10 Argumentos Según La Biblia – Para Sanar Las Heridas Del Corazon !!

Los argumentos según la biblia, que estaban establecidos antes de Cristo viniese a la tierra, acerca del perdón, eran muy diferentes a los que Jesús al llegar al mundo, dejo plasmado en el corazón de todas las personas. Antes que Jesús viese a estar entre todos nosotros, se decía, entre los gentiles y judíos de esa época lo siguiente, acerca del perdón:

Mateo 5: 38

Oistes que he dicho: ojo por ojo y diente por diente.

Pero al venir Jesus a la tierra cambio totalmente estos paradigmas o argumentos, y estableció lo siguiente en contra de tales cosas, antes mencionadas:

Mateo 5: 39-48

Pero yo os digo ahora: no resistáis al que es malo. Antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuelve también la otra. Y al que quiera ponerte pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa. Y cualquiera que te obligue a llevar con el carga por una milla, lleva con el dos. Al que te pida, dale, y al que quiera tomar de ti prestado no se lo rehúses.

Oistes que fue dicho: Amaras a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos. Bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen y orad por los que os ultrajan y persiguen. Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.

Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

A continuación, se mostraran las diferentes razones y argumentos, según la biblia, que trae el perdonar, y también las cosas negativas que puede traer consigo, la decisión de no personas a alguien o algo que nos ha herido.

oraciones en la biblia

10 Argumentos para perdonar – Y tener una vida en Abundancia.

1.- La ofensa.

Para guardarle rencor a una persona, debemos haber percibido o sentido algún tipo de ofensa a través de alguien más. Y es allí donde inicia una serie de procesos en nuestros corazones, donde sentimos ganas de odias y guardar rencor. A través de los 10 argumentos, que establece la biblia para perdonar, podremos entender las verdades de la biblia.

La ofensa, es la puerta para que la personas, guarde rencor en su corazón, por el motivo que sea. Aunque la ofensa, logre entrar en nuestras vidas, no necesariamente por esa razón vamos a tener que guardar el rencor, pues en ese momento podemos decidir sencillamente, perdonar esa ofensa y no recordarla más.

Pero que pasa, cuando el deber como hijos de Dios, es no guardar esa ofensa, sino personas, y en cambio a lo antes mencionado se nos hace más fácil, guardar la ofensa en nuestros corazones. Los más seguro que sucede al guardar la ofensa, y no sacarla de nuestras vidas a través del perdón, es que nos comencemos a secar cada día más por dentro.

La palabra de Dios dice, acerca de guardar nuestros corazones de las ofensas y faltas de perdón:

Proverbios 4:23

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Proverbios 4: 23

Si no guardamos nuestro corazón, de las ofensas, y dejamos que el rencor forme parte de él, según la biblia, no vamos a brotar de nuestros corazones cosas buenas sino cosas malas. Por eso muchas veces te puedes preguntar, porque te pasan tantas cosas desagradables en tu vida, si a tu parecer tu estas bien.

Pero debes examinar tu corazón, y ver si de verdad están brotando vida o muerte de el. Por qué puedes estar vivo en este momento, pero si estas lleno de rencores hacia las personas, hacia Dios e incluso hacia ti mismo, tengo la penosa oportunidad de decirte, que realmente eres un muerto que camina.

Leer También: Que Es Ser Tolerante – 4 Pasos Efectivos Para Lograrlo!!

Argumentos Según la Biblia

2.- La doble víctima.

Es cierto, que al ser ofendidos por alguien es normal, que te sientas mal, te duela, porque eres un ser humano, que tiene corazón y por consecuencia, vas a sentir. Por otra parte, en medio de las ofensas existen dos personas, el ofensor, quien emite la ofensa, y la victima la cual la recibe.

Debemos entender, que desde este punto de vista ofensor y victima, el ofensor siempre será ofensor y ya. Mientras que la victima en algún momento no será solo una victima, sino doble victima ya que será perjudicada por ella misma, por haber guardado el rencor en su corazón y no haber tomado la decisión de perdonar rápidamente al ofensor.

Se ve un poco cruel, pero es totalmente cierto, mientras el ofensor sigue su vida ofendiendo con o sin conciencia de lo que está haciendo, la victima habrá sido doblemente destruida, uno por el ofensor y por segunda vez por ella misma.

La doble victima por guardar el rencor en su corazón, estanca o detiene las bendiciones que Dios tenia planificadas para ella, se puede enfermar, pues científicamente esta comprobado, que guardar rencor afecta a diferentes órganos tales como, el color irritable, también se ha hablado mucho sobre el cáncer, y así centenares de enfermedades que esta muy bien relacionadas a la falta de perdón.

Lee También:  Cómo Aplicar El Significado De Efesios 2:10 En Nuestra Vida.

Por otra parte, el ofensor que quizás no sabe que ofendió, y solo quizás porque también puede estar consciente de lo que hizo, e igual seguir subida como si no ha pasado nada, mas sin embargo a esta persona la podemos ver muchas veces prosperando.

Y es en ese momento cuando se pregunta la víctima, porque razón yo que soy la ofendida, yo que soy la afectada, me esta yendo tan mal, y aquella personas que me ofendió o me hizo tanto daño, no le pasa nada malo, por el contrario esta siendo hasta prosperado.

La respuesta a estas serie de preguntas, que muchas veces se hace la víctima, es que mientras el ofensor sigue su vida, seguramente el no reconoce que ofendió, pero tampoco esta guardando rencor ya que a el no le han hecho ningún daño. Por otro lado la doble víctima, sigue ofendida y no perdona, y en vez de caminar hacia a delante, comienza a caminar hacia a otras y no prospera.

temor de Dios

3.- El perdón, es una decisión.

El perdón, no es algo que de repente en el momento vas a sentir, pero es una decisión muy personal que debes hacer, según lo que dicen las escrituras. Si eres un hijo de Dios, realmente entonces debes hacer su voluntad. La palabra de Dios dice que todos aquellos que dicen ser hijos de Dios, lo son solo si hacen su voluntad.

Y la voluntad de Dios que tu perdones rápidamente a tu ofensor, a sino sientas las ganas para hacerlo, y que no solo eso también, mantengas firme tu decisión ante el de haberlo perdonado. Y cuantas veces tenemos que perdonar las ofensas de las personas, pues la biblia nos dice que todas las veces que sean necesarias debemos perdonar.

Lucas 17. 3-4

Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Cada vez que tengas oportunidad de perdonar nunca la desperdicies, y si debes tu pedir perdón también debes hacerlo. No es lo mismo que una persona extraña te ofenda, pero diferente es cuando alguien muy cercano a ti lo haga, pues de esa manera duele mucho mas. Pero ¿ A quienes debemos perdonar? ¿Solo al que me pide perdón? Estas es Otra pregunta que siempre la persona ofendida se hace.

Tipos de ofensores.

Es muy importante que sepamos que existen varios tipos de ofensores:

  • Aquellos que te ofendieron, y no saben que lo hicieron.
  • Aquellos que ofendieron, y reconocen que lo hicieron.
  • Aquellos que ofendieron, pero aun conociendo su falta, nunca lo admitirán.
  • Aquellos que ofenden, y que si tú les das la oportunidad, te van a volver a ofender sin remordimientos.

4.- ¿ A quienes debemos perdonar?

Luego de haber conocido según la biblia, las clases de ofensores que existen en la vida, debemos reconocer a quienes de todas estas personas, debemos perdonar, según no los demanda nuestro Dios. Debemos perdonar:

  • Al que nos ofendió, sin culpa.
  • Al que me ofendió, pero no quiere reconocerlo.
  • Al que me ofendió, y pidió perdón pero continúa ofendiéndome.

Debemos perdonar a todos, pero a todos los que nos hayan ofendido, porque la palabra dice que si no perdonamos a todos los que nos han faltado, Dios tampoco perdonara nuestros pecados y ofensas.

5.- El arma mas poderosa contra nuestros enemigos.

Sin duda alguna el arma más poderosa, contra nuestros enemigos debe ser, el perdón. Es la única manera que no pasemos de ser víctimas a dobles victimarios. Y de esa manera no nos destruyamos a nosotros mismos.

En la biblia, nuestro señor Jesús, nos muestra un gran ejemplo del perdón, al orar en medio de todo su sufrimiento a Dios, para que perdonara, a todas aquellas personas que en ese momento se habían convertido en sus ofensores o jueces:

Lucas 23: 34

Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.

Jesús, nos dejó la mejor arma para defendernos en contra de nuestros enemigos, perdonas y orar por ellos.

6.- El poder de consolar.

Dios nos invita a perdonar, y nos dice las consecuencias que trae el hecho de no hacerlo a nuestras vidas. Pero muchas veces aunque tomamos la decisión inmediatamente de perdonar a nuestro ofensor, todavía podemos seguir sintiendo ese dolor que deja la ofensa, eso no quiere decir, que no hayas perdonado de corazón. Solo que el ofensor dejo una herida abierta, que aunque por ahora a pesar de haber perdonado, sigue doliendo, Dios la va comenzar a suturar, y luego a curar día tras día.

Las heridas, son cosas que vamos a tener que llevar a Dios, para que el sane a través de su amor y su consolación, sin embargo desde ahora te digo que quizás no será un proceso rápido, pues llevara su tiempo, pero no dejes de pensar que asi sientas dolor, Dios esta haciendo la obra en tu vida, y pronto veraz la recompensa.

En la biblia Dios, nos habla acerca de la consolación que viene de su parte cuando nos sentimos heridos o desconsolados:

2 Corintios 1:3-7

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios.

Porque así como los sufrimientos de Cristo son nuestros en abundancia, así también abunda nuestro consuelo por medio de Cristo. Pero si somos atribulados, es para vuestro consuelo y salvación; o si somos consolados, es para vuestro consuelo, que obra al soportar las mismas aflicciones que nosotros también sufrimos. Y nuestra esperanza respecto de vosotros está firmemente establecida, sabiendo que como sois copartícipes de los sufrimientos, así también lo sois de la consolación.

que es la verdad

7.- Después del sufrimiento Viene el Gozo.

Sin duda alguna, dependiendo cual haya sido el tamaño de la ofensa, esta puede dejar lágrimas, sufrimiento y aflicción. Y aunque estas son cosas, que se deben decir, también tienes una buena noticia, pues el Dios de promesa en la biblia te dice:

Lee También:  Cualidades Que Definen A Un Hombre de Verdad... Mas Allá De Las Palabras

1 Pedro 5:10

Y, después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables 1 Pedro 5:10

Que gran bendición, Dios nos deja una promesa, y nos dice: se que estas sufriendo, pero también se que haz decidido perdonar a tu ofensor, y por esa razón no te dejare solo o sola en medio de tus tribulaciones, por e contrario estaré contigo, y no solo eso limpiare tus lágrimas, y luego que todas tus lagrimas pasen, te afirmare y te hare más fuerte, e incluso mas grande.

Estas promesas, son para todas aquellas victimas que han decidido personas, creo que es mejor que decidas perdonas, y no llevar esa carga de dolor y sufrimiento su solo, ya que lo mas seguro según la palabra, es que en cualquier momento, comiences a caminar sin darte cuenta, hacia atrás aunque tu creas en tu realidad que estas avanzando.

Alégrate de la vida como viene, pues en ella hay tiempo para llorar, hay luto, hay conquistar, hay risas, tiene muchas cosas. Y eso no quiere decir que debamos ser masoquistas, solo que debemos aprender a vivir con todas estas cosas, para que le podamos dar espacio a las bendiciones que vienen detrás de todas las cosas malas que nos puedan pasar. y son estos 10 argumentos, que nos darán la clave, para poder sanar nuestros corazones, de algunas ofensas que otras personas nos han hecho.

La palabra de Dios dice: Que a los que aman a Dios, todas pero todas las cosas les ayudan para bien. Romanos 8. 28 Si quieres llorar hazlo, pero no te escondas en la televisión, en los amigos, en el cigarrillo, en el alcohol o en cualquier otra cosa tratando de hacer como si nada te paso, solo por no querer vivir el luto.

que es el evangelio

Cuando reacciones y ya no estén ninguna de estas cosas será mucho mas fuerte para ti, pues estarás en vuelto en otra cantidad de problemas a los cuales ya no veraz la salida.

Llorar, no es de débiles es de fuertes, pues las personas que esconden sus emociones en todas estas cosas del mundo para verse aparentemente fuerte, y decir que siguen adelante porque son muy fuertes, realmente son las personas mas débiles del mundo, pues no son capaces de aceptar ni vivir su luto. Las personas heridas, suelen colocar siempre, para no perdonar 10 argumentos en su contra, que no les permite avanzar.

Estas personas, son las que pasa y pasa el tiempo y nunca logran cambiar, porque realmente no están aprendiendo nada de las adversidades que han pasado, ya que siempre están tratando de vivir una vida de apariencia ante el mundo, cuando por dentro están totalmente heridos y muertos.

Isaias 57. 15

Porque el Altísimo, el que vive para siempre y cuyo nombre es santo, dice: «Yo vivo en un lugar alto y sagrado, pero también estoy con el humilde y afligido, y le doy ánimo y aliento

8.-  La meta del Perdón.

La meta del perdón, es sin duda alguna, primero guardar nuestro corazón pues de el emana la vida, pero la segunda meta es volver amar. Pues después que salimos de una decepción, se te puede tornar difícil volver amar y confiar en las personas, pero el perdón te ayuda a volver a amar y encontrarte contigo mismo y con Dios.

La tercera meta, en cerrarle la puerta a satanás y no permitir que el rencor vuelva a entrar a nuestras vidas. Y la manera de cerrarle la puerta es pararse al frente del ofensor y decirle yo te perdono, asi no me pidas personas, o no lo reconozcas, pero yo te perdono.

9.- La ofensa se convierte en un espada contra los que te aman.

Si no perdonas, llevaras esa herida, la cual no te permitirá amar a los que te están amando y no te están haciendo ningún daño. Pensaras que todo el mundo te quiere hacer daño, cuando realmente te pueden estar queriendo ayudar.

Así que hay que tener mucho cuidado con esto, debemos soltar esa falta de perdón, y comenzar a valorar a todas las personas, que están alrededor de nosotros y realmente nos aman, y no nos quieren hacer daño. Todos los que se acercan a ti son los que reciben el resultado de tu no haber perdonado. Es mejor que dejes que Jesús te sane tu corazón, para volver estar con alguien o establecer una relación con alguien más.

10.- No hay que hacer memoria de las ofensas.

Dios en su palabra el dice, que el no nos hace memoria de nuestras ofensas, pero tu debes hacer lo mismo cuando perdones, no debes estar recordándote a ti mismo, pero tampoco a la otra persona que te ofendió, sus ofensas. Pues entonces realmente no abras perdonado de corazón.

Con el ofensor muchas veces hay que poner distancia, aun cuando el ofensor es alguien que ha golpeado a alguien físicamente. La ofensa te acerca mas a Dios, no te aleja, si perdonas. Cuando hay un verdadero arrepentimiento, la personas puede lograr ser mucho mejor que antes.

Leer también: 3 Atributos de Dios: Omnipotente, Omnisciente Y Omnipresente !!

Reflexion.

La reconciliación, entre la víctima y el ofensor, puede ser un poco mas lenta que el hecho de personar. Pues Dios tiene que comenzar a trabajar en los corazones de estas personas, antes de una verdadera reconciliación. Mas sin embargo hay momentos y situaciones donde lamentablemente no puede establecerse una reconciliación.

Es decir, puedo perdonar, puedo no recordarle a mi ofensor sus ofensas, y seguir mi vida con Dios de la mano. Pero hay casos como el hecho de que haya existido gran violencia como golpes o violaciones de parte del ofensor, y lamentablemente no puedes convertirte en el mejor amigo de esas personas. Aunque como ya se mencionó si puedes perdonarlo, pero rápidamente poder distancia, pues puede ser peligroso para tu vida.

Estos 10 argumentos según la biblia, que hablan sobre el perdón, nos permite entender mucho mas el amor de Dios.

que es ser tolerante

> Ver también Este Video (Mejor prevenir que lamentar)

1 comentario
  1. Otto dice

    el perdon es in proceso

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.