¿Que Es Y Que No Es La FE…? Su Importancia Y Su Relación Con El Temor

337

¿Qué es la Fé? Puede que sea una palabra pequeña, pero es sumamente significativa e importante en la vida. La Fe, en sí misma es  prácticamente un impulso vital, todos ejercemos fe en lo que hacemos y está siempre en algún grado presente en cada decisión que tomamos, cada ves que actuamos lo hacemos creyendo algo, la obtención de un resultado y es esa creencia nuestra fe.

En términos sencillos, la fe es la vigencia que en lo personal tiene una creencia o una afirmación, es la convicción absoluta de algo de lo que aún no se tienen pruebas fehacientes. Es más que creer, es dar por sentado o seguro algo, simplemente porque la fuente de información que lo ha afirmado es confiable y de fiar, es ir mas allá de lo tangible para proyectarse en el tiempo acerca de lo que se puede recibir y obtener.

Para el cristiano, la fé, más que un concepto primordial, es un aspecto permanente de su vivir, que permanece consiente o inconscientemente todos los aspectos de la vida. Desde la antigüedad, la fe ha sido un requisito indispensable para agradar a Dios, y un ingrediente insustituible de nuestra comunión con él.

La Biblia hace una enorme cantidad de referencias a la fe, es nombrada 267 veces en 244 versículos y aparece con mucha mayor frecuencia en el Nuevo Testamento por estar tan intrínsecamente ligada a la manifestación de la gracia.

¿Qué es y que no es la Fé…? 

Uno de los mejores pasajes de la biblia para estudiar lo que es la fe es quizás el capítulo 11 del libro de Hebreos, en él encontramos profundas afirmaciones de lo que es y lo que no es la fe, como funcionó en la antigüedad y como funciona ahora.

Es pues, la fé, la certeza…

Hebreos capitulo 11 comienza dando un concepto bastante sencillo pero muy profundo y completo de lo que es la fe, dice así:

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Hebreos 11:1

El versículo 2 hace referencia a que por la fe muchas personas en la antigüedad tuvieron la aprobación de Dios, refiriéndose a toda la gente que creyó en Dios y en su palabra, solamente por su confianza en quien es Dios, el versículo siguiente es bastante explicativo al respecto diciendo:

“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” Hebreos 11:3

Todo el universo fue creado por la palabra de Dios tal y como lo vemos en el primer capítulo del libro de Génesis, Dios pronunciaba su palabra y con el poder de la misma creaba todas las cosas en forma instantánea, de manera que su palabra es verdad pura y todo lo que ha dicho ha de cumplirse porque él es fiel a su palabra.

Esta fidelidad de Dios siempre debe ser un fundamento suficiente para confiar y mantener una fe sana, “la palabra de Dios y su fidelidad”, bien dicen las sagradas escrituras:

Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?  Números 23:19

Los héroes de la Fé:

El capítulo 11 de Hebreos también es conocido como el capítulo que honra a los héroes de la fe, en el encontramos a Abel, Enoc, Noé, Abraham, Jacob, Moisés y muchos hombres y mujeres mas que agradaron a Dios por su fe, es decir por su confianza plena en su palabra. Como bien aclara el verso 6:

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6

Durante todo el capítulo 11 el autor de Hebreos narra las trascendentales decisiones que los personajes bíblicos tomaron en función de lo que conocían y sabían acerca de Dios, lo que Dios mismo les había dicho, revelado o guiado, y como Dios honró la fe de cada uno de ellos.

Es interesante ver que como lo dice el versículo 39 del mencionado capítulo, aunque muchos de estos personajes alcanzaron buen testimonio (favor y reputación delante de Dios), no necesariamente alcanzaron todo lo que Dios les había prometido y este es quizás el mayor motivo de conflicto, tener fe no significa que todo mágicamente saldrá bien, actuar en fe solamente nos coloca en el centro de la voluntad de Dios.

Vivir por Fé…

Vivir por fe, es imitar la conducta de aquellos hombres y mujeres que aparecen citados en Hebreos capitulo 11, ellos, basaban sus decisiones en lo que Dios les dirigía hacer, y no en sus apreciaciones personales de las circunstancias, confiaban mas en Dios que en lo que humanamente veían.

Una evidencia clara de esto es lo que se dice sobre Moisés quien:

“Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible”. Hebreos 11:27

Es claro que no todos tenemos la fe de Moisés pero en definitiva si es algo que debemos imitar, después de todo, dar crédito a lo que nuestros 5 sentidos dicen por encima de lo que el todopoderoso nos revela no muestra otra cosa que una actitud infantil y orgullosa que puede traer mas problemas que beneficios.

“He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.”  Habacuc 2:4

Vivir por Fe es el reto que hoy por hoy debemos enfrentar sea que lo queramos o no, la Biblia hace muchas referencias a esta necesidad, entre ellas la más emblemática puede que sea la recientemente citada (Habacuc 2:4) aunque podemos citar algunas más como por ejemplo:

“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.” Romanos 1:17

Y también:

Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma (dice Dios). Hebreos 10:38

Es claro que Dios nos exige que creamos en él y en lo que nos dice en su palabra para que llevemos una vida conforme a sus maravillosos propósitos en ella, es indispensable confiar en que viviendo conforme él nos guía y dirige alcanzaremos su favor, y que esto es un logro muy preciado aun cuando no alcancemos aquello que humanamente deseamos.

Recordemos que nuestra meta “debería ser” adorar y servir a Dios con nuestra fe, y que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan para bien, a la larga, Dios nos dará aquello que necesitamos no necesariamente lo que deseamos.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28

Escoger entre Temor y Fe

El temor es quizás el enemigo principal que debemos erradicar para llevar una vida de fe satisfactoria, el temor es básicamente fe distorsionada, está basado en creer con más vehemencia en aquello que los sentimientos negativos, Satanás, el mundo o cualquier otra fuente diferente de Dios dice en forma contraria a la propia indicación de nuestro Dios y sus palabras.

Es un hecho que constantemente tenemos la necesidad de callar las voces que nos hacen dudar de lo que Dios ha dicho y creemos por la fe. Es una lucha que ha existido desde siempre y mientras estemos en esta tierra siempre existirá, una lucha de la cual nuestro Dios tiene conocimiento y está dispuesto a ayudarnos.

Tanto sabe Dios al respecto que es frecuente en los evangelios que Jesús se refiriese a sus discípulos y seguidores con el calificativo de “Hombres de poca fe” sin embargo, y a pesar de ello, continuo enseñándoles e instruyéndoles, Jesús conoce a la perfección nuestra condición humana y nuestras debilidades, y lo mas importante es que  esta dispuesto a ayudarnos y a enseñarnos como lidiar con ellas.

Sin embargo es nuestro trabajo pedir a Dios y clamar como lo hicieron los discípulos alguna vez y en virtud de la conciencia de esta necesidad que apremia…

“(… Señor) Auméntanos la fe”. Lucas 17:5.

Te invito a leer también: Pídeme lo que quieras y te lo daré

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here