Razones Para Decir: Jesús Confío En Ti… Sin Importar Las Circunstancias.

144

Jesús confío en ti… es quizás la expresión más importante que podemos decirle a Dios. Hoy por hoy aprender a confiar en Dios en medio de las distintas vicisitudes de la vida es una necesidad difícil de afrontar, no importa cual sea nuestra condición social o económica es una realidad que cada día que pasa en este mundo la vida puede sorprendernos de las formas más inhóspitas y que si no lo hace para mal ya tenemos un gran motivo de agradecimiento.

En Venezuela, aunque hay quienes gozan de amplias comodidades; también hay una mayoría para quienes el panorama global del país desde hace algún tiempo solo ha pintando nubes grises; en medio de las de las dificultades económicas y la escasez de alimentos no son pocos los que a pesar de grandes esfuerzos llegan a perder toda esperanza.

Cuán difícil es para muchos mantener la cordura cuando las cosas no están saliendo bien, cuando nada parece tener sentido, cuando el sufrimiento toca a la puerta y ya nos encontrábamos acongojados y afligidos; sin ningún tipo de motivación positiva para seguir adelante en busca de un sueño o de un mejor destino.

Es en esos difíciles momentos, donde debemos hacer todo lo humanamente posible por no dejar de ver la vida en perspectiva, aferrarnos a Dios y repetirnos a nosotros mismos tanto y tan fuerte como podamos Jesús confío en ti.

Jesus confío en ti

Es quizás lo más útil que podemos aprender a decir cuando el mundo nos da la espalda y no encontramos salida. Cuando nos decepciona o nos hieren; y no encontramos fuerzas ni razones para hacer frente a la vida, y a tantas situaciones que escapan de nuestro control. Mirar a Jesús como aquel que es digno de toda nuestra confianza es la clave para lidiar con las circunstancias adversas; mirar a Jesús como aquel que puede tomar en sus manos nuestro presente y sacar de él algo bueno es lo más necesario para nuestro futuro.

Confiar en Jesús a pesar de las circunstancias.

Dios sabe perfectamente por lo que estamos pasando. No importa de que se trate Dios siempre conoce el problema mejor que nosotros; y no solo eso también quiere y desea lo mejor para nuestras vidas (Jeremías 29:11); el no permite el problema sin un propósito en mente, (1 Corintios 10:23) pero es tan difícil decir Jesús confío en ti… Estamos tan acostumbrados a buscar nuestras propias soluciones lejos de Él; que solo cuando se acaban todas las demás opciones volvemos nuestra mirada hacia Dios.

¿Qué dice la Biblia de la adversidad?

La Biblia está llena de pasajes e historias donde la fe de muchos hombres fue puesta a prueba por medio de circunstancias adversas. Es incorrecto pensar que por el hecho de ser cristianos estamos de alguna manera exentos de problemas (Romanos 8:12 2 corintios 1:5); y no experimentaremos situaciones adversas o difíciles, si miramos con detenimiento las escrituras, en ellas se nos promete exactamente lo contrario (Hebreos 12:5-8).

“Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón y salva a los contritos de espíritu.

Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo librará Jehová”. Salmo 34:18-19

Es notable el hecho de que en pasaje anterior se afirma: “las aflicciones de los justos son muchas“. Pero la buena noticia es que a pesar de eso Dios puede librarnos de todas ellas.

Querámoslo o no allí van a estar las aflicciones… Ellas desde hace mucho forman parte de esa magnífica, única y misteriosa experiencia que llamamos vida; Dios no desea que les seamos indiferentes; sino que aprendamos de ellas y que en medio de ellas confiemos en Jesús para poder superarlas con su ayuda y en su nombre.

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”. Juan 16:33

¿Que es confiar en Jesús?

Confiar en Jesús puede que sea lo más difícil que la vida nos llegue a exigir ante muchas aflicciones… En nuestro Señor Jesucristo vemos durante la narración de los evangelios un ejemplo de fe y conducta intachable que haríamos bien en observar con detenimiento y cautela…

Jesús es el modelo de hombre perfecto y la medida de la estatura que algún día todos los que creemos en él alcanzaremos (Efesios 4:13-14); pero cuidado, intentar alcanzar la perfección del hijo de Dios ignorando la dependencia que hay que tener de la gracia de Jesús es una de las formas más fáciles de frustrarse y hasta autodestruirse.

Confiar en Jesús no es pensar que podemos ser como él en un sentido absoluto mientras estamos en esta tierra. Es creer que él siempre tiene el control de las circunstancias y que estas tienen un propósito benigno; que aunque en un principio no entendamos ni nos guste del todo; a la final nos ayudará para nuestro provecho si amamos a Dios. Es tener la certeza absoluta de que nuestras vidas están en sus manos; una vez que le hemos recibido y aceptado como Señor.

Es depender de su gracia y esforzarnos por darle lo mejor a él siempre… Y por sobre todas las cosas es hacer un esfuerzo sincero y constante por guardar sus enseñanzas.

¿Resultará todo bien al final del camino?

La Biblia declara “a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:28) pero es bueno analizar ¿quienes son estos que aman a Dios? según lo señala el mismo Jesús; de lo contrario esta promesa dada por Dios sería erróneamente aplicada para todas las personas del mundo y correriamos el riesgo de engañarnos ya que la realidad nos muestra que no es así.

Jesús dice en el evangelio de Juan:

“El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él”. Juan 14:21

Más o menos este mismo mensaje transmite los versículos 23 y 24 del mismo capítulo y también el verso 27 del capítulo 16 del mismo evangelio. Los que aman a Dios se “esfuerzan” por guardar su palabra; quizás no sean perfectos…

Quizás fallen o pequen producto de su naturaleza caída. Pero es claro en la Biblia, que no viven según esa naturaleza y que el que tiene los mandamientos de Dios y los guarda, esé es el que realmente lo ama; quien luchara por no ser dominado por la naturaleza pecaminosa que habita nuestra carne.

De modo que decir Jesús confío en ti, no es algo que únicamente se exprese con palabras… Va más allá, es algo más que decirlo, tiene que ver con la actitud que delante de Dios tenemos al enfrentar las circunstancias; si recordamos sus promesas, si creemos a sus enseñanzas…

Si seguimos firmes obedeciendo y dando lo mejor de nosotros sin importar las circunstancias, o si por el contrario flaqueamos y menguamos cuando aumentan las adversidades en nuestras vidas.

Jesús determina nuestro destino…

Para los que creemos que la Biblia es la palabra de Dios, y que ese mismo Dios que la inspiró; de una forma sobrenatural y misteriosa se encarnó en la persona de Jesucristo, para revelarse a sí mismo a la humanidad, darse a conocer y liberar al mundo de la esclavitud del pecado. La razón principal para decir Jesús confío en ti, es que él no solo vino “a darnos vida y vida en abundancia” (tal como lo señala Juan 10:10) sino que es el dueño y Señor de todas las cosas.

“Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra”.  Mateo 28:18

Por tanto tenemos a este ser maravilloso llamado Jesucristo, que es uno con el Dios padre Todopoderoso; y por tanto es Dios mismo. Y que nos amó de tal manera que entregó su propia vida por nosotros; (Juan 3:15-17, Mateo 16:19)… Y es este ser quien determina nuestro destino, es Él quien conoce nuestro final; es este ser quien tiene en sus manos el cambiar las circunstancias; y el materializar nuestras esperanzas si fuere conforme a su voluntad.

Todas estas son razones suficientes para decir Jesús en ti confío cada día… Y quizas algo mas como; a ti vuelvo mi corazón y mis esperanzas, a ti me aferro sin importar las circunstancias; y espero en ti porque sé que lo que tienes para mi vida es lo mejor. Se que eres fiel por eso y muchas cosas más Jesús confío en ti.

Te animo a que si te gusto este articulo no dejes de leer; ¿Y El Día de Mañana, Qué Será de Mí? Como Hacer frente A La Incertidumbre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here