Cómo Orar Por Las Ofrendas

Cómo Orar por las Ofrendas es importante conocerla, ya que cuando se habla del dinero, puede ser un tema que muchas veces se puede tergiversar y no se toma como el medio de adorar a Dios con sus bienes. En este sentido, si no se sabe orar pueden caer en varios errores como la idolatría, cayendo en el amor al dinero, desviándose del propósito de Dios.

“porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1ra. Timoteo 6:10)

Asimismo, pueden caer en la negligencia donde las personas prefieren no educar de forma adecuada sobre el tema de las ofrendas, considerando este tema sin mucho valor y sin bases bíblicas, por lo que cometen errores al momento de hablar ante este tema considerado como el de finanzas del reino.

Índice()

    Las Ofrendas según la Biblia

    Cómo Orar por las Ofrendas

    Para poder orar de forma correcta las ofrendas existe una diversidad de textos que se pueden conseguir en la Biblia, que dan base a este tipo de ceremonia solemne en el que los creyentes adoran a Dios por medio de sus bienes, siendo una actitud de adoración y alabanza por todo lo que Dios entrega como lo hizo Abel.

    “Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda” (Génesis 4:4)

    De ese modo, se puede ver que es una actitud del corazón en el que se entrega esas ofrendas de alabanza y de adoración bien sea con sus bienes o con lo que hayan prometido al Padre Celestial, pues las ofrendas son voluntarias.

    “Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a Jehová tu Dios, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca” (Deuteronomio 23:23)

    Eso quiere decir que las ofrendas vienen a mostrar el amor que tiene la persona a Dios, comprendiendo que es un acto voluntario, en el que muestra la adoración y respeto a la santidad que refleja el Padre Celestial, quien todos los días entrega la bendición a todos sus hijos, por amor a cada uno de ellos.

    “Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él; Postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad” (1ra. Crónicas 16:29)

    Cómo orar por las Ofrendas

    Existe unos principios que son necesarios conocer para orar por las ofrendas de forma correcta. En este sentido, Jesús habló en varias oportunidades sobre el uso de los bienes materiales, y lo importante de ser buenos mayordomos de todo lo que el Padre entrega.

    De esa manera, hay varios principios bíblicos que servirán para orar por las ofrendas, y puedan ser consagradas delante de Dios de la forma más idónea, y son los siguientes:

    • Las ofrendas no son entregadas al hombre, son entregadas de forma reverente a Dios, y para el avance de su reino en la tierra.
    “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís” (Colosenses 3:23)
    • Las ofrendas es un acto de adoración genuina a Dios, no se entregan para recibir algo a cambio, sino por amor a quien le entrega todo, es decir Dios.
    “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (1ra.Corintios 9:7)
    • Cuando una persona entrega ofrendas a Dios hay una transacción espiritual, donde la persona es revestida con la promesa eterna de su bendición.

    “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” (Efesios 1:3)

    • Las ofrendas a Dios deben entregarse con humildad irreverencia.
    “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová” (Proverbios 22.4)
    • Las ofrendas se entregan como la hacían los sacerdotes en tiempos pasados, purificados y santificados en el nombre del Señor, para que pueda ser aceptada delante de Dios.
    “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda”(Mateo 5:23-24)

    De esta forma, las ofrendas delante de Dios deben ser humildes y con corazones limpios, no buscando ser visto por nadie, ni querer destacarse delante de los demás por lo que hace. Entregar las ofrendas por amor verdadero Dios, como sucedió en el templo mientras Jesús veía como echaban las ofrendas, observo la adoración de una viuda que con absoluto amor entregó sus ofrendas conmoviendo el corazón de Dios.

    “Levantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en el arca de las ofrendas. Vio también a una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas.Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos. Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía” (Lucas 21:1-4)

    Este momento en el que Jesús enseña sobre la importancia de las ofrendas, y aclara a través de esta viuda la forma correcta en que debe entregarse, debe ser emulada por todos los creyentes, ya que este es un acto que debe nacer de forma natural en los creyentes, no es una obligación sino un estilo de vida para todos los que son agradecidos a Dios.

    Ejemplos de Oración por las Ofrendas

     

    Al meditar en cada uno de los versículos presentados, anteriormente, se puede entender que la ofrenda es un acto de gratitud, donde el creyente muestra cuán importante es su amor a Dios, quien se convierte en el ser al que adora, exalta y alaba en cada momento y por medio de todo lo que hace en su vida.

    De este modo a continuación se presentarán varios modelos de oración por las ofrendas:

    Primer Ejemplo

    “Querido Dios te exalto, te alabo, te glorifico porque tuyo es el reino, tuyo es el poder. Tú eres el creador de todas las cosas, y todas las cosas que tenemos te pertenecen a ti, es por eso que me encuentro delante de tu presencia dándote gracias por todo lo bueno que eres conmigo.

    En este momento quiero consagrar todas estas ofrendas como fruto de nuestro trabajo, creyendo que llegan delante de tu presencia con olor fragante porque lo hacemos con el corazón. Yo entiendo que sin ti jamás hubiése podido tener en mis manos toda esta bendición, porque eres tú Padre el que me ayuda en todo momento y multiplicas mis fuerzas y mis recursos.

    Hoy declaro que por medio de estas ofrendas se podrá dar refugio a aquellas personas que no tienen hogar, darle alimento a aquellos que estén ahorita con hambre, darle esperanza a aquellos que estén desesperanzados, porque creo que todo te pertenece a ti, y eres tú el que multiplicará todos estos frutos de mi trabajo para tu obra, y expandir el reino de los cielos aquí en la tierra.

    Tu palabra me enseña que tú multiplicaste los peces y los panes para darle de comer a una gran multitud, yo creo que de la misma forma multiplicarás estas ofrendas que son entregadas para que tu reino siga creciendo. Declarando que podré cada día entregar ofrendas al Padre Celestial producto de todo lo que haga en tu nombre Jesús.

    Por eso te doy gracias Padre porque todos los días me das la provisión física y espiritual, y me bendices con toda bendición que viene de lo alto como lo dice tu palabra que tú nos has puestos en lugares celestiales, te alabo mi Señor porque esta oración ha llegado ante tu altar con olor fragante. Hoy lo declaró en el nombre de Jesús” Amén.

    Segundo Ejemplo

    “Querido Padre Celestial en este momento te damos gracias por la provisión que nos has otorgado, y que cada día podemos tener producto de los ingresos y la producción en nuestro trabajo, es por ello que estamos delante de ti para consagrar nuestras ofrendas, en la misma proporción con la que tú nos has bendecido grandemente.

    Te pedimos Señor que mires con agrado lo que te ofrecemos en este día, que estas ofrendas lleguen con olor fragante así como llegó la ofrenda de Abel que lo hizo con un corazón agradecido, y entregó lo mejor que tenía de su rebaño para agradar tu corazón. Del mismo modo, en este momento entregamos lo mejor que tenemos a nuestra mano, gracias a tu inmenso amor hacia nosotros.

    Gracias te damos por tu provisión diaria, es por eso que en este momento te entregamos voluntariamente nuestras ofrendas, que han sido prometida para ti por cada uno de nosotros, que nos sentimos agradecidos por cada milagro, hazaña y bendiciones diarias, que nuestros ojos pueden ver por tu poder.

    En este tiempo que vivimos queremos ofrecer estas ofrendas para que tu reino se siga ensanchando, y que pueda ser de utilidad para que otras personas puedan ser bendecidas por medio de ellas. De la misma forma, que tu bendición entregabas a tu pueblo en tiempo pasado, creemos que en este tiempo todos nosotros seremos abrazados por tu bendición.

    Padre te doy gracias porque la manifestación de nuestra adoración está llegando ante tu altar, porque creo que a través de estas ofrendas estás viendo nuestro amor hacia ti, y hoy nos gozaremos por haber contribuido en tu obra. Hoy lo creemos y decretamos en el nombre de Jesús” Amén.

    Luego de ver cómo orar para las ofrendas es importante entender que deben realizarse este tipo de oraciones de forma genuina, pidiéndole al Espíritu Santo que revele el propósito por el que se están realizando.

    También puedes leer: Orar Sin Cesar: Linea de Defensa Contra Las Influencias Demoníacas.

    De tal forma, que todo creyente debe ofrendar de forma voluntaria así como lo hicieron los hombres de fe que muestra la Biblia, y de esa manera agradar el corazón de Dios por la demostración de su amor.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir