Todo Me Es Licito Pero No Todo Me Conviene – 5 Reglas De Convivencia

468

(Corintios 10:23)“ Todo me es licito pero no todo me conviene ; todo me es lícito, pero no todo edifica”.

En la vida cristiana no hay impositivas, Dios es respetuoso y cuando él nos llama, nos deja en nuestras propias manos la decisión que queramos tomar, el hecho de abrir nuestro corazón o no, aunque para muchas personas esta es la mejor decisión que se puede tomar en nuestras vidas es entregar el corazón a Dios.

Una de las preguntas que nos hacemos más frecuentes es: ¿Será que esta bien que haga esto? o ¿Será prohibido hacer aquello?. La realidad es que Jesús nos a hecho libres de toda atadura de pecado que poseíamos en el mundo, debemos aprender que dentro de nosotros hay un Espíritu santo que mora y es quien nos dirige cada segundo de nuestras vidas y es la voz que tenemos que escuchar para andar conforme a la voluntad de Dios.

Pero no de más mencionar que todavía hay muchos que tienen dudas grandísimas sobre que hacer o que no hacer, y que tan bueno sea realizar ciertas acciones, es por esta razón que este tema va dirigido a todas aquellas personas que en momento determinado han tenido un conflicto interior sobre como están viviendo su vida.

La libertad de Dios.

(Juan 8:32) dice: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Jesús dijo en Juan 14:6; “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida”.

Esto quiere decir que, cuando entregamos nuestro corazón a Jesús, pues él nos hace libres,  te preguntaras ¿Libres de que?, Claramente nos hace libres del pecado, libres de la muerte, libres de la condenación, y libres de toda atadura que martirizaba nuestra vida. Ere libre porque a él, le plació escogernos para hacernos libres.

¿A que se refiere la libertad de Dios?

La libertad de Dios se refiere, a que ya nadie podrá estar atado al pecado y que antes no nos permitía ser felices, se refiere a caminar ya no conforme a las corrientes de este mundo, sino mas bien bajo y conforme a la voluntad de Dios, de que nuestro espíritu pueda caminar en niveles de luz y plenitud en la gloria de Jesús.

Pero en muchas ocasiones la libertad que Dios nos ha otorgado a través de nuestro Señor Jesucristo, viene a convertirse en un libertinaje, y es ahí en donde debemos hacer un alto a todo aquello que esta lejos de agradar a Dios, y más bien lo esta desagradando.

Todo me es licito pero no todo me conviene.

Cuando se habla que “todo me es licito”, no se refiere a que en Cristo no tenemos imposición de reglas a seguir, Pues Dios nos ha dotado de libre albedrío para que podamos elegir que es lo que queremos, lamentablemente desde el principio por medio de Adán, se ha demostrado que el hombre toma esa libertad que Dios le da para poder elegir y esté la convierte en pecado.

Se podría decir con certeza que la humanidad no ha avanzado en esta área, ya que el hombre sigue tomando la libertad que Dios le ha otorgado y sigue convirtiéndola en pecado.

No debemos ser religiosos en el sentido de apedrear o juzgar a aquel que comete pecado, pero si es necesario que nos demos cuenta que hay normas las cuales estamos sujetos a seguir para guiarnos y no caer en el error del pecado.

No todo me conviene.

Si decimos que todo nos es licito, entonces seria porque todo nos es permitido, si esta frase llegara hasta ahí, habría un libertinaje de pecado mucho más grande en el mundo. Quizá muchas personas viven su vida tomando solamente media frase y pasan acariciando el pecado día tras día.

Pero necesariamente tenemos que proseguir para darnos cuenta que esta terminación de la frase bíblica tiene mucha importancia y ésta no detona una prohibición, sino que mas bien un análisis, es decir, que no solamente tenemos que dejarnos ir porque “todo nos es licito”, sino  también tenemos que analizar si de verdad “nos conviene”.

La mayoría de los jóvenes, están entusiasmados por el deseos de darle rienda suelta a vivir la vida erradamente, y optan por no analizar si lo que hacen le es conveniente o no hacerlo, sino mas bien seducidos por el mundo se dejan caer así como algunas hoja que un día estuvieron en un árbol.

Es triste que en ocasiones de nuestras vidas después de estar consagrados a Dios, nos encontremos perdidos en una confusión del mundo todo por creer que “algunas acciones no estaban mal” y sin darnos cuenta de que estas acciones nos van llevando lentamente a tener una derrota espiritual.

Te invitamos a leer: Quien No Conoce A Dios: El Significado De Estas Palabras En La Biblia

La regla de la convivencia

No hay una regla que exista para nuestra vidas que nos diga como debemos hacer las cosas, tampoco la intención de Dios es imponer normas, él solo quiere que su pueblo, le sirva y busque de corazón. Pero necesitamos algunas reglas que nos ayuden a caminar más firme ante la voluntad de Dios, poniendo primeramente su palabra por obra que es más efectiva y eficaz.

1.- Antes de tomar una decisión tienes que buscar a Dios

Principalmente es fundamental que la búsqueda de Dios, sea constante para que tu caminar sea dirigido por él. Si tu no buscas a Dios, no tendrás una comunión con él, y si no posees una comunión con él, es difícil que escuches su voz para que te guié por el camino correcto.

2.- Examina si lo que vas hacer levantara el nombre de Jesús en alto

Los hijos de Dios, debemos entender algo y es que nos hacemos llamar “Cristiano”, lo cual significa que estamos siguiendo los pasos de Jesús y parte de seguir los pasos de Cristo, también es agradar a nuestro Padre celestial, entonces si vamos a hacer algo que no exalta el nombre de Jesús, esto hará que otras personas hablen de tu comunión con Dios,

Por ello, es que debemos reflexionar y darnos cuenta que testimonio damos a los demás, Para que hacemos las acciones que no edifican en nuestra vida, ni en otra, Preguntemos ¿Que vale más? Agradar a los hombres o agradar solo a Dios?, nuestra respuesta debe ser sencilla y ya tu la sabes, entonces debemos tomar en cuenta que si vamos a hacer algo que pisoteara el nombre de Jesús, entonces “No lo hagas” y seguramente Dios se agradara más de nosotros por la fidelidad en medio de un mundo infiel.

También deberías leer: Cómo Mantener Las Actitudes Correctas Para Caminar En Luz

3.- No asistas a lugares en donde un hijo de Dios no tiene que estar

 Muchas veces solemos decir: ¿Qué malo tiene que asista a “x” sitio si de igual manera no haré nada malo?”, y literalmente puede que tengas razón, y la intención tuya no sea de hacer algo malo, pero no solo por ello dejaras que tu testimonio sea vituperado.

Siempre pensamos que como no haremos nada malo, podemos ir a todos los lugares, pero obviamente que si puedes ir, pero lo malo sería que el testimonio que darás estando en diversos lugares, te pondrán como cordero en medio de llenas que quieren devorar.

La Biblia habla que somos cartas leídas para el mundo, esto significa por así decirlo, que la gente esta muy pendiente de lo que hacemos nosotros y si queremos ganar personas para Cristo, debemos demostrar que Jesús ha cambiado nuestra vida y que no es necesario ir a lugares donde no esta él en primer lugar.

4.- No te dejes llevar por algo, aunque parezca inocente

Hay ciertas acciones que nos parece que no le hace mal a nadie y quizá sea cierto, pero en esos momentos tienes que pedirle dirección al Espíritu santo y preguntarle que haría Jesús en ese preciso momento, No actuar conforme a tus emociones, sino conforme a la voluntad de Dios, pero esa conexión se manifiesta en tu vida de acuerdo a la comunión que tengas con el Padre, ya que siempre estarás direccionado por él.

5.- No tomes en cuenta los comentarios de los demás

Debemos tomar en cuenta que cuando decidimos apartarnos del mal, empezamos a obtener criticas de las cosas que dejamos de hacer con nuestros amigos o familiares, entonces suelen decirnos cosas, las cuales podrían hacernos dudar de lo que queremos. Pero tomemos en consideración que ellos no ven malo el pecado, pero una vez estando el Espíritu santo en nosotros podemos discernir con la mente espiritual y lo que una vez llamamos bueno, lo veremos muy malo.

Y en la palabra de Dios esta claro que cuando nuestro entendimiento es entenebrecido no vemos sino las tinieblas, porque la Biblia dice que las personas “a lo malo le llaman bueno, y a la bueno le llaman malo”, porque las cosas que son espirituales deben ser discernidas espiritualmente y una persona que no busca de Dios es difícil que entienda que existen ciertos limites a los cuales no nos conviene por el bien de la relación y la comunión personal con Dios.

Evaluar aspectos antes de realizar acciones

Existen muchos factores que debemos evaluar antes de realizar alguna acción que posiblemente vaya a ofender a Dios, no se trata de que seamos aburridos o apáticos, pero si de agradarle al que agrado se merece, quién más que Dios.

Quizás estés perdiendo el tiempo en tratar de agradarle a las personas que te rodean y por más que trates de intentar no lo lograrás y en ese afán de lograrlo muchas veces le fallas a Dios, olvidando que hay ciertas acciones que no le honran sino que lo deshonras, allí es donde debemos ser sabios y buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, puesto que lo demás vendrá por añadidura.

Recuerda todo nos es licito

Sin duda alguna no debemos negar que al momento de tomar cualquier decisión tenemos el conocimiento que es correcto y que no es correcto.

Pero tienes que recordar que todo me es licito pero no todo me conviene. Pero también es una medida para ver quienes de verdad son fieles a Dios, y que aun en medio de la libertad que Cristo nos dio por elección siempre deciden elegir el agradar a Dios.

Si tu estas en la lista celestial y eres uno de ellos te felicito y te aseguro que hay galardones que te llegaran desde el cielo a establecerse en tu vida. Te animo cada día a seguir buscando de nuestro padre celestial, las cosas están hechas por él y para él, disfruta de todo en este mundo bajo su sagrada voluntad y lleva a otros el testimonio de servirle a Dios con lealtad y fidelidad.

Te recomendamos leer: Las Manos De Dios Están Sobre Los Que Le Buscan

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here