Oración Hecha Por Una Madre

Oración hecha por una Madre, es una de las plegarias más poderosas que pueden elevarse a Dios, ya que ella se conecta profundamente al Padre Celestial, cuando se refiere al bienestar de sus hijos, a quienes cuida de una forma constante y los consagra delante del altar de oración de Dios.

La oración es el arma más valiosa de comunicación que tiene una persona con Dios, y es por ello que una madre no la deja a un lado sino que la aprovecha al máximo, para derramar su corazón delante de Dios y presentar no solo a sus hijos, sino todas sus preocupaciones, sus necesidades, y todo aquellos que le puede afectar o necesitar, y poder ser escuchada, consolada, y ser abrazada por el Padre Celestial.

Índice()

    Oración hecha por una Madre

    Oración hecha por una Madre

    Una madre cuando ora tiene la posibilidad y el poder de transformar todo lo que está a su alrededor dentro y fuera de su familia, ya que la oración es un arma espiritual que permite conectarse con Dios, y Él obrará al favor de quien eleve dicha oración. De esta forma, a continuación se presentarán varios ejemplos de la oración hecha por una madre, según la circunstancia que esté viviendo.

    Oración hecha por una Madre para pedir por sus hijos

    La oración hecha por una madre dirigida a los hijos es el motivo más común, ya que los hijos son una de la mayores preocupaciones para los padres, ya sea porque están enfermos, tienen algún tipo de dificultad, o porque tienen algún tipo de problema, o simplemente desean que siempre le vaya bien en todo.

    “Amado Padre tú que estás en el cielo y yo aquí en la tierra, en este momento necesito de ti, tú conoces mi corazón, mis necesidades y todo lo que siente mi alma, necesito de tu ayuda para que puedas sanar a mi hijo que en este momento se encuentra en esta cama.

    Bendito Dios, tú tienes el poder absoluto de todas las cosas, por eso hoy encomiendo la vida de mi hijo para que seas tú levantándolo, dándole fuerzas, renovando su cuerpo, porque creo que tú puedes revertir todo diagnóstico que el hombre puede dar. Te pido Espíritu Santo, ayúdame, no nos dejes en este momento, quiero que lo abraces como el día que nació.

    Declaró el código que tú nos has regalado en tu palabra, que dice en Isaías 53:5 que por tus llagas ha sido sanado, y es una llave para obtener la sanidad absoluta. Hoy creo que tú lo levantas con nuevas fuerzas, que este proceso que estamos viviendo es para glorificarte y poder dar testimonio de tus milagros y hazañas.

    Porque aunque el médico dice que no hay salida, yo confío en tu palabra en qué tú renuevas todas las cosas, y lo que es imposible para el hombre es posible para ti. De esta forma, yo veré a mi hijo nuevamente conmigo, hablando compartiendo, levantándose de este proceso, para dar testimonio de ti sanidad en medio de la adversidad.

    También, entiendo que tu voluntad es perfecta por eso te pido que fortalezcas mi vida y la de mi familia. Confiando absolutamente que tú lo levantarás en tu tiempo, porque tú conoces los tiempos de cada uno de nosotros, por eso elevó mis manos delante de ti en acción de gracias, por este favor que tú me estás concediendo.

    Gracias te doy Padre porque tú estás escuchando este corazón de una madre que está angustiada, pero que confía en que tú estás obrando para poder ver a mi hijo de pie, nuevamente, gracias porque en medio de esta enorme aflicción tú vas a conceder está petición en el nombre poderoso de tu hijo amado Jesús” Amén.

    Oración hecha por una Madre para pedir por la familia

    La madre siendo cumpliendo el mandato de Dios que dice que la "mujer sabia edifica su hogar" a través de la oración hecha por ella, podrá levantar su altar familiar donde Dios estará en primer lugar.

    “Amantisimo Dios en este momento te doy gracias por el día de hoy, por todas las cosas que estamos viviendo, creyendo que hay un plan divino en este hogar que te sirve a ti. Hoy consagró a toda mi familia, a mi esposo a mis hijos, a mis nietos delante de ti, creyendo que cada uno de ellos te servirá como hijos amados que son tuyos.

    Padre tu palabra me enseña que sí yo creo en ti Jesús yo y mi casa serán salvos, por eso creo esa palabra que toda mi familia te servirá. En mi hogar están apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros de la palabra que impactarán al mundo con tu Palabra, son ese real sacerdocio que dice tu palabra, la que está representando a mi familia.

    Hoy declaró que toda mi familia está guardada por ti, que tu presencia los guarda en cada momento, que son tus ángeles que los guarda de todo lo malo, tú los haces invisible ante la maldad. Creyendo que cada uno de ellos están tomados por el Espíritu Santo, quien lo redarguye cada día para hacer lo correcto delante de tus ojos.

    Sé tú obrando en cada uno de ellos, manifestándose en cada paso que den en su vida, creyendo que la paz, el amor y la unidad que viene del cielo nos mantiene firme en la fe, en la unidad. Declaro que no hay pleitos, no hay divisiones ni contiendas sino hay puro amor, comprensión, hermandad, unidad entre todos los miembros de mi familia fortalecidos en la fe a ti Jesús.

    Hoy Levantó mis manos confiada en absoluto que así como Josué dijo que él y su casa serviría en al Señor, yo declaro que mi casa y yo le serviremos al Señor por generación en generación, estableciendo un pacto contigo Dios que yo y mi casa te pertenecen a ti, únicamente, en el nombre de Jesús” Amén.

    Oración hecha por una Madre de Forma Personal

    La oración personal que hace una madre es la que se realiza por algo muy personal que esté viviendo, confiando a Dios los deseos, temores, o circunstancias que necesita ser escuchada por Dios, y son presentadas de una forma sincera, como lo dice el libro de Santiago:

    “… orad los unos por los otros, para que seáis sanados; la oración eficaz del justo puede mucho” (Santiago 5:16)

    “Querido Padre Celestial en esta hora te doy gracias por tu amor, por tu misericordia que se renueva a diario, y que hoy pude verla manifestada en todo lo que hice en el día. Querido Dios quiero elevar está plegaria para que llegue ante tú trono santo y pueda ver cumplido cada cosa que anhela mi corazón.

    Señor hoy levanto mis manos demostrando mi absoluta dependencia a ti, porque eres el que me levanta y me perdonas a diario, por eso hoy quiero estar a cuentas delante de ti, y te pido perdón por cada cosa que he hecho en palabra, pensamiento, en obra que ha deshonrado tu nombre.

    Quiero estar totalmente limpia de impurezas de pecado, de cosas indebidas que han golpeado tu corazón. Señor ayúdame cada día en ser mejor persona, que tu Espíritu Santo me redarguya cada día, que sea el fruto del espíritu activándose en todo lo que haga a diario, para no pecar adelante de ti.

    Padre guarda a toda mi familia, a mis vecinos, a todos mis amigos porque creo que tú nos ayudas a todos y mucho más en este tiempo tan difícil que estamos viviendo. Te pido Señor que nos abraces, que tú paz llegue a cada corazón, y que todo lo que necesiten seas tú concediéndolo según de acuerdo a tus riquezas en gloria como lo dice tu palabra.

    Padre, sé que tu amor y tu misericordia cada día son tangibles, por eso te pido que nos ayudes a todos, no solamente a mí, sino a todos lo que están a mi alrededor, sé tú ayudándolos porque vivimos tiempos duros, y sé que muchos no tienes para seguir adelante, pero confío que tu amor se manifestará en cada uno de ellos y saldrán en victoria.

    Padre te doy gracias porque sé que está oración la estás escuchando, fortalecenos a todos nosotros, porque tú palabra enseña que cuando te pedimos algo tú lo harás, y sé que veremos tu provisión, tu prosperidad, tu sanidad, y todo lo bueno en nuestras vidas porque somos tus hijos. Gracias Padre porque hecho está en el nombre de Jesús” Amén.

    Oración hecha por una Madre pedir por los alimentos

    Otro motivo de oración es al momento de comer, ya que el agradecimiento a Dios por los alimentos que llegan a la mesa es un sentimiento que toda madre eleva a Dios, por la gratitud a las bendiciones entregadas a su hogar, cumpliendo lo que dice la Palabra de Dios.

    “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1ra. Corintios 10:31)

    “Bendito Dios en este momento que nos encontramos todos en familia en esta mesa, te damos gracias por tu favor, por tu provisión, y por tu inmenso amor que es manifestado en este hogar que está llena de tu provisión física y espiritual.

    Padre gracias te doy por estos alimentos, que llegaron a nuestro hogar, gracias por la provisión que le diste a mi esposo para poder comprarlos, te doy gracias por las manos que cocinaron estos alimentos, y que hoy podamos disfrutarla en esta mesa que esta bendecida por ti. Porque tu palabra dice que por tus riquezas en gloria vas a proveer a todos tus hijos.

    Declaro que cada día recibiremos tu provisión en nuestro hogar y también en aquellos hogares que en este tiempo estén pasando necesidad, porque creo que tú amor no es solamente para nosotros sino que es para todos aquellos buscan de ti, por eso gracias porque en cada hogar estará el alimento físico y espiritual en abundancia.

    Padre gracias te damos por este momento en el que estamos todos en familia disfrutando de estos alimentos, creyendo que tu abundancia sobrenatural nos llenará cada día y podremos ver nuestra mesa rebosando como hoy. Lo creemos en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    Como se puede ver la oración de una madre es muy importante, ya que la mujer tiene la capacidad de acercarse de manera más genuina a Dios, y hay muchos ejemplos que se pueden dar como el de Ana, quien gemía delante a Dios por un hijo y fueron contestadas sus oraciones.

    También puedes leer: Oración Para Los Hijos Que Están En Rebeldía

    De esa manera, hay muchas mujeres en el mundo que están gimiendo delante de Dios en oración, por un hijo, por su familia, por alguna situación que estén viviendo y Dios está atento a ellas. Por eso te invitamos a ti mujer que eleves una oración delante de Dios creyendo que Él va a contestar tu petición, pues a los que se acercan a Él les concederá sus peticiones.

    “Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:8)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir