Como Fuimos Creados Y Cual Es La Función De Nuestro Ser

300

El conocer como fuimos creados en todas sus formas y funciones. Es el elemento clave para poder desarrollarnos como hijos de Dios.

Como fuimos creados: origen del hombre

(Génesis 1: 26-27)”Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”

Dios creó al hombre a su imagen. Esto significaba que quien viera al hombre reconocería a Dios en él. Como dijo Jesús a su discípulo Felipe: “El que me ha visto a mí ha visto al Padre”

Jesús vino restaurar lo que se había perdido cómo resultado de la caída. Y en su obra y en su misma persona, refleja la identidad y también los atributos perdidos del primer Adán.

Es importante que entendamos de donde venimos y como fuimos creados. A la imagen de quién, que podamos encontrar la respuesta a nuestra verdadera identidad. Esa imagen es la que define la respuesta de quienes realmente somos, y es que somos “Hijos de Dios”.

Dios hizo para sí, una familia conforme a él mismo. Para darle a sus hijos, es decir nosotros, el dominio, y autoridad sobre todas las cosas.

Te invitamos a que leas: Historia De La Salvación Por Etapas Basadas En La Biblia

¿Quienes somos?

¿Quienes somos realmente? Si nos preguntamos quienes somos realmente y como fuimos creados. Nuestra mente se llena de muchas dudas o quizá buscamos respuestas equivocadas a la que Dios tiene para nosotros. En el libro “El espíritu del hombre” de la Profeta Ana Méndez Ferrell; podemos indagar estas revelaciones asombrosas que Dios le ha dado a esta sierva. Pues es necesario que conozcamos como fuimos creados para la vida natural y espiritual.

Entender quienes somos es lo que abre la puerta a los grandes tesoros que Dios tiene para nosotros. Esta es la entrada del conocimiento más extraordinario del amor y del poder de Dios. En esta pequeña gran llave que radica la diferencia entre la vida victoriosa, llena del resplandor de Dios, y una vida fracasada y de limitado poder. Para que entendamos esto en plenitud debemos considerar una verdad que es fundamental, y es que el hombre es esencialmente un espíritu. El hombre no tiene un espíritu dentro de su cuerpo, el hombre es espíritu.

Cómo fuimos creados

Nuestra principal naturaleza no es la natural, sino la espiritual, ya que antes de ser seres humanos fuimos espíritus conocidos y nombrados por Dios

(Jeremías 1:5)”Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.”

Él es el Padre de todos los espíritus y ésta, es la verdadera y eterna naturaleza que nos da la identidad y el entendimiento de nuestra procedencia.

(Efesios 1:4)”Según nos escogió antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin manchas delante de él.”

Dios creó al hombre tal y como él es, lo creó con una capacidad divina para conocer todas las cosas. Los científicos afirman hoy en día que el hombre usa tan sólo un 2% de su habilidad mental y alguien super dotado como Albert Einstein usa el 10%.  Pero este no es el diseño original de Dios para su más sublime creación.

El espíritu y el alma de Adán estaban revestidos de toda la inteligencia, la sabiduría, el conocimiento y poder para gobernar toda la creación, de manera simultanea, la natural y también la espiritual. Adán podía percibir el mundo natural con sus sentidos físicos pero al mismo tiempo tenia los sentidos espirituales totalmente activos y podía ver la realidad espiritual en todas sus dimensiones.

También puedes leer: Cómo Es El Infierno En Su Manifestación | Cuál Es La Misión Del Diablo

 Fuimos creados con dominio y autoridad

Adán podía ver los árboles en el paraíso que Dios le dio para que comiese de su fruto, y los árboles espirituales, el del conocimiento del bien y del mal, y el de la vida.

Él hablaba con el Padre y con los animales, su espíritu y su percepción tenían la facultad de discernir el significado y la intención de cada sonido emitido por la creación y conocer lo que cada especie estaba diciendo.

Dios le había dado el dominio y la autoridad sobre ellos, y por esto, podía comunicarse con ellos. Claramente  conociendo esto no se extrañaron de que la serpiente hablara, era algo normal para ellos.

Cuando Adán le coloco nombre a los animales, no lo hizo al azar. El nombre tiene que ver con la naturaleza y los atributos de cada ser creado. Luego entonces, Adán vio todas las características que definían cada especie animal y les dio el nombre apropiado. Conocía aún como pensaban, ya que llamo a la serpiente  “astuta” lo cual es una facultad mental.

Esto era posible porque toda su naturaleza terrenal estaba revestida de la gloria de su espíritu, el cual era depósito de la vida misma de Dios. Incluso Adán y su mujer estaban revestidos de Cristo, quién es la luz primera, por quién fueron hechas todas las cosas y por quién todas subsisten. Es en él, donde están contenidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

(Colosenses 2: 2-3)”Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.”

¿Que contenia los pensamientos de Adán?

Los pensamientos de Adán estaban continuamente iluminados por la multiforme sabiduría de Dios, él solo conocía todas las cosas. El hombre fue hecho de creatividad, arte, e inventiva.

Estaba lleno de gozo ya que su espíritu respiraba continuamente el amor de su Padre, lo cual lo llenaba de plenitud, era rey de toda la creación y ésta le servia para todo propósito que subiera en su corazón. Fue creado para ser el arquitecto de Ciudades llenas de la gloria de Dios, él era un verdadero hijo de Dios.

¿Somos espíritu?

Si te preguntan ¿Quién eres? parece muy fácil de contestar. Pues, seguro dirás, Soy “Ysaura Perez”. Ese tan sólo es tu nombre. Entonces si te vuelven a preguntar ¿Quién eres?. Pensarías dos veces y responderías, soy  Ingeniero y trabajo para tal empresa . Y te contestan esa es tu profesión ¿pero quién eres? Y es ahí donde empieza el verdadero conflicto en el interior. ¿Quien es realmente ese ser revestidos de lo que pensamos que somos?

El hombre es un espíritu, que habita en un cuerpo que se comunica y percibe el mundo exterior a través de su alma.

Somos un espíritu que proviene de Dios

De la misma forma que el hombre exterior puede ver, oír y percibir el mundo material, el espíritu del hombre puede ver, oír y percibir  el mundo espiritual. Cuando entendemos que somos espíritu no tenemos que hacer un gran esfuerzo para ser espiritual porque eso es lo que soy.

Usted querido lector(a), es un espíritu, por lo tanto tiene todo lo que necesita para ser espiritual. Nuestro espíritu salió de Dios; él nos conoce desde antes de la fundación del mundo, porque estábamos en él y salimos de él.

Un espíritu que proviene de Dios

De esta manera el gran “Yo soy”, nuestro Dios creador, determinó que de él mismo proviniese una criatura de su misma sustancia y naturaleza.

Este ser tendría en sí mismo las facultades, el gobierno, la inteligencia, la sabiduría, la creatividad, el poder y todos los atributos del Padre inherentes a su divina genética. Nuestro espíritu es esta sustancia divina de la cual fuimos formados.

Es esencia, eso es lo que somos, espíritu que proviene de Dios.

(Hebreos 12:9)”Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos.”

En el mundo natural solamente un padre puede impartir identidad a un hijo. Crecer al lado de un verdadero padre nos da una identidad firme y segura para caminar por la vida. Cuando el padre es amoroso, se preocupa por su hijo, lo corrige, lo afirma y lo enseña. Crea en el hijo una personalidad estable. Pues esto hace que el hijo se sienta seguro y orgulloso de ser el hijo de tal padre.

La figura materna por más amorosa y dedicada que sea, puede que le de muchas cosas a su hijo pero no le da identidad. Es de nuestro padre que tomamos el apellido que determina nuestra genealogía y nuestra procedencia, esto es parte de nuestra identidad lo que identifica a que familia pertenecemos.

El hombre es un espíritu encarnado

Debemos entender que a diferencia de los ángeles y los demonios, el hombre es el único espíritu creado para operar en dos dimensiones simultáneamente. El hombre es un espíritu encarnado.

Para que lo espiritual y lo terrenal puedan funcionar unidos, era necesario un tercer elemento que los comunique y los hiciera compatibles entre sí. Para esto creó Dios un magnifico aparato al que llamó “Alma”.

(Génesis 2:7)”Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Y soplo en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un alma viviente.” 

Al soplar Dios aliento en el cuerpo de barro. Conformó dentro de él, no sólo el espíritu humano, sino también, este tercer elemento. Entonces como fuimos creados un espíritu que habita en un cuerpo y tenemos un alma. Para entender y procesar tanto el mundo espiritual como el mundo natural . Somos la única creación con una composición tripartita.

El alma está hecha de la misma sustancia etérea que el espíritu.

(Tesalonicenses 5:23)” Y el mismo Dios de paz os santifique por completo. Y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”

La definición de lo que es cuerpo físico es tan amplia, que definirlo como cabeza, tronco y extremidades es quedarnos sumamente cortos ante lo que es esta maravillosa máquina de la física humana. Nuestro organismo esta compuesto por ocho sistemas y múltiples órganos interconectados entre sí.

Como funciona el espíritu y el alma

El cuerpo humano es tan complejo y está creado en una forma tan sobrenatural. Nuestro espíritu y nuestra alma están hechos de una serie de sistemas y órganos que les permiten discernir y conocer tanto el mundo espiritual como el natural.

El espíritu del hombre no tiene acceso al mundo natural a no ser a través del alma. Como por ejemplo: una película grabada en un DVDs, si no tengo un aparato reproductor de DVDs no podre ver esa película. Ya que ese reproductor posee un decodificador que traduce lo que está grabado en la superficie del disco, a una imagen visual a mi televisor. Permitiéndome ver la película.

Aquí la comparación es la siguiente. El alma es ese reproductor de materia espiritual que decodifica las cosas del espíritu y las dimensiones del reino invisible. Las hace comprensibles, visibles y audibles.

El alma es lo que hace al ser humano un ser diferente de cualquier otro espíritu angélico o demoníaco. Es la máquina perfecta que unida al espíritu, le da al hombre la capacidad de gobernar y de interpretar cualquier dinámica espiritual ya sea de Dios o del diablo.

El ser tripartito: El espíritu, alma y cuerpo

El alma del hombre, abarca todo lo que es, el espíritu humano. Es como un espejo que refleja todo lo que es el espíritu para luego decodificarlo. Una vez que el alma interpreta lo que viene del espíritu, lo transfiere al cuerpo, ya que las tres partes del ser están intrínsecamente ligadas entre sí.

El alma como tiene los mismo componentes que el espíritu, puede subsistir de forma autónoma y ser independiente del espíritu.

Después de la caída, el alma tomo el control del cuerpo y la forma como fuimos creados por Dios, se perdió. Se decodifico la forma como fuimos creados, entonces el alma se volvió independiente del espíritu.

La identidad pierde la fuente de su procedencia

Dios creó el alma del hombre para que pudiera interpretar el Espíritu de Dios, el cual moraba en Adán. Esto hacía que esta extraordinaria maquinaria jamás antes creada fuera tan codiciada por satanás.

Un aparato que podía interpretar, traslucir y manifestar todo lo que era Dios, también podría interpretar a todo espíritu de las tinieblas. Un instrumento diseñado por el creador para gobernar la tierra.

Satanás viendo la grandeza y la perfección del alma, la codicia para sí mismo. Este es el instrumento el cual el quiere apoderarse. Le daría acceso al gobierno de la tierra y a la destrucción sus nuevos adversarios, los hijos de Dios. Entonces es por esto que el maquina su plan y posee a la astuta  serpiente para engañar al hombre y a su mujer.

El alma tenía dentro de sus complejos órganos, uno que es muy especial llamado libre albedrío o la capacidad de escoger. Si el diablo lograba sembrar la duda en el corazón de ellos en cuanto a la palabra de Dios. Obtendría su objetivo, que fue lo que sucedió.

(Génesis 2:17)”mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

(Génesis 3:4-5)”Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis. Sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.”

También te podría interesar: Quien es Jehová – Revelación Acerca de La Paternidad De Dios

Comer del árbol de la vida era la provisión divina para que el hombre viviera eternamente en el paraíso. Y el árbol de la ciencia del bien y del mal era la alternativa. Era el activador del reino de las tinieblas que separaría al hombre de su Padre y de su Dios.

Consecuencias por la desobediencia

La consecuencia de haber comido de éste, fue la separación de las dimensiones del Espíritu de las de la tierra. Cuando Adán y su mujer dieron este paso y decidieron comer del conocimiento alternativo, murieron a la comunión con Dios.

Su espíritu cayó en estado de adormecimiento y el alma del hombre que estaba recubierta por el resplandor de su espíritu, quedó desnuda y condenada a muerte. Es la condición del espíritu ya sea vida o muerte (adormecimiento) la que determina el destino final del alma.

Tras la caída el señorío y el poder dejaron de estar en potestad del espíritu y ahora el alma sería reina y señora del ser humano, gobernada por el conocimiento y sabiduría de las tinieblas.

Es aquí donde surge el “Ego” o “Yo” del hombre, el cual se opone al espíritu, lo mismo que los dos árboles se oponen entre sí.

El árbol de la vida es Jesucristo, quien es la luz del conocimiento eterno. La luz primera, que ilumina el entendimiento del espíritu para conocer a Dios y sus insondables misterios. Es la vida misma del espíritu que vivifica todo el ser; espíritu, alma y cuerpo, para llenarlo de su misma esencia eterna.

El alma despojada de Dios, ésta bajo la luz de la ciencia y del conocimiento terrenal. Lo mismo que el hombre religioso o carnal, esta en tinieblas y siente el gran vacío interior que proviene de su espíritu dormido. Se siente huérfano y su identidad depende del valor y de las palabras que otros le digan, o de un mundo de fantasía creado por sí mismo.

El hombre cuando es concebido de la vida del Espíritu de Dios, por medio de Jesús. Sabe que es un hijo de Dios y recibe de él su identidad.

Quizás te interese leer: La Obediencia A Dios Como Principio De Reino,Trae La Mayor Recompensa

Fuimos creados para morar en su presencia

Antes de conocer y venir a Cristo. Nuestro espíritu esta despierto al mundo de las tinieblas, y muerto a Dios por causa del pecado. Entonces cuando venimos a Dios a través de una conversión genuina, por medio de un arrepentimiento sincero, aceptando el sacrificio de Jesús en la cruz, nuestro espíritu vuelve a vivir para Dios. No solamente somos espíritu y lo que cambia nuestra perspectiva es que su palabra dice: (1 Corintios 6:17)”Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.”

En la medida que vamos madurando nuestra relación y el conocimiento de Dios, el mundo espiritual se nos va haciendo mucho más perceptible. Un encuentro vital y continuo entre los dos espíritus, el de Dios y el nuestro.

Le invito a que busque cada revelación de Dios a través de su Espíritu santo, que usted pueda experimentar las maravillosas y gloriosas manos de Dios obrando en su vida. No se limite a conocer de Dios, al contrario escudriñe cada revelación dada por Dios.

Gracias a Jesús por las revelaciones que le da a sus siervos. Y a ellos porque toman el tiempo para buscar con hambre y sed su revelación. Que Dios los guarde y les bendiga siempre.

Te recomendamos leer: 4 Diseños De Dios Y Su Significado Espiritual.

Seguidora de Jesús… Me encanta compartir todo lo que identifica a Dios como creador de los Cielos y la Tierra; y sobre todo lo que realmente edifique a las personas. Agradecida con él por permitirme hacer lo que me gusta escribir para Ustedes… “Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa. Romanos 1:20”

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here