Lo Que Debes Saber Sobre El León De La Tribu De Judá

443

En las escrituras de la Palabra de Dios, se le conoce a Jesús como el León de la tribu Judá. Pero a la mayoría de las personas prefieren reconocerlo como el cordero inmolado. Están los que prefieren al cordero sumiso, noble, misericordioso y dispuesto a dar su vida en sacrificio por la humanidad. Y están los que creativamente prefieren a un cachorro de león. Pero Jesucristo el León de la tribu de Judá, no es precisamente indefenso, ni tierno.

Jesús el León de la Tribu de Judá, ruge con furia. Por el enojo contra aquellos que quieren robarle su poder, señorío y gloria que solo le pertenece a Él. A Jesús se le compara no solo con el cordero por su nobleza, sino también con un feroz león.

Jesús Asumió Con Valentía La Oposición

Nuestro Señor Jesús no se acobarda, no huye, no retrocede, ni se escuda en mentira alguna. Simplemente dice: “Soy yo”. Y su porte revela absoluta seguridad, autoridad y valentía, que cualquier recula admirado y cae.

Jesús marcó el objetivo de su ministerio, defendiendo con su autoridad la palabra de su Padre, sin permitir manipulación o trastorno contra los recurrentes ataques. Jesús no tuvo dudas en denunciar a los deshonestos legalistas e hipócritas de la época. Que intentaban invalidar la Palabra de Dios, aquellos líderes que el pueblo reverenciaba por su ignorancia Jesús los enfrento.

A Jesús hoy por hoy se le ha presentado y conocido como el cordero inmolado de Dios. Con una personalidad amorosa y compasiva, que pago con el precio de su sangre el pecado de la humanidad. Pero en la segunda venida de Jesús al mundo le conocerán como el León de la tribu de Judá que ruge ferozmente.

Dios Tiene El Control, No Tenemos Nada Que Temer

En el trascurrir de tu vida se presentaran diversas situaciones difíciles, en las que posiblemente perderás la orientación y te desesperaras. Jesucristo el león de la tribu de Judá triunfara en cualquier situación, por lo que no debes sentirte ansioso ni preocupado.

Jesús por su gran misericordia y cuidado nos permite ser salvos. Cuando dejamos de hacer las cosas que sabemos que debemos hacer comenzamos a descuidar nuestra salvación. Es nuestra responsabilidad alimentar cada día nuestra relación con Jesús para acrecentar nuestra confianza en el león de la tribu de Judá. El león de la tribu de Judá Rey de Reyes y Señor de Señores juez de toda la tierra y Salvador nuestro es Jesucristo.

Jesús El Intercesor De La Humanidad

Jesús intercede delante de su padre nuestro Dios para que sean borradas las iniquidades que de la humanidad. Aquel que no tenga la voluntad genuina de amar a Dios y a su hijo Jesús quien no lo reciba como único y suficiente salvador no tiene la oportunidad de ser salvo.

Todo aquel que no acepte el amor de Dios, a nuestro Señor Jesucristo y al Espíritu Santo de Dios pierde la libertad de elegir ser salvo.

Hallazgos Bíblicos Históricamente Importantes

El León de Judá es el símbolo de la Tribu de Judá, según las lecturas e interpretaciones bíblicas podemos encontrar que se trata de la tribu del linaje de los Reyes de Israel, como los antecesores del Rey David.

El emblema simbolizado por Reyes y el León de la tribu de Judá, se debe a las palabras de bendición  pronunciadas por Jacob. Padre de Judá quien llama a su hijo cachorro de león hijo mío. Originando el emblema por la profecía dada que Jesús el Mesías vendría de la tribu de Judá.

León de Judá, título mesiánico otorgado a Jesús por ser el Mesías gobernador del mundo. De la descendencia del rey David y de la tribu de Judá, provino de quien venció a la propia muerte. Y quien esta presente para batallar en el juicio final. Para demostrarle a todo aquel que creyó en Él que gozara de vida eterna, Jesús es fuente del verdadero poder. El símbolo de mayor fuerza y ferocidad es representado como león, para demostrar el mayor poder entre toda la humanidad.

Lo Que También Debes Saber Del León De La Tribu De Judá

Aquellos que no aceptan genuina y verdaderamente a Jesús, su alma estarán muy lejos de la salvación que otorga Dios en la eternidad. Todo aquel jactancioso de su propio ego, presumido y orgulloso de su amplio entender se ha apartado voluntariamente de Dios.

Es tiempo de decir a quienes no conocen que Jesucristo nació de la tribu de Judá. El Cordero de Dios, Jesús que quita el pecado del mundo vino a convertirse en el León de la tribu de Judá y a establecer el Reino de Dios.

El León de la tribu de Judá se oye en todo el mundo, su rugir son las buenas nuevas de salvación. Por más de dos mil años los discípulos de Jesús rugen con Él para que en toda la tierra se oiga la verdad del Evangelio. Para dar la victoria contra el pecado y la muerte, contra el error de una vida sin la perfecta dirección de Dios. Para que los que crean reciban, la salvación de su alma para la eternidad.

El rugido del león alcanza a ser escuchado hasta una de más de 8 km de distancia. Pero el rugir de Jesucristo se escuchará hasta los confines de la tierra. Los cielos y la tierra temblarán, ese rugir se oirá en todas las naciones.

En Jerusalén Se Cumplen Los acontecimientos que Históricamente Se Registran En La Biblia.

Jerusalén capital de Judá fue David quien la convirtió capital. Y capital de todo Israel cuando unificó todo el reino.  Jerusalén sigue siendo la capital de los Judíos y capital profética del mundo. Fue en Jerusalén donde murió el cordero inmolado de Dios, donde resucitó nuestro salvador. Es allí donde ruge el León de Judá y es allí a donde volverá Jesucristo en las nubes para que todo ojo le vea y todo oído le oiga.

Jesucristo vendrá a establecer el Reino de los Cielos aquí en la nueva Tierra. Donde viviremos junto a Él eternamente. Todos los que le recibimos, aceptamos el plan de salvación de Dios y hayamos escuchado el rugir del León de Judá.

Visita y conoce sobre: 6 Aspectos Que Necesitas Conocer Sobre El Reino De Los Cielos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here