8 Versículos De La Biblia Que Hablan Del Amor De Dios

El amor en la Biblia, como en nuestro uso diario, puede ser dirigido de persona a persona o de una persona a las cosas. Cuando se dirige hacia las cosas, el amor significa disfrutar o sentir placer en esas cosas. Al igual que con las cosas, amar a las personas puede significar simplemente disfrutarlas y sentir placer en sus personalidades, miradas, logros, etc.

Pero hay otro aspecto del amor interpersonal que es muy importante en la Biblia. En este caso, el amor no es un deleite en lo que una persona es, sino un compromiso profundamente sentido de ayudarlo a ser lo que debería ser. Como veremos, el amor por las cosas y ambas dimensiones del amor por las personas están ricamente ilustradas en la Biblia.

La Biblia dice que “el amor es de Dios” y “Dios es amor” (1 Juan 4:7-8); en otras palabras, el amor es una característica fundamental de quién es Dios. Todo lo que Dios hace es impulsado e influenciado por su amor.

La Biblia usa varias palabras diferentes para “amor” en hebreo y griego, intercambiándolas dependiendo del contexto. Algunas de estas palabras significan “amor afectuoso”; otras, “amistad”; y otras, “amor erótico y sexual”. También hay una palabra distinta para el tipo de amor que Dios muestra. En griego, esta palabra es ágape, y se refiere a un amor benévolo y caritativo que busca lo mejor para el ser querido.

La Biblia dice que Dios fue motivado por el amor para salvar al mundo (Juan 3:16). El amor de Dios se ve mejor en el sacrificio de Cristo en nuestro favor (1 Juan 4:9). Y el amor de Dios no requiere que seamos “dignos” de recibirlo; Su amor es verdaderamente benevolente y misericordioso: “Dios demuestra su propio amor por nosotros en esto: Mientras aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

La Biblia dice que, puesto que el verdadero amor es parte de la naturaleza de Dios, Dios es la fuente del amor. Él es el iniciador de una relación amorosa con nosotros. Nuestra comprensión humana del amor es defectuosa, débil e incompleta, pero cuanto más miramos a Jesús, mejor entendemos el verdadero amor.

La Biblia dice que el amor de Dios por nosotros en Cristo ha resultado en que seamos traídos a su familia: “Mirad qué gran amor nos ha prodigado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios! ¡Y eso es lo que somos!” (1 Juan 3:1). Así como el padre en la parábola mostró amor a su hijo pródigo (Lucas 15:11-32), así nuestro Padre Celestial nos recibe con gozo cuando venimos a Él en fe. Él nos hace “aceptos en el Amado” (Efesios 1:6).

La Biblia dice que debemos amar a los demás de la misma manera que Dios nos ama a nosotros. Debemos amar a la familia de Dios (1 Pedro 2:17). Debemos amar a nuestros enemigos, es decir, debemos buscar activamente lo mejor para ellos (Mateo 5:44). Los esposos deben amar a sus esposas como Cristo ama a la iglesia (Efesios 5:25). Al mostrar un amor benévolo y desinteresado, reflejamos el amor de Dios a un mundo perdido y moribundo. “Amamos porque él nos amó primero” (1 Juan 4:19).

La Biblia dice que nuestro amor por Dios está relacionado con nuestra obediencia a Él: “Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos” (1 Juan 5:3; cf. Juan 14:15). Servimos a Dios por amor a Él. Y el amor de Dios por nosotros nos permite obedecerle libremente, sin la carga de la culpabilidad ni el temor al castigo.

La Biblia dice que nada puede separar al creyente del amor de Dios en Cristo (Romanos 8:38-39). El amor de Dios no cesa y disminuye; no es una sensación inconstante y emocional. El amor de Dios por los pecadores es la razón por la que Cristo murió en la cruz. El amor de Dios por aquellos que confían en Cristo es la razón por la cual Él los tiene en Su mano y promete no dejarlos ir (Juan 10:29).

Versículo Destacado: 1 Corintios 13:4-8 El amor es paciente y bondadoso; el amor no envidia ni se jacta; no es arrogante ni grosero. No insiste en su propio camino; no es irritable ni resentido; no se regocija por las malas acciones, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo soporta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca termina. En cuanto a las profecías, pasarán; en cuanto a las lenguas, cesarán; en cuanto al conocimiento, pasará.

Indice de Contenidos

Lee También:  Que Es La Verdad - 7 Versículos De La Biblia Que Nos Hablan De La Verdad!!

Versículos del amor de Dios según las escriturasversículos de amor

No se debe hablar de amor en la Biblia sin cubrir el amor de Dios por cada uno de nosotros. Este es el amor que ha conducido a un camino para la vida eterna. ¡Alabado sea Dios!

Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

Romanos 5:8 pero Dios muestra su amor por nosotros en que mientras aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

Romanos 8:37-39 No, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Porque estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni las potestades, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa en toda la creación podrá separarnos del amor de Dios en Cristo Jesús Señor nuestro.

Gálatas 2:20 Con Cristo he sido crucificado. Ya no soy yo quien vive, sino Cristo quien vive en mí. Y la vida que ahora vivo en la carne la vivo por la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó a sí mismo por mí.

1 Juan 3:1 Mirad qué clase de amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y así somos. La razón por la que el mundo no nos conoce es porque no lo conoció a él.

El Amor Es Paciente, El Amor Es Amable – 1 Corintios 13:4-7

“El amor es paciente, el amor es amable” (1 Corintios 13:4-8a) es un versículo favorito de la Biblia sobre el amor. Se utiliza a menudo en las ceremonias matrimoniales cristianas.

En este famoso pasaje, el Apóstol Pablo describió 15 características del amor a los creyentes en la iglesia de Corinto. Con profunda preocupación por la unidad de la iglesia, Pablo se enfocó en varios aspectos diferentes del amor entre hermanos y hermanas en Cristo:

El amor es paciente, el amor es amable. No tiene envidia, no se jacta, no es orgulloso. No es grosero, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda ningún registro de los errores. El amor no se deleita en el mal sino que se regocija con la verdad. Siempre protege, siempre confía, siempre espera, siempre persevera. El amor nunca falla. 1 Corintios 13:4-8a

Ahora vamos a separar el versículo y examinar cada aspecto:

Lee También:  6 Versículos De La Biblia  - Para La Familia En Momentos Difíciles

El amor es paciente

Este tipo de amor paciente soporta las ofensas y es lento para pagar o castigar a aquellos que ofenden. Sin embargo, no implica indiferencia, lo cual ignoraría una ofensa. El amor paciente se usa a menudo para describir a Dios (2 Pedro 3:9).

El amor es amable

La bondad es similar a la paciencia, pero se refiere a cómo tratamos a los demás. Implica especialmente un amor que reacciona con bondad hacia aquellos que han sido maltratados. Este tipo de amor puede tomar la forma de una reprimenda suave cuando se necesita una disciplina cuidadosa.

El amor no envidia

Este tipo de amor aprecia y se regocija cuando otros son bendecidos con cosas buenas y no permite que los celos y el resentimiento echen raíces. Este amor no es desagradable cuando otros experimentan el éxito.

El amor no alardea

La palabra “jactancia” aquí significa “alardear sin fundamento”. Este tipo de amor no se exalta a sí mismo sobre los demás. Reconoce que nuestros logros no se basan en nuestras propias habilidades o méritos.

El amor no es orgullo

Este amor no es demasiado seguro de sí mismo o insubordinado a Dios y a los demás. No se caracteriza por un sentido de auto-importancia o arrogancia.

El amor no es grosero

Este tipo de amor se preocupa por los demás, sus costumbres, gustos y disgustos. Respeta las preocupaciones de los demás, incluso cuando son diferentes de las nuestras. Nunca actuaría deshonrosamente ni deshonraría a otra persona.

El amor no se busca a sí mismo

Este tipo de amor antepone el bien de los demás al nuestro. Coloca a Dios en primer lugar en nuestras vidas, por encima de nuestras propias ambiciones. Este amor no insiste en salirse con la suya.

El amor no se enoja fácilmente

Como la característica de la paciencia, este tipo de amor no se precipita hacia la ira cuando otros nos hacen mal. Este amor no tiene una preocupación egoísta por los propios derechos.

El amor no guarda ningún registro de los errores

Este tipo de amor ofrece perdón, incluso cuando las ofensas se repiten muchas veces. Es un amor que no lleva la cuenta de todas las cosas malas que la gente hace y se las reprocha.

El amor no se deleita en el mal sino que se regocija con la verdad

Este tipo de amor busca evitar la participación en el mal y ayuda a otros a mantenerse alejados del mal también. Se regocija cuando sus seres queridos viven de acuerdo a la verdad.

El amor siempre protege

Este tipo de amor siempre expondrá el pecado de otros de una manera segura que no traerá daño, vergüenza, o daño, sino que restaurará y protegerá.

El Amor Siempre Confía

Este amor da a los demás el beneficio de la duda, ve lo mejor en los demás y confía en sus buenas intenciones.

El amor siempre espera

Este tipo de amor espera lo mejor de los demás, sabiendo que Dios es fiel para completar la obra que comenzó en nosotros. Este amor lleno de esperanza anima a otros a seguir adelante en la fe.

El amor siempre persevera

Este tipo de amor perdura incluso en las pruebas más difíciles.

El amor nunca falla

Este tipo de amor va más allá de los límites del amor ordinario. Es eterno, divino y nunca cesará.

Video sobre versículos de amor

Compartir es sinónimo de bondad

También te recomendamos leer

Deja un comentario