El Poder De La Sangre De Jesús, Como Dimensión Celestial.

29

La sangre de Jesús tiene poder porque está intrínsecamente ligada a la gloria de Dios. Es la única manifestación tangible y material de la vida perfecta del padre. Era a la vez humana y divina. Era celestial pero era física al mismo tiempo. Los cielos y la tierra estaban unidos en ella. Dios y el hombre se habían hecho uno en Jesús. Cuando esta sustancia entro al lugar santísimo eterno en los cielos y se posó sobre el propietario, la gloria de Dios se unió al hombre.

Jesús  hombre es el primer ser de carne y hueso que se hizo contenedor de toda la potencia de su gloria. “porque agradó, al padre que en EL habitase toda plenitud” (colosenses 1:9), A partir de este momento, Su sangre emana un poder que juzga y destruye todo lo que se opone a la justicia del Altísimo. Es un fuego abrasador que el diablo no puede resistir.

cruz
La sangre de Jesús

La sangre de Jesús tiene toda la autoridad de Dios.

En la sangre de Jesús está contenida toda la autoridad de Dios. Es una sangre que habla de su victoria, que le recuerda al diablo como el sacrificio de Jesús desato el poder de Dios sobre todo el infierno arrebatándole al diablo olas llaves de la autoridad sobre la tierra y sobre los hombres.“No temas yo soy el primero y el ultimo: y  el que vive y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amen. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.” Apocalipsis 1:17-18… Cuando bebemos de su sangre, todo nuestro espíritu se va inundando de ese poder glorioso. Y de ahí bebe nuestra alma, y luego nuestro cuerpo, hasta que todo nuestro ser se impregna de ese poder que no puede ser vencido.

La sangre tiene el poder para Abrir lo imposible; Ahí, sumergidos en su sangre, hace tan clara la voz de Dios, la sangre habla, y lo hace de muchas maneras, los cielos se abren porque la sangre tiene el poder que abre todo lo que obstaculiza. Es como un rió turbulento de fuego que arrasa todo a su paso, derribando las fortalezas del diablo en el mundo espiritual. La sangre de Jesús abre el camino para que todos los diseños de Dios se establezcan sobre la tierra. Es una fuerza de avanzada y de rompimiento que derriba muros, deshace montañas. Todo lo que se interponga a la voluntad de Dio, la sangre lo destruirá.

Cuando Jesús entrego el Espíritu y su corazón fue traspasado por la lanza, salió de su costado agua y sangre. Pero en el mundo invisible salió un rayo poderosísimo que rasgó el velo del templo. El camino cerrado entre Dios y los hombres había sido abierto por fin. La sangre penetró el infierno, y abrió las puertas de la muerte. El seol se llenó del poder victorioso de la sangre del cordero. Las cadenas que nos ataban se iban reventando, al paso de Jesús por las regiones del Hades, y los demonios salían expelidos al sentir la potencia de su sangre.

Todo fue quedando desolado en el averno hasta que Jesús le arrancó al diablo las llaves de la muerte y del Hades. Todo empezó a temblar como sacudido por efecto reverbente de una explosión. La sangre se abría paso, para que Jesús ascendiera en resurrección. El poder llegó hasta la tumba y removió la piedra. El velo del templo se había rasgado, y el sepulcro se convirtió en el reflejo del lugar santísimo en los cielos. La gloria de Dios lo llenó todo, y de la tumba salió el resplandor de la resurrección en toda su potencia.

De la misma manera que los dos querubines velaban el Arca del pacto, en el sepulcro, dos ángeles velaban la presencia de Dios, que ahora se hacía accesible a todos los hombres. La sangre abrió los cielos, para que estos fueran revelados a los hijos de Dios, y de esta manera, sus hijos pudieran ser trasladados a los cielos, en esta vida y por la eternidad.

sangre
La sangre de Jesús dimensión celestial.

En la sangre se encuentra la vida de Dios.

la sangre es el elemento donde se encuentra la vida; y es el origen de esta vida, lo que determina el valor de ella. la biblia establece: “Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación por la persona.” Cuando vemos la vida de los animales, entre más grande este sea, mas valiosa es su vida para llevar a cabo un sacrificio. uno es el valor de una tórtola y otro el de un buey.

Entre los hombres es lo mismo. para los paganos que sacrifican seres humanos, uno es el valor de una doncella y otro el de un hijo primogénito. pero la sangre más valiosa, es sin lugar a dudas la del hijo Unigénito de Dios. La vida en la sangre es representada por la palabra Zoe; en griego, todo lo que respira y vive posee el zoe de Dios. Esto es la energía vital que caracteriza a todo ser viviente del Altísimo.

Jesús nació siendo engendrado de la misma vida del Padre que poseía todo lo que Dios es, pero también poseía el zoe que venia de su madre, y esta es la vida que lo hacia un ser mortal. “El cual (Jesús) siendo en forma de Dios no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres,” Filipenses 2:6-7.

Quizás te interese leer: Diferencia Entre: Espíritu, alma y cuerpo (primera parte)

El hijo del hombre como Ser humano
la cena del señor, la sangre tiene poder..

Jesús vino a sacrificar su cuerpo a esta tierra y dejarnos su sangre como pacto de vida eterna.

La palabra de Dios dice en la Epístola a los Efesios (Efesios 4:10-14), que al ascender Jesús a los cielos, lo fue llenando todo, estableciendo así su cuerpo místico sobre la tierra. La voluntad de Jesús es que su cuerpo crezca hasta alcanzar toda la plenitud que hay en Él. Esto sucederá cuando todos sus miembros estén en perfectas condiciones.  cuando Jesús fue crucificado, venció la iniquidad, muerte, la cautividad y nos libero de toda maldición por la caída del primer Adán.

En su memoria dejo como príncipe tomar la santa cena del señor.“y perseverando unánimes cada día en el templo y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón.” lo que indica, que tomar la cena del señor debe ser un acto diario, las veces necesarias, así como se alimenta el cuerpo con alimento debemos entonces alimentar el espíritu, con el pan, y la sangre de nuestro amado Jesús, no hacerlo como religiosos, hacerlo con entendimiento de alcanzar la sanidad y limpieza, para tener el poder sobre natural que contiene la sangre y el cuerpo que en su nombre debemos tomar. hacerlo siempre genuina-mente, con arrepentimiento, porque para juicio la tomamos, para que el padre nos pueda alinear en su perfecto trono.

cena
La santa cena del señor, sangre y cuerpo de Jesús..

¿Cómo tomar la sangre?

 La puedes tomar en casa, con la familia. no solo hacerlo en el local de la iglesia como un acto religioso, En cualquier ocasión, viajando, en todo lugar, El señor se hace presente.El señor nos ha dejado algo tan poderoso como lo es la cena, la cual es verdadera comida y verdadera bebida. tomarla transformara su vida.¡Entra hoy a poseer su verdadera herencia celestial!. En: Juan 6:56-57 “El que come mi carne y bebe mi sangre, en mi permanece, y yo en él. Como me envió el padre viviente, y yo vivo por el padre, así mismo el que me come, él también vivirá por mi”

Te invito a leer: Diferencia Entre: Espíritu, Alma, y cuerpo (segunda parte)

Jennifer Bolívar
¡Hija del Rey de Reyes! Con un Llamado de Dios a Profeta, en desarrollo de Preparación, en la Iglesia: Apostólica y Profética "Centro Cristiano Cedeño"¡Con un Amor Profundo por Dios!.. ¡En este lugar encontraras verdades, y Revelación fresca del Cielo!."Palabras vivas que Transforman vidas".. Espero sean de Bendición!.. Sígueme en Instagram como: jenii_angeles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here