Que Significado Bíblico Tiene “Es Mejor Dar Que Recibir”

242

Dar significa que es una  entrega a otro. La gracia esta en dar con amor y liberalidad; una de las cosas que provocan que las bendiciones de Dios nos alcance es aprendiendo a dar, y a la misma vez es la única regla para poder recibir algo de Dios, debemos  recordar que bienaventurado es dar que recibir. En (Hechos 20:35) Dios nos habla a través de este versículo que es mejor dar que recibir. 

Es mejor dar que recibir porque produce el carácter de Cristo

El dar para los cristianos, en el contexto bíblico, significa reproducir el carácter de Cristo. La Biblia habla de una plenitud en el libro de los Hechos (20:35): “Señala que el dador adopta el carácter de Cristo, la cual cuya naturaleza es dar”. Es por ello que la actitud de dar y el carácter del dador están estrechamente relacionados.

Te invito a leer: 8 Razones Por Qué Dar Gracias A Dios Y Cual Es El Poder De La Gratitud

Naturalmente damos de acuerdo al fruto que producimos. Y lo que somos es lo que producimos. Una planta de manzano produce solo manzanas y no naranjas u otra fruta. Este no puede producir otro fruto diferente a su naturaleza. Jesús dijo que “por el fruto se conoce el árbol”.

Dado que en la palabra de Dios, el hombre es ilustrado y comparado con un árbol, como hijos de Dios, necesitamos hacernos una simple pregunta: ¿Qué clase de fruto hay en mi árbol? Realmente no podemos dar de aquello que no tenemos.

Es mejor dar que recibir

La pregunta que debemos responder obligatoria es: ¿Cómo es nuestro carácter, cristocéntrico o egocéntrico? De la respuesta que demos depende la naturaleza de nuestro dar.

Si nuestro carácter es cristocéntrico, nuestra forma de dar será plena llena de amor, generosidad, sensibilidad y comprensión por las necesidades de los demás; mostraremos una mentalidad de abundancia. Ahora, si es egocéntrico, pues estará llena de egoísmo, interés y mezquindad; lo que nos lleva a tener una mentalidad de escasez.

Dar es la naturaleza de Dios y recibida en la vida de Cristo

La naturaleza de Dios esta en dar. Así como lo expresa (2 Corintios 8:9) “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos”.

Como creyentes e hijos de Dios, el dar (con generosidad y amor) también está en nosotros esa naturaleza espiritual recibida de Cristo. Al ser nuevas criaturas y nacer de nuevo, recibimos la naturaleza de Dios, la cual es amor; y el Espíritu santo, nos capacita para que podamos dar con amor y generosidad.

Te recomendamos leer: 8 Claves Para Entrar En La Puerta De La Obediencia a Dios

¿Como cristianos dar es una vocación?

Es mejor dar que recibir, esta es una vocación ineludible a la que todo creyente cristiano está llamado a cumplir, ya que fue el mejor ejemplo que el Señor Jesucristo le dejo a sus discípulos.

La Biblia nos exhorta, con prioridad, a que aprendamos a que es mejor dar que recibir. Sin embargo, esta actitud no se produce sola de forma automática; necesita ser trabajada, y aun forjada para que crezca y se desarrolle en nosotros, hasta que se haga natural en nuestra vida; como un hábito; pues esta  manera característica de relacionarnos y de orientarnos en nuestra interacción con otros. “Jesús no dijo que seria más fácil dar que recibir, sino que sería más bienaventurado”.

https://www.youtube.com/watch?v=58gHhp7GtuY

Para el hombre recibir es mas natural que dar. La vida está completamente direccionada, en todo el proceso de su crecimiento, por un constante recibir. Los bébes reclaman con el llanto la comida, el afecto y la atención de su madre.

El esposo y la esposa esperan mutuamente por las caricias y elogios del uno hacia el otro. Todas las personas esperamos recibir. Así como también anhelamos ser reconocidos. Por lo que en cada pecho hay un corazón hambriento por recibir afecto y reconocimiento; y eso, en principio, no se puede cuestionar. Pero en la vida cristiana es un fundamento y un principio de reino el dar.

Quizás te interese leer: Que Es El Trono De Dios Y Como Se Manifiesta En Nosotros.

¿Sobre que estas edificando?

En la vida no podemos edificar, sobre (una base) lo que recibimos, sino sobre (un fundamento) y es lo que damos.

Hay  personas que van por la vida buscando en lugar de dar, viven en un continuo anhelo de recibir, sin nunca dar, esto va desarrollando que el hombre tenga una vida egoísta y egocéntrica; que este basada y centrada en sus propias necesidades, lo que los hace ser incapaces de ver y sentir las necesidades de otros.

Jesucristo claramente expreso que más bienaventurado es dar que recibir. Esto demanda un cambio profundo de nuestra manera de pensar, ver y hacer las cosas en la vida, además de adquirir un compromiso. Implica salir de nuestra zona de confort. No hay manera de dar sin comprometer tu tiempo, o tu dinero, o energías, o quizás recursos.

¿Dar y recibir son recíprocos?

En la medida que procuramos el bienestar de los demás, eso nos hace la vida agradable. Cuando  damos a otros, somos satisfechos en nuestra necesidad de dar. Podríamos decir que no hay mejor forma de gozar de los bienes si no es dándolos.

Seamos bienaventurados al dar con amor, a llevar una esperanza a aquellos que más lo necesitan. Son muchos los que enfrentan las consecuencias de un divorcio; los que experimentan la muerte de un ser querido; los que sobrellevan la rebeldía de los hijos; los que viven bajo la influencia de un vicio insuperable. Apropiemonos de esto y seamos bienaventurados en darles una palabra de aliento, o quizá un abrazo de esperanza, también una real demostración de afecto a través de los hechos.

Es mejor dar que recibir

La gran mayoría de las personas concentran sus esfuerzos en recoger frutos, es decir, (recibir) en lugar de dar. Es más fácil ser un recibidor (consumidor) que un dador; por eso es que hay tantas personas a nuestro alrededor con necesidades que pocos pueden cubrir.

Pero cuando estamos dispuestos a dar es inevitable recibir. Por que mientras tu te encargas de dar a otros en gran medida, Dios se encarga de cubrir todas tus necesidades, por esto es que siempre que nos acercamos a los necesitados, somos bendecidos con su agradecimiento y amor, y a la vez desarrollamos en nuestro ser el carácter de Cristo.

La palabra de Dios nos manda a imitar a Cristo en su actitud de servir

Esta expresión, “mas bienaventurado es dar que recibir”, fue dicha por el hombre más dador que este mundo ha conocido, Jesús, quien encarnó con su ejemplo, el más grande ejemplo de una vida que él invirtió en otros.

La vida y el ministerio de Jesús fue un constante dar, servir y ayudar a las personas. Y en la boca de Jesús, esto no fueron palabras comprensivas, sino que fue una vocación y una misión de vida, servir y dar a la humanidad lo que estaba en su corazón. Cuando Jesús dijo esas palabras el iba camino a la cruz a dar su vida por toda la humanidad.

Es mejor dar que recibir

Cuando somos capaces de dar reproducimos en nuestra vida el carácter altruista y bondadoso de Cristo. Dios da con generosidad; abundantemente. La naturaleza de Dios es amor, y le demanda constantemente dar a los demás.

Así como el sol necesita dar luz mientras arde, pues Dios necesita dar. Los cristianos, seguidores de Cristo, necesitamos reproducir el carácter liberal, desprendido, altruista, generoso y dador de nuestro maestro y modelo que es Jesucristo.

También deberías leer: En El Nombre De Jesús: Mayores Obras Harán – Una Promesa De Dios

Alexandra Bolivar
Seguidora de Jesús… Me encanta compartir todo lo que identifica a Dios como creador de los Cielos y la Tierra; y sobre todo lo que realmente edifique a las personas. Agradecida con él por permitirme hacer lo que me gusta escribir para Ustedes… “Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Romanos 1:20”

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here