Como Ser Un Líder Cristiano | 6 Aspectos Del Liderazgo Según Pablo

131

¿Cuál es la clave para ser un líder cristiano con éxito? El liderazgo no se basa en los tipos de personalidad, sino en el carácter. Una persona que sea introvertida puede llegar a ser un buen líder. Porque lo importante no es el tipo de personalidad, sino tener carácter. Mantengamos una actitud de humildad y tomemos decisiones que estén conforme a la voluntad de Dios; si Dios te está llamando a ser un líder Cristiano, debes seguir los pasos de Jesús.

El modelo de como ser un líder Cristiano.

Ser un líder cristiano no es tan fácil como parece, pero si somos llamados por Dios, él es quien nos dará las herramientas necesarias para cumplir nuestro rol, como lideres de su palabra y que podamos ejercer un ministerio preparados. Que es tan hermoso servir a Dios y a la personas, que aunque nos traiga situaciones malas nos llena de satisfacción poder llevar la verdad a donde no la conocen.

Ser un líder cristiano

Pablo fue un hombre cuyo propósito estaba enfocado en el liderazgo. Consideremos algunos de estos principios qué tiene valor permanente en la palabra de Dios. Pablo en su gira, en su liderazgo demostró que realmente no le preocupaba su reputación, sino la del evangelio y la perseverancia de predicar la palabra de Dios. Pero al mismo tiempo expone también cuáles son las verdaderas motivaciones que un siervo de Dios debe tener, en consideración con lo que Pablo expresó a través de la palabra en las escrituras desglosaremos el liderazgo de Pablo.

6 Aspectos con los que Pablo ejercía su liderazgo.

1. La cercanía del apóstol

(1 Tesalonicenses 2:1)”Porque vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no resultó vana.”

La primera cosa que caracteriza el estilo de Liderazgo del apóstol Pablo, era la cercanía y la transparencia, de tal forma que aunque había pasado poco tiempo en tesalónica todos los creyentes habían llegado a conocerlo de manera muy personal.

El apóstol Pablo no era un líder distante, sino que mantenía una relación cercana con ellos, trabajaba a su lado; visitaba sus casas, y se relacionaba con sus familias. Pues para ellos, Pablo no era un extraño y el ministerio que Jesús le había dejado lo ejerció a la vista de todos de manera transparente y sin nada que ocultar.

Por esta razón, al comenzar su defensa frente a las calumnias que estaban diciendo de él, ellos conocían perfectamente al apóstol lo cual apela estas calumnias y repite una y otra vez su argumento.

En (1 Tesalonicenses 2: 2)” Pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición.”

(1 Tesalonicenses 2: 5)”  Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo”.

(1 Tesalonicenses 2:9)”Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.”

(1 Tesalonicenses 2:10)”Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuán santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros”.

Las iglesias necesitan de un líder  que se acerque a cada  personas, que tengan una relación de compartir como familia. Que sean transparentes y sobre todo que actúen con naturalidad. Conozcamos la manera de vivir de cada hermano y podamos en el amor de Cristo ayudarnos.

Te invito a leer: Lo Que El Apóstol Pabló Instruye En Gálatas 5:22.

2. Una inquebrantable pasión por predicar el evangelio en medio de la oposición.

En (1 Tesalonicenses 2:2-1) Pablo le recuerda a los de Tesalónica les recuerde el padecimiento que sufrió, por los azotes y el encarcelamiento en el que había estado en filipos. Y no solamente el dolor físico, sino que también padeció la humillación publica y la indignidad de haber sido despreciado sus derechos como ciudadanos romanos. (Hechos 16: 11-40)

Pero esto que Pablo padeció no había frenado su determinación en predicar el evangelio en otras partes. A él no le importaba que el viento soplara y le pegara en la cara. Así que no se detuvo y siguió hasta que llego a Tesalónica. Poseía el entendimiento de que mientras predicara el evangelio se conseguiría con oposiciones, y que esto era una parte ineludible del precio  que un siervo de Dios tenia que pagar

Pablo después de lo que sufrió no reacciono como humanamente a veces lo hacemos. Sino que lejos de desanimarse continuo luchando hasta llegara Tesalónica para seguir predicando el evangelio. Aunque percibió la misma oposición no desmayo, y tuvo denuedo en Dios para hablar su palabra.

Ser un líder cristiano

La palabra “denuedo”  es la libertad que sintió Pablo al predicar allí, como si estuviera en su casa. No sentía temor, sino más bien sentía confianza plena al hablar del evangelio con toda claridad.

El denuedo vence el temor y es proporcionado por el Espíritu santo, dando esa valentía, es algo sobrenatural, dice el mismo Pablo, en la carta a Timoteo entes de ser ejecutado.

(2 Timoteo 1:7-8) “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios.”

3. Las motivaciones de su predicaciones eran puras.

(1 Tesalonicenses 2:3) “Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño.”

Meditando en este pasaje bíblico, podemos claramente imaginar las acusaciones de los enemigos del evangelio en Tesalónica. Que el mensaje que el apóstol daba era erróneo y que sus motivaciones impuras y sus métodos  impulsadas por el engaño y la manipulación. Estas acusaciones son frecuentes para todos los tiempos.

La defensa del aposto se basaba en las siguientes características:

  1. Su mensaje había sido confiado por Dios, de ahí procedía su completa veracidad, su fiabilidad y la autoridad. Ya que en él no existía nada de invención humana.
  2. Sus motivaciones eran totalmente marcadas por la santidad, y habían sido aprobadas y probadas por Dios.
  3. Sus métodos eran marcados por la honestidad. No utilizaba procedimientos astutos, ni mucho menos engañosos para atrapar a sus oyentes. (La palabra traducida “engaño” es empleada para describir la carnada que sirve para atraer y atrapar al pez).

 Pablo no eran este tipo de predicadores que crean una atmósfera artificial o falsa, para manipular a sus oyentes. No usaba nada de palabrería,  mentiras, o artimañas. Era claro al predicar el evangelio.

Pablo conocía que la cualidad principal y esencial de ser un líder cristiano, es su integridad incuestionable. Sólo de esta manera podía ganarse la confianza de los que le siguen. Por ello, su comportamiento en todas partes era correcto.

También podrías leer: El Servicio A Dios – Que Es Y Cómo Debemos Manifestarlo

(2 Corintios 4:2) “Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.”

4. Probados y aprobados por Dios.

(1 Tesalonicense 2:4) “Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.”

Dios había sometido a Pablo a una prueba rigorosa y él había sido hallado genuino, auténtico, por lo cual Dios había puesto sobre Pablo un sello de aprobación. Por esto es el significado de su expresión “fuimos aprobados”, la cual se usaba para describir lo que un experto en metales hacia para determinar la calidad o el peso de una moneda.

Cuando Pablo le escribía a Timoteo años después, se asombrada siempre de que Dios le hubiera tenido “por fiel” y le colocara en el puesto del ministerio depositando en él el tesoro del evangelio. (1 Timoteo 1:12). También debemos notar que esta aprobación divina no era una simple apreciación subjetiva de Pablo, sino que también otras personas habían confirmado que Dios había sido quien realmente lo señalo para este ministerio.

Ser un líder cristiano

Pablo no le interesaba solamente recibir la aprobación inicial de Dios, sino el reconocimiento del Príncipe de los pastores para una labor bien realizada en la venida de éste. Y para esto no podía “dormirse en los laureles”, tenía que justificar  la confianza que Dios había puesto al comienzo en él, realizando una obra digna y era en el ministerio, sin olvidarse que un día tenia que dar cuentas ante él.

Para evitar al final de nuestra carrera desagradables sorpresas, es imprescindible desear constantemente ser examinados por él. Así como el salmista lo expresaba:

(Salmo 139:23-24) “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.”

Pues, es importante que nosotros también podamos revisar el trabajo que estamos haciendo en el ministerio.

5. Su motivación fue agradar a Dios y no a los hombres.

(1 Tesalonicense 2:4) “… No como para agradar a los hombres, sino a Dios…”

Los que suelen ser predicadores enfrentan continuamente muchas tentaciones: ¿le gustara a la gente mi exposición? ¿les caeré bien? ¿me volverán a invitar? ¿ será que traerá remuneración?

Pablo había sentido también esta lucha dentro de sí mismo, pero constantemente afirmaba que el único interés que tenia estaba en agradar a Dios. Incluso, era consciente de lo imposible que era servirle fielmente si pensaba también complacer a los hombres.

Quizás te interese leer: Cómo Mantener Las Actitudes Correctas Para Caminar En Luz

(Gálatas 1:10) “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”

Si el interés de Pablo hubiera estado en intentar agradar a Dios y al mismo tiempo a los hombres, se habría visto en la difícil situación de estar sirviendo a dos señores.

(Mateo 6:24) “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro?”

El apóstol tenia el entendimiento  que el evangelio de la cruz que él predicaba no era popular, que le desagradaba a muchas personas, por lo que no estaban de acuerdo con él, entonces Pablo no se proponía para decirle a las personas lo que ellos quería oír, sino que predicaba lo que realmente necesitaban oír, puesto que estaban en juego el destino eterno de las almas.

6. Disposición de entrega personal a favor de los creyentes.

(1 Tesalonicense 2:8-9) “Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos. Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.”

Pablo expresa el afecto y cariño entrañable que sentía por los creyentes en Tesalónica. Entonces tal es, que en el momento cuando están separados por la oposición del enemigo, él siente añoranza y un intenso deseo de estar con ellos.

Es sorprendente como Pablo antes de su conversión, era un fariseo arrogante, orgulloso y salvaje. Sin duda alguna, Dios había hecho un increíble milagro en este hombre transformándolo por completo. Para ser un líder cristiano, que dieran un ejemplo a otras generaciones.

Entonces esta expresión de Pablo hacia los de tesalónica, es realmente el denuedo de servirle a Dios, que  ahora decía y expresaba que los amaba tanto, que no solamente deseaba compartir la Palabra con ellos, sino que todo su ser sin reservas, les amaba y deseaba compartir como en familia con ellos.

En el caso de Pablo, esto no era una declaración bonita de intenciones de lo que estaría dispuesto a hacer si llegara a ser necesario. Sino que el amor que había quedado demostrado de manera práctica por la disposición de trabajar duramente de noche y de día con el fin de evitar ser una carga para ellos, inclusive en el sentido económico.

Ser un líder cristiano

Ser un líder cristiano verdadero es alguien que sirve y se sacrifica. Es entregar su vida para que Dios pueda depositar en su vida la capacidad de servirle fielmente y que con denuedo pueda trabajar en el ministerio rescatando almas, y que pueda sentir el dolor que Dios siente por las almas.

Hay muchas personas que necesitan de Dios, y otras que ni le conocen, es necesario sacrificar nuestro tiempo para llevar a esa personas el amor de Dios y ayudar a quienes necesiten una salida. Busca ser un líder cristiano que realmente impacte con el carácter de Cristo y las cualidades de Pablo.

Te recomendamos leer: 5 Razones Por Las Que No Debes Avergonzarte Del Evangelio – Romanos 1:16

Alexandra Bolivar
Seguidora de Jesús… Me encanta compartir todo lo que identifica a Dios como creador de los Cielos y la Tierra; y sobre todo lo que realmente edifique a las personas. Agradecida con él por permitirme hacer lo que me gusta escribir para Ustedes… “Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Romanos 1:20”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here