La Mujer Sabia Edifica Su Casa: Proverbios 14:1

La mujer sabia edifica su casa, es una frase que aparece en el libro de Proverbios, buscando enseñar los pasos correctos que debe dar una mujer en su hogar, para que sea sostenido por Dios.

En la Biblia se consigue una diversidad de enseñanzas que tienen como propósito instruir en cada una de las áreas de la vida de las personas, en este caso a las mujeres se le enseña como construir en sabiduría un hogar lleno de la bendición de Dios.

Índice()

    La Mujer Sabia Edifica su Casa

    La Mujer Sabia Edifica su Casa

    El libro de Proverbios está lleno de instrucciones específicas, tanto para los hijos, como a los padres y en uno de sus capítulos hay un versículo específico para las mujeres, enseñándoles a ser sabias, para poder edificar su casa en la roca que es Cristo Jesús.

    “La mujer sabia edifica su casa, más la necia con sus manos la derriba” (Proverbios 14:1)

    Este versículo de la Biblia tiene dos posiciones que buscan mostrar la dualidad que tiene el ser humano, enseñando lo que es apropiado y lo que es inapropiado, pues se muestra en un primer plano a la mujer sabia y en segundo plano la mujer necia, es decir crear un contrapunto para instruir al lector.

    Este versículo deja ver de forma certera lo que sucede con cada una de estos tipos de mujeres, es decir describe lo que se produce al actuar como algunas de ellas. Una mujer sabia que levanta de la forma correcta su casa, pero una necia que destruye su casa.

    En este sentido, la mujer sabia tiene características sobresalientes, ya que ella camina en sabiduría cumpliendo el término de la sabiduría que habla la Biblia.

    “El principio de la sabiduría es el temor del Señor, y el conocimiento del Santo es inteligencia” (Proverbios 9:10)

    De este modo, una mujer sabia teme al Señor y conoce a Dios, esta es la primera característica que se hace evidente en este versículo donde se aclara que la necedad no proviene de Dios, sino que es fruto de la carne muy lejana a la esencia divina.

    La Mujer Sabia

    La Mujer Sabia Edifica su Casa

    Cuando se habla de la mujer sabia que edifica su casa, es esa mujer que cree en Dios que recibe esa sabiduría de parte de Dios, ella no se cree sabia por sus labores cotidianas o humanas, sino que es recibida por tener una relación constante con Dios.

    Eso quiere decir que cuando se refiere a la mujer que edifica su casa no está hablando de una mujer que es profesional, o que es educada, ni se refiere a la mujer que está mejor arreglada, sino es aquella que teme a Dios y lo busca en todos sus caminos.

    “Engañosa es la gracia y vana la belleza, pero la mujer que teme al Señor, ésa será alabada” (Proverbios 31:30)

    Eso se refiere a que este tipo de mujer que es sabia permitirá que Dios obre en su vida y en su casa donde podrá ser sostenida gracias a estar basada en los fundamentos de su palabra, pues es una mujer que no se desvía en los placeres del mundo, sino que busca lo que es correcto delante de Dios.

    En este sentido, la mujer sabia se conoce por las acciones que lleva a cabo, mas que por las palabras que salgan de su boca es la forma en que ella actúa, y se desenvuelven en su vida cotidiana, pues siempre lo hará con mucho tacto y sabiduría.

    De este modo, la Biblia enseña que por sus frutos los conoceréis y aún es muy específico en que las acciones no son del todo evidente en lo que abunda de su corazón, pues hay muchas personas que pueden engañar, pero a la final de ello siempre saldrá a luz lo que está oculto en su corazón.

    Y es por ello que la Biblia enseña que una mujer sabia es difícil conseguirla, y aún lo advierte, indicando que es una búsqueda ardua, ya que este tipo de mujer sabia es como unas piedras preciosas.

    “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas” (Proverbios 31:10)

    Edifica su Casa

     

    Al hablar de que la mujer edifica su casa no se está hablando de forma literaria a la estructura física del edificio, sino que está hablando de la estructura de la familia, donde confluyen los hijos y esposo, donde esta mujer confluye de forma positiva en la vida de cada uno de ellos.

    De este modo, se puede decir que la influencia positiva de la mujer en la vida de su familia es la que va a permitir edificar su casa, y de esa forma poder cumplir lo que la palabra de Dios enseña sobre lo que hace la mujer sabia.

    Cuando una casa está bajo la influencia de una mujer sabia, ella podrá ver la diferencia entre un hogar que está destruido con hijos desobedientes, a aquellos que caminan en obediencia, y están estimulados en los valores que Dios rige en las Sagradas Escrituras.

    En este sentido, también cuando se habla de la mujer sabia es la que acompaña a su esposo, lo respalda, es esa ayuda idónea que habla la palabra de Dios, es la que le da el lugar que merece, y cumple su función de la forma correcta para que el matrimonio se consolida de la mejor forma.

    De este modo, esta mujer sabia se convierte en una constructora de hogar, en el que la ociosidad no está presente, sino que cada día está enfocada en edificar las bases en la palabra de Dios, aportando una mejor estructura cada día, para que su familia no pueda ser destruida por los antivalores que el sistema del mundo puede arrojar.

    A diferencia de la mujer necia que no busca que su familia esté consolidada, sino que en la sabiduría humana camina haciendo cosas incorrectas, llevándola a la destrucción de su hogar, es una mujer que no es gobernada por Dios, sino por sus placeres carnales.

    También puedes leer: Qué Dice La Biblia Sobre El Matrimonio - Aspectos Importantes A Considerar

    Para culminar se puede decir que todas las mujeres deben seguir el ejemplo de la mujer sabia, pues con ella se logra edificar su casa en los fundamentos que Dios establece, buscando cada día lo mejor para sus hijos y su esposo consolidando su familia en la unidad perfecta que es en Dios.

    “Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas”(Proverbios 31:29)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir