Las 3 Llaves Del Reino Que Te Llevaran AL Éxito En La Vida Cristiana.

85

Entender cuáles son las llaves del reino de Dios para lograr poseer una vida cristiana victoriosa, es fundamental en el evangelio. En este artículo le hablare de tres llaves que serán de bendición para su vida cristiana. La primera llave: el dar, el ayuno y la oración. Estas llaves son necesarias para el cuerpo de cristo, es lamentable pero, aunque son sumamente importantes, son pocos los cristianos que las practican. Debes tener alto entendimiento en cuanto al significado de cada una de ellas, ya que las mismas te serán de gran ayudar para alcanzar el éxito en tu transitar espiritual.

las llaves del reino

¿Cuáles son las llaves del reino?

Las llaves del reino que abren las puertas del cielo, han permanecido cerradas para todos los hijos de Dios en numerosas oportunidades en medio de nuestra vida en el evangelio de cristo. Las llaves del reino el dar, orar y ayunar. Estas llaves importantes y de profundo fundamento en el andar con cristo, nos permiten en forma individual que cada uno de los hijos de Dios podamos recibir una nueva visión de revelación, verdades totalmente más profundas, estas verdades forman una visión de la potencia que promovía a Jesús mientras, él estaba en la tierra.

las llaves del reino abren verdades

Las llaves del reino abren verdades

Para comenzar a fluir en el evangelio debemos conocer nuestro propósito. No existe nada más confuso que caminar en una dirección sin ni siquiera saber primeramente hacia dónde nos estamos dirigiendo, o sin estar al tanto del camino en el cual nos ubicamos actualmente, y si nos llevara en la dirección anhelada.

Ciertamente Jesucristo: sí sabía hacia dónde se caminaba y cuál era la dirección exacta, él percibía algo que muy pocos de nosotros discernimos, y eso que Jesús sabía, era el poderío que lo inducía para dar su vida como la inmensa reconciliación para proporcionar el camino al Padre. El propósito único de nuestra caminata es encontrar el misterio de ese poder y abrir esas verdades a través de las llaves del reino que están atesoradas intrínsecamente en las escrituras.

 

Las llaves del reino que te llevaran al éxito

las tres llaves del reino

 

1.) La llave del dar

Vamos a comenzar en Mateo capítulo 6, es necesario interpretar con sabiduría este capítulo, el propósito es poder comprender este capítulo de manera sencilla pero en profundidad en cuanto a la revelación que conlleva. Para que el espíritu santo confiera un nuevo grado de discernimiento en el cuerpo de Cristo.

Abriendo las escrituras en el primer versículo del capítulo seis de Mateo, concordamos que Jesús les está expresando a sus discípulos y a todos los que estaban en ese momento oyendo, incluso los fariseos, lo consiguiente:

Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Por eso, cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres.

En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Pero tú, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha, para que tu limosna sea en secreto; y tu Padre, que ve en 10 secretos, te recompensará. -Mateo 6:1-4.

Es a través de este versículo que Jesús empieza a conversar del dar de modo de limosnas, nos sobrelleva a precisar ciertos términos. Es necesario iniciar por comprender lo que simboliza limosnas. En el diccionario bíblico está definido de esta forma:

“Dinero dado por misericordia a los pobres.”(Este diccionario extiende señalando), “En el tiempo de Jesús, la palabra ‘justicia’ correspondía tremenda-mente de cerca con la palabra “limosnas.” Por lo tanto, conseguimos parafrasear el primer versículo podemos decir que; damos, para que nuestra dádiva sea tomada en cuenta, y lo correcto es agradar a Dios y no al hombre.

Jesús objeta que el hecho de dar, es muestra que se espera de la persona, pero el motivo que está detrás de la dádiva es lo que verdaderamente interesa. Jesús está adiestrando sobre esto para poder revelar una verdad extremadamente más profunda. Jesús está expresando que la primera fase cuando empezamos nuestro progreso como discípulos, se precisa por la manera en que damos y por las motivaciones que nos hacen dar.

Es importante precisar que dar, implica entregar algo no por el simple hecho de que esto sea gran cantidad, es lo que se desprende de tu corazón lo que determina, si necesariamente cediste, a simple vista quizás todos vieron que entregaste bien sea una ofrenda, una bendición a algún hermano, o cualquier otra persona que se cruzó en su camino, lo que es tomado en cuenta por Dios fue la entrega de tu corazón, la verdadera intención ¿para qué? y ¿por qué? Eso es lo que hará que la llave tenga el efecto de abrir el cielo y la bendición.

la llave de la oración

2.) La llave de la oración

Esta llave de oración es muy importante para el crecimiento, que sólo puede ser realizado en las manos de aquellos que han conseguido apoderarse de la llave de dar. La oración produce en nuestra mente lo que el dar ha formado en nuestro corazón. El corazón que por mucho tiempo ha sido corrupto a través del egoísmo, conviene que este en el altar de Dios antes de que la mente logre ser reemplazada por medio de los pensamientos del Padre.

La mente  necesita ser liberada de aquellos pensamientos que ocupan el centro de Dios y de todo lo que producimos para Dios. Es esta la “posición” que el señor quiere comenzar a mostrar para orar. La oración de la que hablo no se considera  absolutamente en nada a lo que hemos experimentado, o peor aún, no se considera en lo que nos hemos imaginado.  La auténtica oración es tener la facultad de entrar en la mente y en el corazón del Padre para transformarnos en sus anhelos consumados en la tierra, así  como se efectúan en el cielo.

La llave del ayuno

 

 

Dios es un Dios de orden y de diseños, y demanda verdaderos cristianos ejercitados que se unan con él en oraciones que desaten los destinos de personas y de países enteros. El orar de esta forma en el espíritu demanda un nivel sumamente alto de obediencia y de constancia, que sin la llave del dar, no se tiene la cabida para entrar y para creer lo que el espíritu santo va a revelar. Esto no sólo solicita orar en el espíritu, sino que necesita una fe que esté a su nivel. Esa fe aparece a través del oír, y el oír aparece por medio de la palabra de Dios.

Este versículo se convierte en realidad en este lugar de oración. ¿Por qué? Porque vas a escuchar la voz del espíritu de Dios, y aquello que escuches, lo vas a creer, y vas a comenzar a declararlo (Romanos 10:9-10). Esto crea la fe de Dios en ti, a través de la palabra Rhema (revelada) que has escuchado y repetido en alta voz. Esto es lo que hace que la oración del hombre justo sea efectiva, como lo menciona Santiago capítulo 4.

La oración debe de ser un intercambio de lo que está sucediendo en el cielo con lo que está sucediendo en la tierra. Si esto no se efectúa de esta manera, no se ha experimentado la verdadera oración. Todo lo que sucede en el reino celestial está buscando una avenida, por medio de la cual se pueda manifestar en el ámbito natural. Cuando Jesús dijo, “Yo sólo hago lo que hace mi Padre”, eso no sólo fue dicho para llenar las páginas de la Biblia. Esta fue una enseñanza que nos muestra cómo orar. Todo lo que nosotros necesitamos y todo lo que el padre quiere manifestar, ya ha sido hecho. La oración no representa solo comunicar palabras, sino es demostrar. Por tal motivo Jesús, respondiendo, les decía:

En verdad, en verdad os digo que el Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que hace el Padre, eso también hace el Hijo de igual manera. Pues el Padre ama al Hijo, y le muestra todo lo que El mismo hace; y obras mayores que éstas le mostrará, para que os admiréis. Porque así como el Padre levanta a los muertos y les da vida, asimismo el Hijo también da vida a los que él quiere. -Juan 5:19-21

Esta declaración fue hecha para demostrarnos que a medida que nos unimos con el espíritu santo, perdemos por completo nuestra propia identidad y nos convertimos en una sola voz. Esta voz no posee miedos, ni incredulidad ni dudas. Esta voz llama a las cosas del cielo para que se manifiesten en la tierra y puede ver el final desde el principio.

Esta es la voz que dice, “Sea la luz” y fue hecha, y fue buena. La oración se ha convertido en el lenguaje del cielo. Deja que esto penetre profundamente en tu espíritu. Estamos tratando con poderes tan grandes que nuestros cuerpos y mentes terrenales son incapaces de comprender esta magnitud. Por esto es que se requiere el entrenamiento que Jesús está describiendo a través de Mateo 6.

“Convirtiéndonos en la oración”, La oración anterior es un ejemplo en el cual Jesús hizo sólo aquello que vio hacer al Padre, y es una revelación extraordinaria del nivel de oración que transforma las cosas en el ámbito natural. Pero tú tal vez digas que ése fue Jesús, y por lo tanto, ¿cómo es que podemos nosotros ver al Padre? Jesús fue entrenado por el espíritu santo para entrar en tal intimidad con el Padre que ver el ámbito espiritual y poder observar a su padre era su hábito.

Eso reprodujo en la tierra lo que Jesús vio en el cielo. Y fue tan natural para él como el hecho de respirar. Orar en este nivel no es algo que se pueda entender sin que uno se haya convertido primeramente en el don. Esto se logra atravesando el “fuego” con que Jesús envuelve a su pueblo.

Juan respondió, diciendo a todos: Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más poderoso que yo; a quien no soy digno de desatar la correa de sus sandalias; Él os bautizará con el Espíritu Santo y fuego. -Lucas 3:16 Hablamos anteriormente acerca de orar en el “Espíritu”, pero el hecho de “convertirse en la oración” es un nivel que va mucho más allá.

Quizás te interese leer también: 8 Propósitos Del Ayuno Espiritual Para Crecimiento En La Vida Cristiana

La llave del ayuno

3.) La llave del ayuno

En su mayoría los que somos creyentes, hoy día tratamos de ayunar en algún tiempo en el periodo de nuestra vida cristiana. Comúnmente, éstas se han vuelto en prácticas frustradas. Generalmente Pasamos mucho más tiempo pensando en la comida que en cualquier otra cosa. Y lo que queremos sacrificar termina  por transformarse en nuestra obsesión.

La iglesia se ha convertido en un grupo donde la mayoría de sus miembros sufren de obesidad y tienen mala salud como consecuencia de comer demasiado, o como consecuencia de comer los alimentos equivocados. De hecho, si algún grupo de gente debería estar ayunando, ese debería ser la iglesia. Parece que la mayoría de los eventos que son patrocinados por las iglesias van de la mano con comidas, cenas y desayunos.

Esto no es malo o erróneo de ninguna manera, pero manda señales muy claras, diciendo que la glotonería  es un pecado menor con relación a los otros pecados. “Ayuno” parece ser una de esas palabras que no se menciona frecuentemente en la iglesia para no ofender a toda la multitud de gente obesa. O si acaso se menciona, usualmente se habla con mucha ligereza, seguida con unas carcajadas nerviosas.

En los días de Jesús, los fariseos eran los campeones del ayuno, y hacían que todo el mundo lo conociera, tanto así que ellos daban, oraban y ayunaban aún mucho más que la mayoría de los cristianos de hoy en día. Así que, comprensible-mente el acto de dar, de orar y de ayunar no mezcla que nuestra conducta sea aceptable delante de Dios. Todo lo que los fariseos estaban haciendo como dar, orar y ayunar eran cosas ordenadas por Dios. El problema no consistía en lo que hacían, sino en los motivos falsos que había en sus corazones.

Si los corazones de los cristianos de hoy en día no son cambiados, vamos a tener la misma estructura religiosa de la cual Jesús estaba hablando. De hecho, si miramos en forma objetiva, vamos a ver los mismos problemas en la iglesia como los que existían en la sociedad llamada “pagana”. La iglesia ha perdido el poder para atraer al mundo porque ofrece muy poquito, si acaso ofrece algo, de los valores espirituales, y no a causa de lo que se dice, sino a causa de lo que se hace. Por eso es importante aplicar las llaves del reino para abrir las puertas del éxito en el ministerio.

Te invito a leer también: Más que vencedores: Romanos 8:37 | 11 Aspectos Que Debes Considerar

 

Jennifer Bolívar
¡Hija del Rey de Reyes! Con un Llamado de Dios a Profeta, en desarrollo de Preparación, en la Iglesia: Apostólica y Profética "Centro Cristiano Cedeño"¡Con un Amor Profundo por Dios!.. ¡En este lugar encontraras verdades, y Revelación fresca del Cielo!."Palabras vivas que Transforman vidas".. Espero sean de Bendición!.. Sígueme en Instagram como: jenii_angeles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here