Muertos En Delitos Y Pecados Efesios 2:1-10

Muertos en Delitos y Pecados es una frase que habla de la condición que tenía el ser humano antes de recibir la salvación dada por Jesús, y esto aparece en el libro de Efesios 2:1-10 donde Pablo hace una descripción de lo que ocurrió con el hombre al recibir a Jesús en su vida.

Esta frase viene a detallar cómo el hombre sin Dios y sin su perdón estaba perdido y es levantado, básicamente, es resucitado por el amor y la gracia del Padre Celestial, quien por medio del plan de salvación llevado a cabo por Jesús en el sacrificio en la cruz vino a restaurar todas las cosas en el ser humano.

Índice

    Muertos en Delitos y Pecados Efesios 2:1-10

    Muertos en Delitos y Pecados Efesios 2:1-10

    Una de las cosas que se puede decir es que la humanidad por sí sola no tiene la capacidad de desarrollar una sociedad que esté limpia, pura, justa y que le de libertad a las personas, ya que producto de sus leyes no ha llevado a que tengan el mejor estilo de vida.

    Es por ese motivo que las Sagradas Escrituras enseñan que por medio de Jesús y su sacrificio en la cruz trajo libertad a las almas que estaban cautivas por el pecado, pues a través de sus obras incorrectas estaban condenados a una eternidad en el fuego que nunca se acaba.

    Es por este motivo que en el libro de Efesios Pablo reflexiona sobre la gracia de Dios y de cómo el ser humano pasa de una muerte en delitos y pecados, y colocó a toda la humanidad que se arrepiente en esos lugares celestiales con Cristo Jesús como lo dice la siguiente cita bíblica:

    “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

    entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

    aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

    Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:1-10) 

    A través de esta cita bíblica el apóstol Pablo hace una descripción de la condición humana que se encontraba apartada de Dios, desarrollando la misma conclusión a la que llega en el libro de Romanos donde habla que todos son culpables ante el Señor por cada una de sus malas acciones y pecados.

    Evidenciando además el inmenso amor que tiene Dios por toda su creación, ya que al cumplirse el sacrificio en la cruz por parte de Jesús las personas fueron levantada de esa muerte, que no los dejaba ver las bendiciones que el Padre Celestial había designado a todos sus hijos.

    También puedes leer Si El Hijo Os Libertare Seréis Verdaderamente Libres 

    Condición del Hombre sin Dios

    En el libro de Efesios el apóstol Pablo habla como era la condición del ser humano antes de tener a Dios en su vida, pues muchos que estaban apartados caminaban como muerto como él lo afirma en Efesios 2:1-10.

    Estaban Muertos en Delitos y Pecados

    Y al hablar de la muerte como lo dice este texto es "Separación de Dios", y esa causa de muerte se debe a los delitos y pecados cometidos, que tiene los siguientes significado: un delito es cruzar el límite de algo que se ha establecido, desviándose del camino correcto; el pecado es errar en el blanco, y al unirse ambas palabras se evidencia la rebeldía y el fracaso espiritual de la vida humana.

    “Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón” (Efesios 4:18)

    Todo esto se refiere a que la vida de las personas sin Dios tienen una muerte espiritual, no es en su cuerpo, ni en su mente, ni en su personalidad, sino en el espíritu y como lo dice el libro de Isaías capítulo 59 que producto del pecado han hecho la división entre Dios y el ser humano.

    “Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han echo ocultar de vosotros su rostro para no oír” (Isaías 59:2)

    El Pecado Esclavizó al Hombre

    La Biblia habla que la persona que peca se encontraba caminando en sus delitos y pecados, esto describe que es un comportamiento, un estilo de vida a la cual se acostumbró el ser humano a llevar esa cadena de opresión.

    Al ver la cita bíblica explica que todo aquel que está en pecado sigue la corriente de este mundo que es dominada por el príncipe de la potestad del aire es decir, satanás, quien produce que los deseos carnales se levanten en la vida de la persona, y sin darse cuenta se dejan influenciar en una vida pecaminosa que los lleva a la muerte eterna por ser desobedientes a Dios.

    “siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia”

    El Hombre estaba Condenado

    Esta cita bíblica el apóstol Pablo hace énfasis en que el hombre estaba condenado ya que palabras textuales dice "éramos por naturaleza hijos de ira" (Efesios 2:3), que significa hijos de desobediencia, aquellos que habían rechazado a Dios, y recibían la ira del Padre Celestial.

    Esto se está refiriendo a que el hombre al seguir los caminos del pecado, deshonrando el nombre de Dios buscando complacer sus deseos y placeres estaba llevando su vida a un fin doloroso, pues tenían una condena eterna en el infierno.

    La Gracia de Dios llega al Hombre

    Cuando Pablo habla sobre la condenación que tenía el hombre a través del pecado, hace un contraste con la llegada de la gracia de Dios al recibir el perdón de pecados ,y recibir la resurrección con Cristo Jesús.

    “Estábamos muertos… y nos ha resucitado con Cristo Éramos esclavos… y nos ha sentado con Cristo en los lugares celestiales”

    Pablo hace una afirmación contundente con respecto al amor de Dios que por la gracia y amor de Dios todos han podido ser salvos, y hace una enumeración de cuáles son las ganancias obtenidas por el sacrificio de Cristo:

    “Nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” (Efesios 2:5-6)

    En este sentido el apóstol Pablo describe como Dios resucitó, levantó y sentó a cada uno de los seres humanos al lado de Cristo, el Salvador. Es poder entender que estos beneficios solo se reciben al unirse a Cristo Jesús, y permitir recibir esos beneficios que a todos aquellos que se arrepienten le entrega el Padre Celestial.

    Esos beneficios que reciben las personas que se arrepiente de sus malos pasos podrá ver tangible el amor, la gracia, la bondad y la misericordia, que son características del Todopoderoso, pues al estar muertos en delitos y pecados no son capaces de poder ver esas virtudes que tiene el Padre Celestial y es activada su fe a Él al ver ese favor inmerecido entregado por amor a sus hijos.

    “Mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia” (Efesios 2:7)

    También puedes leer No Dejando De Congregarnos Hebreos 10:25 

    Para finalizar se puede decir que el amor de Dios llena la vida de las personas de una forma especial, y cada día verán de forma evidente esa bondad con la que describe el apóstol Pablo su amor y misericordia en esta cita bíblica, pues demuestra que luego de la condenación llegó la salvación para levantar a toda la humanidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir