Que Es El Libro De Job – Los 3 Niveles De Interpretación Más Importantes.

379

El libro de Job trata sobre una tema, que es fundamental considerar. “Pueden venirles adversidades también a los justos de parte de Dios”.

Es el énfasis principal del desarrollo del libro. En esto Job está convencido y defiende que Dios puede hacer sufrir a los justos sin causa, sólo para su gloria, tal y como testifica (Cristo en Jn 9:3) del ciego de nacimiento.

Sus amigos, por el contrario, no están de acuerdo, haciendo interminables discursos para justificar a Dios, sosteniendo que Dios no castiga a ningún justo; y si castiga, es que el justo ha tenido que haber pecado.

Así tienen pensamientos creyentes e inconversos sobre Dios y su justicia, como si él fuese igual que los hombres, y como si su derecho fuese igual que el derecho del mundo.

A pesar de que Job, al verse tan cercano a la muerte y por debilidad humana habla mucho contra Dios y peca en su sufrimiento, no obstante, sigue convencido de que él no ha tenido la culpa de estos sufrimientos, lo cual es verdad…

De modo que este libro nos lleva a la afirmación que sólo Dios es justo…. Ha sido escrito para nuestro descanso, para que estar al tanto que Dios permite que sus santos caigan y sucumban a la tentación.

Job
El propósito del libro de Job

El propósito del libro de Job

  • En el libro de Job vemos como la providencia de Dios, permite el sufrimiento en la vida de uno de sus siervos más honrados, para probar su fe, ejercitar su paciencia, humillar su orgullo y confianza en su propia justicia, y para aumentar su piedad.
  • Vemos la manifestación del poder de Dios, que le guarda de caer, se puede notar que los sufrimientos que Dios envía y decreta sobre su pueblo obedecen a sabios y buenos propósitos; y que no los dejará bajo estos sufrimientos, sino que quebrantará a Satanás debajo de sus pies.
  • El fin del libro de Job es el que nos hace entender su mensaje. Y este es: esperanza en el sufrimiento – pero esperanza en el sentido neotestamentario, lo cual significa: certeza de la gloria venidera. El fin de los caminos de Dios es más glorioso que el principio, y más glorioso que todo lo que pueda ocurrir en el camino.
  • Dios determina el fin, y todo lo que le ocurre a Job – el acoso de Satanás, el robo de sus bienes por parte de los “Caldeos y Sabeos”, la terrible enfermedad, la deslealtad de su mujer y sus parientes, las acusaciones de sus amigos – todo esto tiene que contribuir para conseguir este fin glorioso.
  • Todo tiene que ayudar para bien a los que aman a Dios, ¡Qué gran mensaje! Pero esto sólo es para aquel que se somete a la autoridad de Dios: “La historia que aquí se nos relata, nos muestra cómo estamos en las manos de Dios, y cómo le toca a él, regir y disponer de nuestra vida  según su voluntad; y que es nuestro deber someternos a él en toda humildad y obediencia.
  • Tenemos buenos motivos para rendirnos completamente a Dios, tanto para vida como para muerte. Y especialmente cuando a él, le plazca poner su mano sobre nosotros, aunque no entendamos por qué lo hace, deberíamos honrarle y dar testimonio de qué él, es justo, y no murmurar contra él, ni contender con él.” 
libro
El título del libro

El título del libro 

 El título corresponde al nombre del protagonista Job. Este nombre es otra prueba de la antigüedad del libro, y al mismo tiempo resume de forma concisa a más no poder el problema y con ello el tema del libro. Job, hebreo (ijjôb, significa; Dónde está el Padre).

Estos nombres, que son breves frases eran muy usuales en el antiguo Oriente a principios del segundo milenio (antes de Cristo). Dos de los patriarcas tienen semejantes nombres: Isaac, hebreo jishâ, que significa “Él se ríe”. . Jacob, hebreo ja(aqôb, que significa “Él sujeta el calcañar”.

El nombre Job encaja, pues, perfectamente en el tiempo que habíamos deducido que tuvo que vivir Job, pero también encaja con el tema. “) Dónde está el Padre?”, esa es precisamente la pregunta que Job hace, que hace el redimido acosado, pero nunca el impío.

El hijo de Dios, cuando le sobreviene la adversidad sin culpa suya, pregunta, dónde está Dios, su Padre, si acaso le habrá olvidado, o si habrá dejado de amarle.

Te invito a leer también...8 Claves Para Entrar En La Puerta De La Obediencia A Dios 

job clama
El hijo de Dios, cuando le sobreviene la adversidad sin culpa suya, pregunta, dónde está Dios

El impío alza el puño al cielo en la adversidad y pregunta soberbio: “¿Dónde está Dios?”.

El lector sabe que en todo lo que le acontece a Job, Dios es su padre, pues sabe que Dios no permite que satanás le devore, y que al final bendiga a su siervo fiel.

Aunque Job no conoce el fin, sabe que Dios está por encima de todo y que lo dirige todo. Por eso Job se dirige repetidas veces a Dios en su lamento, el único que puede responderle y sacarle de su aflicción.

Aunque es muy negra la noche en la que Job se encuentra, no obstante siempre entra algún rayo de luz. En toda su desesperación le queda la certeza que sólo un hijo de Dios puede tener, que a pesar de todo conoce a Dios como su Padre: “Yo sé que mi redentor vive”.

Y al final Job ve que donde su mujer le había abandonado en su confusión, donde sus hermanos y hermanas le habían olvidado, y donde sus amigos se habían tornado en contra de él, su señor y Dios estaba a su favor y todo el tiempo había defendido su causa:

“Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Jehová con todo me recogerá” (Sal 27:11).

En el libro de Job se pueden distinguir tres niveles de interpretación

La interpretación del libro como en la mayoría de los libros del antiguo testamento, en el libro de Job se pueden distinguir al menos tres niveles de interpretación.

Estos no se excluyen mutuamente, sino que se complementan entre sí, siendo así un bello testimonio de la perfección e riqueza inagotable de las sagradas escrituras.

Job
“Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Jehová con todo me recogerá” (Sal 27:11).

1. Históricamente 

  • El nivel histórico es siempre el primero que hay que considerar, porque es el fundamento para la comprensión posterior de la biblia. Esto significa que tenemos que reconocer el valor nominal de los datos biográficos y topográficos de este libro.
  • El hombre Job ha vivido, y además vivió en el país mencionado en dicho libro. Es para asustarse que algunos creen que la tierra de “Uz” nunca existió, sólo porque fuera de la biblia nada se sabe de ella.
  • (Cómo si sólo hubiesen existido los lugares geográficos de los que poseemos documentos acreditados! (Como si tuviésemos noticia de todas las regiones de la tierra, desde que la tierra existe! Está muy arraigado el prejuicio de que la Biblia no sería digna de confianza; pero sí todo lo que atestigua las fuentes extra-bíblicas.
  • Como lectores de la biblia e hijos de aquel Dios, que también Job llamó su Dios y padre, sabemos que entre todos los libros del mundo la biblia, como fuente histórica, es el más fiable.
  • Por eso rechazamos resolutamente la afirmación impertinente que no existen fuentes históricas sobre Job y sus tiempos.
Job clama a Dios
El hombre Job ha vivido, y además vivió en el país mencionado en dicho libro
  • Además poseemos el testimonio de dos hombres absolutamente dignos de confianza, que nos aseguran que Job es una persona histórica: Ezequiel habla de él en el antiguo testamento, y Santiago en el nuevo (Ez 14:14 y 20; Stg 5:11).
  • El consuelo le hallamos, cuando consideramos ejemplos vivos que han pasado lo mismo que nosotros estamos pasando. Santiago señala los sufrimientos de un hombre de carne y sangre, para animar a los lectores de su epístola en sus aflicciones (Stg 5:11).
  • Otro ejemplo puede ser 1 Pedro 5:9 y la larga lista de ejemplos en la fe y paciencia en Hebreos 11.
Job
Verdades válidas por encima de los tiempos

2. Verdades válidas por encima de los tiempos  

  •  T odo lo que Job experimentó en su tiempo y bajo sus condiciones, fue escrito para las personas de todos los tiempos posteriores y de todos los lugares para su enseñanza (Ro 15:4).
  • Lo mismo ocurre con todos los acontecimientos escritos en el antiguo testamento, comenzando por la creación como acontecimiento histórico, al igual que la caída en el pecado, el llamamiento y la vida de Abraham, la salvación de Israel de Egipto, hasta el nacimiento y el fin de la monarquía en Israel.
  • Así aprendemos de Job verdades válidas por encima de los tiempos, acerca del origen y del propósito del sufrimiento en la vida de los redimidos, acerca de la fe y de la paciencia en la esperanza.
  • Pero sólo hallamos tal consuelo en este libro, porque sabemos que Job ha vivido de verdad y que todo lo que está escrito sobre él es verdad también.

3. En el ámbito profético

  •  Proféticamente Lo que le pasó a Job es también una profecía escondida sobre los caminos por los que Dios conducirá a Israel, para llevarlos a su meta. La justicia propia de Job (29:14-15) equivale a la justicia propia de Israel (Rom 2:19)
  • La angustia de Job que le llevó a conocer a Dios y conocerse a sí mismo equivale a la “angustia de Jacob” (Jer 30:7), que despertará en Israel el mismo conocimiento. Satanás toca a Job; satanás, por breve tiempo, bajará a la tierra y perseguirá a Israel (Apoc 12:3-7 y 12-17). La ansia de morir de Job se ve reflejada en las ansias de morir de los judíos (Apoc 9:6).
  • El deseo de Job de tener un mediador (9:33) y su fe en la resurrección (19:26) se despiertan por la aflicción; lo mismo ocurrirá con Israel. Al final, Job ve a Dios con sus ojos; también Israel verá finalmente a su Creador y Salvador (Is 40:9-10; Zac 12:10).
  • Como le ocurrió a Job, el hecho de ver al Señor producirá el conocimiento de sí mismo y el arrepentimiento en Israel (Zac 12:10)
  • Entonces, semejantemente a como le ocurrió a Job, Dios tornará la cautividad de Israel (Sal 126), y bendecirá su fin más que su principio (Dt 30:5; Is 61:7; Ez 36:11; Zac 9:12).
  • Al igual que los amigos de Job tuvieron que acudir a él y ofrecer un sacrificio, todas las naciones irán a Jerusalén a ofrecer sacrificios al Dios de Israel.
  • Y tal y como Job oró por sus amigos, Israel, como nación de sacerdotes, enseñará a todas las naciones y será una bendición para ellas (Is 2:2-3; 55:4-5; 60:7; 66:19).
  • Libro de job
    La angustia de Job que le llevó a conocer a Dios y conocerse a sí mismo

Interpretación de los versículos que  componen el libro profético de Job

  •  En todo tiempo hay que adorar a Dios, en tiempos buenos y en tiempos malos. Job 1:20 y 21.
  • No se debe de confiar en sueños e imaginaciones, sino se debe confiar en la Palabra de Dios. Job 4:13 al 17.
  • Si los ángeles son necios, los hombres son aún más necios. Job 4:18 al 19.
  • La palabra “retribuir” significa también castigo de Dios y la palabra “remunerar” significa también bendición de Dios.
  • Un cristiano debe de dar palabras de aliento y consolación, para apaciguar el dolor de los hermanos. Job 16:5.
  • Orar en el nombre del Mesías. Se debe de orar de acuerdo a lo que Cristo pediría a su Padre Celestial y no en otras cosas.
  • Estar seguro de que nuestro Señor Jesucristo vive. “Yo sé que mi redentor vive”. Job 19:25.
  • Los cristianos no debemos participar en consejo de impíos = (Consejo de Incrédulos o paganos). Job 21:16.
  • Que Dios sea tu oro, y no que el oro sea tu Dios. Job 22:24 al 27.
  • Debemos de tener paciencia en nuestras peticiones a Dios, porque Dios no actúa inmediatamente contra el mal.
  • El temor o respeto a Dios es la fuente de la sabiduría y el apartarse del mal, es nuestra inteligencia. Job 28:28.
  • Cuando Dios fundo la tierra, el hombre no existía. Job 38:4 y 5.
  • Los Ángeles fueron creados antes de que Dios fundara la tierra. Job 38:7.
  • Dios no tiene obligación de bendecir al hombre, ni restituirle algo; porque él no ha recibido nada del ser humano. Job 41:11. (La frase “reclame su bendición” no es bíblica).
  • Dios se agrado de Job por ser un siervo recto y fiel delante de él. Mientras, que levanto su ira en contra de sus amigos, porque ellos no hablaron lo recto de Dios. En otras palabras, Dios levantará su ira en contra de los que tuercen su palabra.
  • Job en cama
    Dios, por medio del sufrimiento, puede llevar al pecador a la conversión y a la salvación

Resumen del libro de Job del antiguo testamento

Un resumen del contenido, el libro de Job se divide fácilmente en 5 partes: Comienza con historia, con una descripción de Job y de su desgracia. Termina con historia, una descripción de Job y de su dicha. Entremedias hay tres largos apartados con discursos: Primero los discursos y respuestas de Job y sus amigos, después los discursos de Eliú y finalmente la respuesta de Dios.

El principio y el final del libro están en prosa descriptiva; las tres partes centrales están escritas en lenguaje poético.

1.- El cap. III da entrada al primero de los poemas del libro:

Job se lamenta de su desgracia en términos que revelan una amargura profunda, muy distante de aquel ánimo sereno con que en el prólogo hacía frente a la adversidad. Ahora predominan en Job las quejas y los acentos apasionados, y sin cesar se pregunta por qué Dios envía sufrimientos a alguien que, como él, siempre lo ha servido con fidelidad y nada malo ha hecho.

2.- La respuesta de sus tres amigos se repite una y otra vez:

La desgracia es el castigo del pecado, de modo que un grave pecado ha de haber cometido Job, cuando Dios lo castiga con tantos males; únicamente si se arrepiente volverá a gozar de las bendiciones del Señor.

Pero esta argumentación no satisface a Job; él sabe que no es culpable, y confía en que Dios mismo sea testigo de su inocencia y lo justifique y le revele al fin el porqué de tanto sufrimiento (31.35–37; cf. 19.25–27).

3.- Concluida esta serie de discursos, interviene Eliú

Concluida esta serie de discursos, interviene Eliú en el coloquio para reprochar la osadía de Job y lo inadecuado de las respuestas de sus tres visitantes.

El estilo de esta sección es reiterativo y enfático. Eliú reclama la atención de los presentes, ante quienes se anuncia como un maestro imparcial que, aun siendo joven, está bien capacitado para dar lecciones y emitir sabios juicios (32.11–22) y acusaciones (34.7–9, 34–37).

No obstante el tono altanero de este personaje, sus palabras invitan a la reflexión. Porque él exalta la justicia y la sabiduría, la santidad y la grandeza de Dios, y pone un énfasis particular en el valor pedagógico del dolor humano. Dios, por medio del sufrimiento, puede llevar al pecador a la conversión y a la salvación (cf. 36.5–16).

4.- El último discurso del libro de Job pertenece a Jehová

El último discurso pertenece a Jehová, que habla “a Job desde un torbellino” (38.1; 40.6). Dios se le manifiesta así, rompiendo el silencio que hasta entonces había guardado y del que Job se había quejado a menudo.

Pero, sorprendente-mente, las palabras del Señor no hacen referencia a los padecimientos de Job, sino que son una afirmación de la grandeza de Dios, de su poder y de la sabiduría inescrutable de su gobierno universal. Job, tocado en su conciencia, confiesa ser un ignorante y atrevido que “hablaba, y nada entendía” (42.3).

Aborreciéndose a sí mismo y arrepentido “en polvo y ceniza” (42.6), mantiene su confianza en Dios, aun cuando no haya logrado descifrar el misterio de los sufrimientos y la infelicidad del inocente (38.1–42.6).

 5.- Conclusión en prosa del libro de Job

En la conclusión en prosa del libro, Jehová reprende a los visitantes, alaba la fidelidad de Job y le devuelve con creces lo que había perdido de hacienda, familia y amistades (42.10–15).

Es evidente que este libro no pretende establecer una teoría general acerca del sufrimiento humano, ni tampoco una particular en torno a la infelicidad de que también son objeto quienes aman al señor y actúan con rectitud.

Lo que el libro ofrece es el planteamiento dialogado de dos puntos de vista sobre la causa de la desgracia: el tradicional, sostenido por Elifaz, Bildad y Zofar, según el cual Dios premia en este mundo al bueno y castiga al malo; y el que Job representa negándose a admitir que su infortunio personal se deba a un castigo divino.

En esta doble y contradictoria perspectiva, la voz de Dios se deja oír finalmente para llevar a los dialogantes al reconocimiento de la incapacidad humana de comprender lo misterioso de los designios divinos.

No dejes de leer el siguiente artículo: La Historia De José El Rey De Los Sueños ( Parte I)

Jennifer Bolívar
¡Hija del Rey de Reyes! Con un Llamado de Dios a Profeta, en desarrollo de Preparación, en la Iglesia: Apostólica y Profética "Centro Cristiano Cedeño"¡Con un Amor Profundo por Dios!.. ¡En este lugar encontraras verdades, y Revelación fresca del Cielo!."Palabras vivas que Transforman vidas".. Espero sean de Bendición!.. Sígueme en Instagram como: jenii_angeles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here