a nuestra naturaleza caída los que provocan nuestra muerte, física y espiritual. Ahora ya tenemos al menos una perspectiva  más amplia sobre la vida y la muerte, y sobre todo de la esperanza de Vida Eterna, Hay un futuro glorioso para todo aquel que cree en Jesús.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here